De paseo por la casa de Guillermo Díaz Salamanca

Espacios amplios, buen gusto y la madera como protagonista son la constante en la vivienda.

Archivo Portafolio.co

Casa

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 20 de 2011 - 10:32 p.m.
2011-05-20

 

Más de 900 metros cuadrados son más que suficientes para equipar una casa con gimnasio, cancha de banquitas y un espejo de agua, entre otras atracciones. Así lo demuestra el humorista, filósofo, narrador deportivo y crítico político, Guillermo Díaz Salamanca, quien le abrió las puertas de su vivienda, en Bogotá, a los periodistas de MetroCuadrado.

El primer espacio que compartió fue la sala, la cual identifica como el lugar del humor y las celebridades. Allí exhibe arte contemporáneo y realista, sillas isabelinas, flores y un Napoleón, que –advierte– “es el único de mal genio en la casa”. La elección de la decoración, la luz natural, el blanco de las paredes, el diseño y la elección de cada detalle son impecables en este lugar que ha albergado a grandes personalidades del país.

Menú decorativo En la cocina, que es la siguiente parada, hay un imponente comedor estilizado que derrocha diseño por donde se mire, con la madera natural como protagonista.  Los exteriores se caracterizan porque tienen una amplia zona verde rodeada de un delgado espejo de agua; al lado, una casa con gimnasio incorporado, una cancha de banquitas y un gran asador invitan al esparcimiento.

Por su parte, la habitación donde descansa el locutor con su esposa es un sitio amplio, matizado por tonos claros que irradiar ‘buena vibra’. La decoración basada en el blanco refleja amplitud, lujo y elegancia.

Este color es una constante en todas las habitaciones de la casa, entre ellas las de los hijos de Díaz, quien también da muestras de tener conocimiento de lo que significa un buen diseño interior. “Para crear espacios agradables no es necesario el lujo sino el cuidado en cada detalle y una buena distribución, es decir, que sea armónica y con accesorios bien escogidos”, concluye. 

‘Trono’ para la lectura y los recuerdos 

La biblioteca de color oscuro y corte simétrico es la consentida de Guillermo Díaz Salamanca. En el ‘trono’, como la identifica, hay toda clase de literatura, pasando por ‘El principito’, ‘Historia del fútbol y los mundiales’ hasta el libro favorito del humorista y locutor:

‘El hombre en busca de sentido’, de Viktor Frankl. En este sitio lleno de recuerdos, fotografías y curiosidades adquiridas en diversos lugares del mundo renacen día a día las líneas de 'La escalera', su nuevo programa de radio que tiene ese nombre porque –dice Díaz– “unos suben y otros bajan”.

Laura Guana Romero

 

Redacción MetroCuadrado 

Siga bajando para encontrar más contenido