Pérdidas son gigantes por los llamados robos ‘hormiga’

Los almacenes de ventas al detal en el país pierden al año casi $ 300.000 millones por hurtos, pero muchas veces debido a que son unidades de baja cuantía no denuncian.

Esta modalidad afecta a todo tipo de empresas

Archivo Portafolio.co

Esta modalidad afecta a todo tipo de empresas

POR:
mayo 14 de 2014 - 12:44 a.m.
2014-05-14

Esta modalidad afecta a todo tipo de empresas y para combatirla proponen un marketing disuasivo y cero tolerancia.

El adagio de que ‘de grano en grano llena la gallina el buche’ parece cumplirse a la inversa en las empresas colombianas por cuenta de los ‘hurtos hormiga’ o de baja cuantía que se volvieron un dolor de cabeza.

Actualmente llegan a sumar 150 millones de dólares al año (casi 300.000 millones de pesos) en pérdidas para las grandes cadenas de almacenes de ventas al detal, según reveló Luis Anaya, gerente en Colombia del Grupo Alto, una firma de origen chileno especializada en contrarrestar los delitos dentro de las empresas.

Aunque el retail es el más golpeado, los ladrones atacan por igual a otros sectores.

De acuerdo con Alto, los mayores casos por robos y fraudes están en combustibles, con pérdidas anuales del 4 por ciento de sus ventas; servicios públicos (2%), telecomunicaciones (1,5%), supermercados y grandes superficies (1,5%); operadores logísticos (1,5%), restaurantes (1,5%) y textiles (1,5 %). Las empresas de salud, por su parte, sufren casos de corrupción y pérdida de medicamentos por el 2 por ciento de su facturación.

Dicho problema y las estrategias para combatirlo fueron tratados ayer en el conversatorio ‘Innovación y estrategias para enfrentar el delito empresarial. Hacia dónde vamos’, organizado por Alto y en el cual estuvieron el fundador de este grupo, Jorge Nazer; el alto consejero presidencial para la Seguridad y la Convivencia, Francisco José Lloreda, y el director nacional de la Policía, general Rodolfo Palomino.

Un dato que sorprendió dentro de la discusión es que el 60 por ciento de los delitos contra la propiedad en las compañías es cometido por personal interno y solo en el 5 por ciento de los casos están involucradas bandas.

También se encontró que impera el robo espontáneo de alguien que ve la oportunidad de sustraer un producto o de consumirlo en el mismo local, sin pagarlo.

Otro mito que parece romperse es el de que la gente roba por necesidad, pues de cada 100 hurtos 10 son perpetrados por gente de estratos altos que buscan una experiencia que les suba la adrenalina.

Denuncia, la clave

Uno de los puntos de acuerdo entre los especialistas y las autoridades es que para atacar de fondo este flagelo se requiere cero tolerancia con los hurtos, aun siendo de baja cuantía, pues en nuestro medio normalmente no se denuncia a cambio de que el implicado devuelva lo que sustrajo.

“Está comprobado que si tú aplicas una política de tolerancia cero, puedes llegar a reducir hasta en un 50 por ciento estas cifras”, anotó por su parte el presidente de Alto, Jorge Nazer.

El modelo, que está siendo aplicado por Alto desde el 2003, se basa en reconocer que las personas que no roban lo hacen bien por temor a la sanción social, a la sanción moral o a la sanción legal.

De esta manera, con los empleados que delinquen en su sitio de labores apelan a campañas de sensibilización sobre el buen ejemplo que les deben dar a sus hijos y les enseñan a manejar las fianzas para no llegar con saldo rojo al final de la quincena.

Además, Alto desarrolló un sistema de información que ya cuenta con 2 millones de registros y le permite hacer un perfil del delincuente y el delito para planear la estrategia adecuada en cada caso. La base de datos también incluye los sitios de venta de lo robado.

Todo eso es un insumo que le entrega a la Policía para que persiga el crimen, y sirve así mismo de acervo en procesos penales.

En Colombia, Alto ha judicializado a 35.000 delincuentes, según Anaya.

“Nos damos cuenta de que la persecución penal no basta si la gente no se entera y por eso aplicamos lo que llamamos marketing disuasivo”, dijo Nazer, explicando que se trata de la exposición de los aprehendidos en medios de comunicación.

Otro acuerdo apunta a que al reducir la ilegalidad en las empresas se da un efecto positivo en la sociedad.

FRENTES DE SEGURIDAD EMPRESARIAL, LA CARTA DE COLOMBIA

El general Rodolfo Palomino reveló que en la última semana la Policía ha desarticulado 3 bandas dedicadas al hurto armado a almacenes de cadena.

“Lo que resulta fundamental es el aporte de la comunidad”, enfatizó al presentar los resultados de los frentes de seguridad empresarial que han integrado a casi 3.000 compañías en el territorio nacional.

“Es importante mostrar estas experiencias exitosas, que no solo bajan las pérdidas de las empresas por robo, sino que contribuyen a la seguridad en las ciudades porque permiten judicializar a hampones, ademas de que tienen un efecto disuasivo sobre quienes aspiren a dedicarse al delito, añadió el alto consejero Lloreda.

Siga bajando para encontrar más contenido