Oro: ¿buen refugio ante la turbulencia? Vea cómo participar en este mercado

El descalabro de las acciones y el desplome del crudo motivan a los inversores a optar por activos más seguros como este metal.

Oro

Desde 1991 el mercado de oro en Colombia quedó libre después de que el Banco de la República dejara de ser el único comprador de ese metal.

Empresas
POR:
sebastián rojas
febrero 12 de 2016 - 09:09 a.m.
2016-02-12

El oro saltó el jueves más de 5 por ciento y tocó un máximo en el último año debido a la incertidumbre financiera, la depreciación del dólar y la caída de las plazas financieras, que llevaron a los operadores a buscar refugio en el metal dorado.

De las cifras se destaca que el volumen negociado de futuros alcanzó su mayor nivel desde 2014, pues los inversores están cada vez más preocupados por la rentabilidad de los bancos en un ambiente de bajas tasas de interés.

El gran repunte se alcanzó después de que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijera que no se descarta la opción de tasas de interés negativas en Estados Unidos.

Aunque el oro al contado ha subido casi un 18 por ciento en lo que va de este año –luego de tres años de caídas- algunos analistas concuerdan en que este rebote será cuestión de unos días y la tendencia a la baja volverá.

Sin embargo, otros expertos consideran que es un buen momento para recomponer el portafolio y considerar este metal como un activo refugio.

Portafolio.co le explica cómo hacerlo sin importar si busca inversión, ahorro o especulación.

¿CÓMO COMPRAR?

Desde 1991 el mercado de oro en Colombia quedó libre después de que el Banco de la República dejara de ser el único comprador de ese metal.

Hoy, muchos inversores pequeños pueden realizar transacciones desde su casa con cantidades mínimas -desde 50 dólares en adelante- y a través de plataformas electrónicas.

En un par de segundos, los interesados pueden comprar y vender oro, en físico como cualquier otra materia prima o por medio de opciones del mercado bursátil, ver en tiempo real las cotizaciones y los movimientos al instante.

Una de las plataformas que vende oro físico es Bullion Vault. Por medio de esta, cualquier ciudadano puede acceder al mercado internacional y comprar un gramo de oro como mínima inversión. Las cantidades físicas que compre se guardan de manera segura en Nueva York, Singapur, Zurich, Londres o Toronto.

No se tarda más de cinco minutos en abrir una cuenta gratuita y además, cuenta con el respaldo del ‘World Gold Council’, organización que fomenta el mercado del oro.

Pero si su interés gira alrededor de las opciones bursátiles, existe la posibilidad de invertir en índices de compañías que transan con oro, comprar índices que replican el oro o el mercado de futuros de oro, que funciona parecido al del petróleo.

Los contratos de futuros son acuerdos que obligan a las partes a comprar o vender un determinado número de bienes o valores en una fecha futura y determinada, a un precio establecido con anterioridad.

Todo esto se hace a través de cuentas con firmas comisionista que tengan acceso a plataformas como ETF GLD, requiere de una cuenta en el exterior, o CME, donde puede empezar a invertir con un mínimo de 5.000 dólares.

Según Juan Villegas, experto bursátil, el oro también puede ser negociado a través de empresas que operan en esta industria como Mineros, para el caso colombiano, o Newmont, en la bolsa de Nueva York.

¿ES EL MOMENTO PARA COMPRAR?

La tormenta financiera actual está obligando a muchas personas a buscar opciones de inversión que les ofrezca un refugio.

Después de que la Reserva Federal subiera su tasa de interés en diciembre pasado, por primera vez desde la crisis de 2008, el dólar dejó de ser un activo refugio y durante las últimas tres semanas ha logrado valorizaciones significativas.

Camilo Silva, socio y analista de Valora Inversiones, considera que el mercado está viendo un “gran potencial en el oro como activo refugio para el corto y mediano plazo mientras se definan algunas variables” que permitan calmar la turbulencia actual.

“En este momento la economía empieza a resentirse por la reducción de las perspectivas sobre el futuro global y esto está produciendo mucho nerviosismo en el mercado. Por eso, los inversores están empezando a fijarse en activos como el oro o en bonos”, puntualizó Silva.

Por su parte, Felipe Campos, gerente de Investigaciones Económicas de Alianza Valores, sugiere que el oro no es un sustituto de las acciones y funciona como un complemento: “aunque su cotización es muy volátil, tiene la característica de diversificar los portafolios de inversión.

Sin embargo, la recomendación de Campos es que la participación en el portafolio no puede ser superior al 5 por ciento porque cuando los mercados se estabilizan, el oro perderá su ‘rally’ y bajará lo escalado.

El oro se seguirá volviendo atractivo a medida que el dólar siga subiendo porque las ganancias del metal se pagan en billetes verdes, pero para los expertos aún no es el momento dorado del metal. Ese será en 4 años cuando el dólar deje de ser el ‘mandamás’ de los mercados.