Otorgan primer certificado de calidad a cultivo de papa

La norma Eurepgap ya está en manos de Alejandro Estévez, quien produce semilla limpia del tubérculo.

Papa

Archivo Portafolio.co

Papa

POR:
agosto 21 de 2012 - 12:52 p.m.
2012-08-21

La certificadora europea GlobalGap entregó el primer aval a un cultivo de papa del municipio de Subachoque (Cundinamarca).

El beneficiario fue la empresa Plantar de Colombia, dedicada a la producción de semilla limpia y certificada del tubérculo. “Nos lo dieron para tres procesos: en la producción de minitubérculos en ambiente controlado de invernadero, en la multiplicación de papas en campo y, en tercer lugar, para todos los procesos de selección y almacenamiento de los tubérculos”, explicó Alejandro Estévez, gerente de Plantar.

El proceso comenzó hace tres años –dijo Estévez–, de la mano de la multinacional Bayer CropScience, que lo acompañó con asistencia técnica durante todo este tiempo. “Con estos procesos certificados podremos ofrecer a los clientes un producto con altos estándares de calidad”, anotó el empresario.

A los trabajadores les aseguramos que los procesos de producción de la papa no atentan contra su salud, sanidad y bienestar. “En cuanto a la administración del negocio, la certificación permite a la empresa mejorar sus controles de procesos y, por ende, optimizar sus costos de producción”, concluyó el empresario.

Plantar produce semillas de casi todas las variedades de papa, en especial Diacol capiro, criolla variedad Colombia y pastusa Suprema. 

Una vez lograda esta certificación, la empresa inició un nuevo proceso para certificar los procesos productivos y obtención de plántulas de varios tipos de hortalizas y verduras.

Por su parte, un vocero de Bayer CropScience señaló que este proceso se convierte en la punta de lanza para que otros cultivadores de las regiones paperas de Boyacá, Cundinamarca, Antioquia y Nariño logren abastecer el mercado con semillas de calidad, e incluso puedan acceder a los mercados de países vecinos. “Es un ejemplo real de cambio cultural en el manejo del cultivo”, concluyó.

Ahora, ya con la certificación en mano, los usuarios de las semillas que comercializa Plantar tendrán algunas fortalezas frente a otros cultivadores de papa del país. Entre otras, por ejemplo, es posible incrementar los indicadores de producción y productividad. Además, cuando se siembra material vegetal limpio y certificado, es posible reducir los costos de producción, en la medida en que pueden mermar aplicaciones de plaguicidas en los lotes de cultivo.

El sistema de certificaciones de GlobalGap se creó en 1990 entre varias cadenas europeas de supermercados y sus proveedores, con el fin de avalar la calidad de los productos que ofrecían, en especial alimentos de consumo en fresco, como frutas, verduras y hortalizas.

Hoy es el sistema de certificación más adoptado en el mundo y requisito básico para que los productores del mundo puedan exportar alimentos a la Unión Europea.

JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ

Redacción de Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido