Perú acuerda con Pacific explotación de su mayor yacimiento

El estatal Perúpetro dijo que se trata de un contrato de servicios por dos años para operar el lote 192.

El presidente de Perúpetro, Rafael Zoeger, afirmó que la empresa iniciará sus operaciones el 30 de agosto.

Archivo

El presidente de Perúpetro, Rafael Zoeger, afirmó que la empresa iniciará sus operaciones el 30 de agosto.

Empresas
POR:
agosto 23 de 2015 - 09:34 p.m.
2015-08-23

El Gobierno peruano anunció el viernes un acuerdo con la canadiense Pacific Exploration and Production Corporation para firmar un contrato temporal de explotación del mayor lote petrolero del país, en un proceso que se había dilatado en medio de un desplome de los precios globales del crudo.

Perúpetro, ente estatal a cargo de negociar los contratos del sector, indicó que se trata de un contrato de servicios por dos años para operar el lote 192, ubicado en la Amazonía, cerca a la frontera con Ecuador, y que ha enfrentado protestas de indígenas que temen la contaminación de sus tierras.

Pacific Exploration and Production Corporation tenía como nombre anterior Pacific Rubiales. Actualmente el lote 192 es explotado por la argentina Pluspetrol y su contrato vence el 29 de agosto. El presidente de Perúpetro, Rafael Zoeger, afirmó que la empresa iniciará sus operaciones el 30 de agosto, “garantizando la continuidad de las operaciones y la producción en el lote y los ingresos que se derivan de ella de canon y sobrecanon”.

El concurso para la explotación del lote fue declarado desierto a inicios de mes por la ausencia de postores, en medio de la cautela de las petroleras por el derrumbe del precio internacional del crudo a su menor nivel de seis años y medio.

Luego se tuvo que negociar directamente con algunas firmas, entre ellas la anglofrancesa Perenco, con la colombiana Omega y Pluspetrol, y se inclinó por Pacific Exploration, que ofreció una mejor “retribución”, afirmó Zoeger. “Pacific Exploration planteó una retribución al Estado del 16 por ciento”, dijo Zoeger.

Petroperú actualmente se dedica a la refinación, transporte, almacenamiento y venta de crudo, y autoridades del Gobierno habían afirmado anteriormente que esperaban que vuelva a explotar crudo tras más de 20 años de no hacerlo.