Pesos pesados de sector hotelero se instalan en Santa Marta

AR Hoteles construirá uno, mientras AccorHotels inaugurará otro.

Santa Marta es atractiva para la inversión en hotelería.

Portafolio

Santa Marta es atractiva para la inversión en hotelería.

Empresas
POR:
agosto 10 de 2015 - 03:16 a.m.
2015-08-10

El destino sol y playa sigue siendo uno de los preferidos para los turistas nacionales e internacionales que visitan el país, por ello, la capital del Magdalena ratifica su atractivo para los inversionistas.
La cadena hotelera Accor inaugurará esta semana su primer Mercure en Colombia, el cual estará ubicado en el exclusivo sector de Bello Horizonte, al lado del Hotel Irotama, a tan solo 4,3 kilómetros del aeropuerto Simón Bolívar y a 12 kilómetros del centro de la ciudad.
Este nuevo hotel contará con sala de reuniones y 140 habitaciones, cada una de las cuales ha supuesto una inversión de 120 mil dólares.
Por otro lado, y en su quinto aniversario, AR Hoteles anuncia que operará un Radisson Blu en el país, la marca que identifica la gama alta de la familia. El nuevo proyecto, cuyo nombre completo será Radisson Blu AR Resort & Spa, se empezará a construir próximamente en Santa Marta y será inaugurado en 2017.
Se trata de un hotel de primera clase con espacios modernos y un alto estándar de servicios. Tendrá 191 habitaciones, centro de convenciones para 900 personas y estará ubicado en primera línea de playa en el sector de Gaira, una de las nuevas zonas turísticas con mayor proyección de la costa caribeña colombiana.
Natalia Casasbuenas, gerente general de AR Hoteles, destacó que también contribuirá a desarrollar el sector como destino turístico. Con este proyecto en Santa Marta, la cadena ratifica su confianza en la franquicia Radisson y eleva la apuesta, introduciendo en el país una nueva marca de lujo caracterizada por su buena ubicación, altos niveles de diseño, servicio y unos estándares premium alineados con las necesidades del viajero moderno.
Asimismo, para la Gerente General de AR Hoteles la inversión hotelera debe llevarse a las ciudades intermedias con mercados turísticos menos explotados, ya que el gran aumento en la oferta de habitaciones que ha experimentado Colombia en los últimos años se ha concentrado más en las ciudades principales y esto está afectando los índices de ocupación.
Según el Dane (Departamento Administrativo Nacional de Estadística), el porcentaje de ocupación hotelera en lo corrido del año hasta el mes de mayo fue de 51,9 por ciento, cifra superior en 1,0 puntos porcentuales a la registrada en el mismo período del año anterior.
En los últimos doce meses, la ocupación llegó a 53,2 por ciento, cifra superior en 0,5 puntos al mismo lapso de tiempo que el pasado año.

inmigl@eltiempo.com