Paperos recogen la estrategia de los cafeteros con paro

El paro de los papicultores puede ser apenas el segundo de una serie que incluiría a otros sectores.

Los cultivadores de papa esperan que se llegue a un acuerdo equitativo con el Gobierno para levantar las protestas.

Archivo Particular

Los cultivadores de papa esperan que se llegue a un acuerdo equitativo con el Gobierno para levantar las protestas.

POR:
mayo 09 de 2013 - 03:27 a.m.
2013-05-09

La protesta que por estos días realizan los cultivadores del papa avivó el debate sobre el uso de los mecanismos de hecho (marchas, bloqueos de carreteras y cese de la oferta en el mercado interno) como instrumento para conseguir beneficios para cada sector, de forma individual.

Todo parte de que el espejo no está muy lejos.

Hace apenas cinco semanas el Gobierno aceptó negociar con los organizadores de un paro cafetero que duró más de ocho días un subsidio de 145.000 pesos por cada carga de café, y otros beneficios. Todo ello, a cambio de que se levantara el bloqueo vial registrado en varias zonas cafeteras del país.

“Lo grave no fue haber negociado, sino que se hiciera por fuera de la institucionalidad”, dijo a Portafolio el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), quien además indicó que el problema es que el Gobierno abrió esa puerta, y ahora tendrá que enfrentar situaciones similares en otros sectores.

“El Gobierno debe aprender a respetar la institucionalidad”, dijo Mejía. Las negociaciones con los paperos deben hacerse dentro de estos términos, para no repetir el error cometido con los cafeteros”.

El paro de los paperos tiene como eje central la misma aspiración de los cafeteros: tener un precio de sustentación.

“Eso es fiscalmente imposible”, ha dicho el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo,quien anoche, al cierre de esta edición, seguía reunido con los productores del tubérculo.

El panorama es crítico, pues ya hay rumores de que vendrán protestas de los arroceros y los lecheros. También hay gran inconformidad de los productores de azúcar y maíz, y los porcicultores, por lo acordado en la Alianza Pacífico, entre Colombia, Perú, Chile y México. Aseguran que este tratado es perjudicial para sus intereses, pues abre la puerta a más importaciones.

En opinión de Mejía, “estas protestas son lógicas, porque el país se está llenando de contrabando e importaciones. Este último fenómeno, impulsado por la revaluación del peso, que afecta la competitividad de los productores nacionales”.

De acuerdo con el presidente de la SAC, “el problema no es que se aprueben unos contingentes de importación, sino que detrás de una tonelada de papa que ingresa legalmente al país, llegan otras miles de manera fraudulenta. Y así sucede con muchos otros productos”.

Según estimativos del Ministerio de Agricultura, el país importa anualmente unas 20.000 toneladas de papa, mientras que la producción nacional es de 2,7 millones de toneladas.

La preocupación del Gobierno es que el paro de los paperos pueda ser apenas el segundo de una serie en la que estarían los productores de arroz, maíz, azúcar y leche.

AYER SE REPITIERON LOS BLOQUEOS EN BOYACÁ

El Ministerio de Agricultura seguía negociando con los productores.

Aunque las protestas de los productores de papa tomaron ayer un tono más pacífico, en el departamento de Boyacá se repitieron los bloqueos de vías, que fueron rápidamente levantados por la Policía.

Mientras tanto, a las 2:00 de la tarde, los representantes de los cultivadores retomaron la mesa de diálogo con el Ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, quien al cierre de esta edición, no había querido pronunciarse, a la espera del desenlace de las conversaciones.

Fuentes de esa cartera dijeron que el ambiente de los diálogos era tenso pero con perspectivas de poder llegar a un acuerdo.

Estas conversaciones se realizaron bajo la condición del Gobierno de que se renunciara a las vías de hecho, lo cual contribuyó a ponerle fin al bloqueo de carreteras.

Sin embargo, anoche los voceros de los productores dijeron que están dispuestos a dialogar y a mantener la protesta pacífica, pero bajo la condición de que les atiendan sus peticiones, consistentes en la fijación de un precio de sustentación, frenar las importaciones y establecer un plan de choque contra el ingreso de papa de contrabando.

Siga bajando para encontrar más contenido