Pérdidas no dan respiro a mercados de todo el planeta

La Bolsa de Valores de Colombia, con un descenso de 0,76 por ciento, se mantiene alejada de las grandes caídas bursátiles del planeta.

Archivo Portafolio.co

Bolsa de valores

Archivo Portafolio.co

POR:
septiembre 10 de 2011 - 01:41 a.m.
2011-09-10

 

Las malas noticias provenientes de Estados Unidos y de Europa continúan minando la confianza de los inversionistas, que siguen buscando refugio en activos más seguros, distintos de las acciones, y eso provocó ayer una nueva caída en las principales bolsas de valores.

En Europa, el golpe más duro lo recibió la Bolsa de Milán, cuyo desplome se acercó al 5 por ciento. En América Latina, la plaza más afectada fue la de Sao Paulo, donde las acciones retrocedieron 3,2 por ciento.

El índice Dow Jones de la Bolsa de Nueva York perdió 2,69 por ciento.

Aunque la Bolsa de Valores de Colombia no fue la excepción, fue la plaza que menos sufrió, pues tan solo retrocedió 0,76 por ciento, en medio de una jornada impactada por el discurso del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el cual no generó crédito entre los analistas sobre la política económica de su país.

Analistas locales señalaron que el mercado esperaba más del discurso del presidente de la más grande economía del mundo, pues cada vez es mayor la desconfianza en una pronta recuperación estadounidense, lo cual puede comenzar a agravar aún más la situación.

Por eso consideran que la solución está en recuperar la confianza de los inversionistas y, por ende, de los mercados, que son los que ‘absorben’ todos los temores de los agentes que intervienen en ellos.

Pero no fue solo una percepción local, pues las dudas sobre los estímulos propuestos por el presidente Obama se sumaron a los crecientes temores de que Grecia incumpla sus compromisos de deuda, lo cual hizo que la jornada bursátil de ayer fuera una de las más negativas del año.

“El plan de 447.000 millones de dólares planteado por Obama para estimular la creación de empleo en el país no consiguió levantar los ánimos de los mercados.

Los inversores también recibieron con pesimismo la dimisión del economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), el alemán Jürgen Stark, quien se ha opuesto a la compra de deuda soberana de los países del euro que lleva a cabo la entidad europea y eso golpeó duro a las bolsas”, dijeron a la agencia EFE algunos analistas.

Siga bajando para encontrar más contenido