¿Qué pasará con Pacific Rubiales?

El exministro de Energía de Venezuela y experto en el sector explica cuáles podrían ser las implicaciones para Colombia del cambio de administración en la petrolera canadiense

¿Qué pasará con Pacific Rubiales?

Archivo

¿Qué pasará con Pacific Rubiales?

Empresas
POR:
mayo 07 de 2015 - 12:06 p.m.
2015-05-07

Pacific Rubiales no solo es la petrolera privada con mayor volumen de producción en Colombia, sino que su capacidad para operar en campos de crudos pesados le ha ayudado al país a multiplicar por dos la extracción de crudo en la última década. (Sombra de Chávez se atraviesa en negocio de Pacific Rubiales)

Por eso, de acuerdo con el expresidente de la Opep y exministro de energía y minas de Venezuela, Humberto Calderón Berti, si la empresa suspende operación en el país, ahora que tiene nuevos dueños, sería una pérdida para la industria (¿Quiénes se quieren quedar con Pacific Rubiales?).

El experto explicó las implicaciones de uno de los mayores negocios que se han dado en el sector petrolero colombiano en los últimos años.

¿Cuál es el impacto de esta transacción en el mercado colombiano?

Pacific Rubiales es una empresa muy exitosa que puso a Colombia en el escenario internacional, porque el gran boom petrolero del país se produjo, casualmente, después de la llegada de Pacific Rubiales.

Eso motivó todo el atractivo que se generó en las bolsas de valores de Canadá, Nueva York y Londres por Colombia. Me imagino que con la nueva transacción la empresa se concentrará mucho en México, no sé qué van a hacer los nuevos dueños con las operaciones en Colombia, les corresponderá a ellos resolverlo. En todo caso, como empresa, Pacific aún tiene mucho que hacer en el país.

¿A usted le preocupa que esa transacción signifique la partida de Pacific Rubiales de Colombia?

No sé cuál es el objetivo de los compradores. Pero si fuera mi decisión yo mantendría mis acciones en Colombia, porque tiene muchas áreas interesantes en el país, pero no sé qué es lo que quiera hacer Alfa y su nuevo socio.

¿Usted recuerda algún otro movimiento reciente de esta magnitud en el sector?

No, ninguno que yo sepa. Por ejemplo fue importante la transacción de Talisman, a nivel mundial fue muy grande, pero el segmento colombiano de ese negocio no se compara con esto. De manera tal que yo veo que esta es una acción única. Yo creo que alguna relación tuvo el anuncio de la no renovación del contrato de Rubiales.

¿Tanto cree que pesa ese negocio como para motivar una venta?

Se lo pongo en estos términos: haber hecho los descubrimientos que hicieron en Rubiales, haber levantado la producción de una manera tan importante y, con tanto éxito, parece fácil, pero es una tarea muy compleja y que requiere mucho esfuerzo, dedicación y tecnología.

¿Qué se espera que suceda al interior de Pacific Rubiales ahora que cambia de dueños?

Alfa venía siendo socio de Pacific desde hace algún tiempo, conoce bien la empresa, sabe de sus capacidades.

Ahora, México tiene una cuenca sedimentaria sumamente interesante y tiene la particularidad de que hay muchos yacimientos de crudos pesados que todavía deben ser desarrollados, por eso yo pienso que ellos están analizando con mucha seriedad las ventajas que esto trae para la apertura del sector petrolero mexicano. Pero yo creo que están en la capacidad de manejar operaciones aquí y allá.

¿Cuánto puede tardar en concretarse esta operación anunciada?

Eso toma tiempo porque ahora tienen que hacer la oferta, que es por el 100 por ciento de las acciones, no se sabe si sea bien recibida por todos los accionistas. El otro tema es que esto requiere surtir una serie de pasos con las autoridades canadienses, de manera que no será algo de hoy para mañana.

Dada la importancia de Pacific en el sector en Colombia, ¿usted esperaría un cambio en el día a día del negocio en el país?

Cambios en el mercado no los detecto. Pero esto sí debería motivar la capacidad de los entes gubernamentales para producir una serie de decisiones que contribuyan a recuperar la importancia del sector en Colombia para el mercado internacional. Esas medidas se deben tomar con celeridad porque la crisis está golpeando fuerte a la gente.

Creo que el mensaje es que de lo malo siempre hay cosas que aprender, que entendamos que este sector es de ciclos difíciles de prever, difícil saber cuánto van a durar y mucho menos su profundidad. Entonces gobiernos, empresas privadas, petroleras y empresas de servicios tenemos que ponernos de acuerdo para poder salir con éxito de este entorno complicado.