Países de la región van por más tajada china para exportar

El 75 % de las exportaciones de la región al país asiático se concentran en tres o menos productos.

14 países de la región tienen el 75% de sus ventas a China concentradas en tres productos.

Archivo Portafolio.co

14 países de la región tienen el 75% de sus ventas a China concentradas en tres productos.

POR:
agosto 05 de 2012 - 08:18 p.m.
2012-08-05

En diez años, el intercambio comercial entre China y América Latina pasó de 15.000 millones de dólares a 241.500 millones, registrando un crecimiento anual promedio del 30 por ciento.

Ya es el principal cliente de Brasil, Chile y Perú.

Y las expectativas son que, en 2014, Pekín podría convertirse en el segundo destino de las exportaciones latinoamericanas, desplazando a la Unión Europea.

Sin embargo, hay un problema estructural en el comercio bilateral.

Si bien las ventas a China han alcanzado cifras récord en casi todos los países de la región, la realidad es que los envíos latinos dependen, en su mayoría, de uno o dos productos.

Basta una mirada a las cifras de exportación a China de los últimos años. La soya representa alrededor del 53 por ciento de las ventas argentinas y el 45 por ciento de las uruguayas, según la Cepal.

En Brasil, el concentrado de hierro alcanza el 45 por ciento de las ventas, y la soya, otro 24 por ciento.

El petróleo crudo supone el 94 por ciento de los envíos de Ecuador, el 78 por ciento de los de Venezuela y el 53,8 por ciento de los de Colombia.

En Perú, el concentrado de cobre copa el 38 por ciento de los envíos y en Cuba, el níquel el 71 por ciento.

En total, 14 países de la región tienen más del 75 por ciento del total de exportaciones a China concentrado en tres productos.

Ante esto, son cada vez más las voces que advierten sobre los inconvenientes de un comercio poco diversificado, en especial, ante eventualidades como un descenso en el precio de las materias primas o una posible caída en la demanda china.

¿Cómo aumentar la oferta de productos a China?

¿Y cuáles tienen mayores posibilidades?

“Lo peor que podemos hacer es dormirnos en los laureles pensando que exportamos materias primas, cuando sabemos que esto tiene costos ambientales altos y que los países no pueden apostar al desarrollo sostenible”, dijo a Portafolio Marco Vinicio Ruiz, embajador costarricense y exministro de Comercio Exterior.

“Hay que crear las bases para una economía diferente y China es un lugar demasiado importante para centrarse en un solo producto”, añade, consciente de que los artículos electrónicos son el 95 por ciento de las ventas ticas.

UNA EXCEPCIÓN

Solo Chile ha logrado diversificar su balanza comercial significativamente, con una estrategia para tal fin y apoyándose en un TLC diseñado especialmente para abrirle las puertas a sus productos.

Hace seis años, sus envíos estaban concentrados en un 80 por ciento en el cobre y derivados, y, en la actualidad, se mantienen en torno a un 70 por ciento.

Ello se debe al aumento en las ventas de hierro, pasta de madera y harinas no comestibles.

Una de las mayores apuestas de Chile es el sector de alimentos, y aunque aún es pequeño en volumen, se perfila como una opción atractiva a largo plazo.

En los últimos tres años, se ha posicionado como el segundo mayor proveedor de fruta fresca de China y, de seguir el crecimiento en los envíos de sus siete frutas autorizadas, pronto superará a Tailandia.

El año pasado Santiago exportó 145 millones de dólares en fruta fresca, 90 millones en vino y 92 millones en mariscos.

Chile es, sin embargo, consciente de que el proceso apenas está iniciando.

“Queremos ser un país desarrollado e industrializado para 2020, por lo que tenemos que exportar más productos con valor agregado”, señaló a Portafolio el expresidente y senador chileno Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

EL PAÍS ASIÁTICO ES IMPORTADOR MASIVO DE ALIMENTOS

China cuenta con casi el 20% de la población mundial, pero apenas con un 9% de la superficie agrícola. .

"El comercio sigue muy concentrado, pero la buena noticia es que, al revisar las exportaciones durante el primer semestre de este año, encontramos que hay una tendencia al envío de más productos", señala Yue Yunxia, una economista especializada en América Latina en la Academia China de Ciencias Sociales.

El camino es largo para obtener el ingreso de los productos al mercado chino, pero se van observando señales de cambio. Los requerimientos sanitarios de China son bastante exigentes y pueden significar inversiones considerables de dinero.

Andrés Bermúdez L.

China Files

Siga bajando para encontrar más contenido