Orica abrirá dos nuevas fábricas de explosivos en Colombia

En una producirá detonantes eléctricos y en otra, emulsiones. Esta multinacional australiana vende entre 9.000 y 10.000 millones de dólares al año. En Colombia facturó $ 128.000 millones en el 2014.

Orica abrirá dos nuevas fábricas de explosivos en Colombia

Archivo Portafolio

Orica abrirá dos nuevas fábricas de explosivos en Colombia

Empresas
POR:
junio 19 de 2015 - 01:40 a.m.
2015-06-19

El próximo año se espera que comience a operar en Colombia una nueva planta de Orica Mining Services para producir detonantes eléctricos que suplan las necesidades del mercado local. Y en un lapso que podría ser inferior a un año, también podría abrir otra fábrica de emulsiones.

Su CEO global, Alberto Calderón Zuleta, quien está de gira por el continente e hizo escala en el país acompañado de la junta directiva de la firma para realizar contactos con el Gobierno, sus socios y clientes, anunció que, si se cumplen los planes, el primero de los montajes industriales incorporará una tecnología de punta denominada EPS (por su sigla en inglés), con lo cual se reemplazarán un millón de detonantes que demandan los clientes locales por año y que se están trayendo de Chile.

Estos representan ventas por unos 15.000 millones de pesos anuales, es decir, aproximadamente el 8,2 por ciento de la facturación nacional, si se tiene en cuenta que el año pasado la empresa reportó ante la Superintendencia de Sociedades ingresos por 128.000 millones de pesos. La inversión aún no ha sido calculada.

La planta de emulsiones, también de última tecnología, sería igualmente desarrollada con Indumil y requerirá de 15 a 20 millones de dólares. Actualmente Orica avanza en una negociación con un segundo socio para llevar a cabo el proyecto.

“Tan pronto se tome la decisión, se puede montar en seis meses”, indicó Calderón.

Sería la tercera sociedad con Indumil, pues ambas operan una fábrica de detonadores no eléctricos.

“No puedo adelantar más, pero la empresa está dispuesta a invertir en Colombia y expandir sus operaciones”, dijo Calderón.

OPERACIÓN MUNDIAL 

Esta multinacional australiana es considerada la principal proveedora mundial de explosivos de uso comercial: tiene operaciones en 50 países y vende sus productos en 100. Factura de 9.000 a 10.000 millones de dólares al año en productos como dinamita encartuchada y emulsiones para la minería, canteras y para construcción. Su tamaño es tal que cuenta con 14.000 trabajadores. No obstante, este año no ha sido nada fácil para ella. Su reporte de mitad de año, que se conoció en marzo, da cuenta de que aunque vendió la misma cantidad de productos que en el periodo anterior, la utilidad operacional cayó un 3% y al terminar el año fiscal, en septiembre, podría decrecer 5% en volumen, de acuerdo con Calderón. La suma en dólares no ha sido revelada:

“Vamos a producir alrededor de 3,8 millones de toneladas, que es lo que vendemos en el año. El decrecimiento es poco si se considera que las petroleras caen 40 a 50 %”.

El directivo resaltó que el reto en la actual coyuntura de crisis en los precios de los commodities es ayudarles a los clientes a ser más competitivos, mediante la adopción de mejores tecnologías. “Los explosivos representan solo el 4 % de los costos mineros, pero afectan el 60% del total. Por ejemplo, en la operación de carbón, primero se vuela la roca, se recoge el material, se separan las piedras de carbón, este se lleva en pilas y se exporta. Una mala explosión vuelve el proceso mucho más costoso”, advirtió.

Calderón, quien es considerado el ejecutivo colombiano mejor posicionado internacionalmente y fue confirmado en la presidencia de Orica el 20 de mayo pasado, ubica a América Latina como el tercer lugar de importancia entre las plazas de la firma, después de Australia y Norteamérica. Acá cuentan con alrededor del 40 por ciento del mercado.

“En Australia vendemos más o menos un millón de toneladas de explosivos al año, en EE. UU. cerca de 1,1 millones y en Latinoamérica son como 700.000 toneladas”, añadió. En Colombia se venden cerca de 150.000 toneladas.

Con la autoridad que le da el haber sido presidente de Ecopetrol y de Cerrejón, así como gerente de la EEB, Calderón apuntó que Colombia sigue siendo de los países más competitivos del mundo en extracción de carbón, pero las regalías y los impuestos a los explosivos están calculado para épocas de boom y no de crisis, como la actual. Precisamente este fue uno de los temas que los directivos de Orica trataron este jueves con el alto Gobierno.