'Petroleras renegocian contratos'

El vocero de la empresa en Colombia asegura que producir crudo en el país es rentable, aun con un barril a $ 60, pero que deben ajustar las condiciones de operación. Anuncia inversiones para el 2015.

Geoffroy Martin-Denavit, es el gerente general de Perenco en Colombia.

Archivo Portafolio

Geoffroy Martin-Denavit, es el gerente general de Perenco en Colombia.

Empresas
POR:
diciembre 17 de 2014 - 11:54 p.m.
2014-12-17

Por estos días con los precios del petróleo por debajo de 60 dólares por barril, los mercados se han vuelto presa del nerviosismo, y algunas empresas también.

Recortes en planes de inversiones, ajustes en campañas exploratorias e incertidumbre por el futuro laboral en el sector han marcado las noticias relacionadas con las petroleras en todo el mundo.

Aunque es consciente de la situación, el gerente general de Perenco Colombia, Geoffroy Martin-Denavit, se muestra tranquilo con respecto a las perspectivas de la empresa en Colombia.

“La peor estrategia en este momento es el do nothing (hacer nada)”, dice este ingeniero francés en perfecto español.

La razón de su calma es que la empresa - como muchas operadoras en el país- ha vivido crisis complejas, precios por debajo de los 20 dólares por barril y problemas de seguridad que hicieron a muchas petroleras desistir de sus inversiones en Colombia en el pasado.

La fortaleza con la que cuenta la empresa británico-francesa en este momento es que justo este año concluyó la adquisición de los activos en tierra de Petrobras Colombia. Una transacción de 380 millones de dólares que la dejó con participación en 11 nuevos bloques de exploración y producción, entre ellos campo Guando, y en los oleoductos de Colombia y Alto Magdalena.

Aún así los ajustes son inevitables y la renegociación de los contratos con las firmas contratistas está en curso.

¿Cuál es la estrategia de Perenco ante esta nueva caída de los precios?

Nuestra estrategia consiste en enfocarnos en los activos que tenemos ya. Por ejemplo, esa compra de Petrobras nos tiene todavía en el proceso de integración de la gente, de los activos. No estoy diciendo que no vamos a explorar, tenemos un portafolio de varios bloques de exploración y hay obligaciones que se tienen que cumplir.

Pero no adquirirán nuevos compromisos en exploración

La verdad es que ya tenemos suficientes.

¿Cuántos pozos exploratorios tienen pensado perforar en el 2015?

El otro año tenemos más que todo sísmica. Uno de los proyectos está en el bloque SIN3 (cuenca Sinú-San Jacinto), que ganamos en la Ronda 2012. También tenemos varios bloques en los Llanos.

Es obvio que estamos mirando los detalles, renegociando todos estos contratos que fueron adquiridos con un precio de 100 o 110 dólares el barril: no puedes perforar con una tarifa de 110 y tener ingresos a 60.

¿Están renegociando los contratos con la ANH?

No, lo estamos haciendo con nuestros socios, como Ecopetrol y también con los operadores. Todas las empresas están en lo mismo. Los compromisos con la ANH se mantienen.

¿Qué significó la compra de los activos Petrobras Colombia para la estrategia de Perenco?
Comprar los activos de Petrobras en tierra fue un logro importante. Siempre buscamos empresas de alta reputación, eso es fundamental. Y el campo Guando, que se encuentra cerca de Melgar, es uno de los descubrimientos más grandes que se han hecho en los últimos años, por eso nuestro enfoque está allí.

Para la empresa, en Bogotá cambiamos de oficina, hubo un movimiento de 100 personas, mas los 500 empleados adicionales que estaban en los campos.

¿Los campos que adquirieron fueron de qué tipo de crudos?

Son convencionales, no son pesados, tampoco tan livianos, pero de muy buena calidad.

Se dice que cuando hay un ciclo de precios bajos se reacomodan las empresas, ¿Ustedes tienen planeadas nuevas adquisiciones en esta coyuntura?

La verdad es que es un proceso continuo. Nosotros adquirimos Petrobras cuando el petróleo estaba a 90 o 100 dólares. Ahora pensamos que vamos a tener unas oportunidades con el precio actual, pero esto no va a cambiar nuestra política.

Tratamos de crecer, pero nuestra prioridad ahora es el 1P, lo que está produciendo, esto quiere decir que si vamos a comprar no serán bloques de exploración, porque hasta el momento tenemos que cumplir con todo lo que tenemos.

¿La caída de precios desincentiva su inversión en no convencionales en el Valle del Magdalena?

Como le decía, la estrategia hoy en día es enfocarnos a los activos que tenemos. La compra de Petrobras nos tiene todavía en el proceso de integración de la gente, de los activos. Insisto, no estoy diciendo que no vamos a explorar, tenemos un portafolio de varios bloques de exploración, hay varias fechas, hay obligaciones que se tienen que cumplir.

EL PLAN INVERSIÓN DEL 2015 SERÁ MENOR 

El próximo año la empresa invertirá en Colombia entre 50 y 100 millones de dólares, en cualquiera de los extremos del rango la cifra será muy inferior a lo que se invirtió en el 2014: 150 millones de dólares (sin contar la inversión en Petrobras que sumó los 380 millones de dólares)

“Nuestro plan está enfocado en lo existente, en los pozos que más producen. La idea es minimizar las pérdidas, hacer una gestión día a día, pozo a pozo. En el tema de perforación estamos más que todo evaluando la ubicación de los pozos futuros, esto toma más tiempo. Sin embargo, una vez tengamos los pozos bien ubicados, una tarifa mejor -adecuada a los precios actuales del crudo- vamos a perforar de nuevo”, explicó el gerente general de la empresa.

La compañía produce actualmente cerca de 35 mil barriles diarios de petróleo y gas, esto representa aproximadamente el nueve por ciento de la producción del grupo Perenco en todo el mundo.

La principal presencia de la firma en Colombia es en el Casanare, aunque también tiene bloques en el Valle Inferior del Magdalena y en Sinú.

A corto plazo, la firma no tiene planeada una inversión fuerte en el ‘offshore’ pues espera los resultados de otras compañías que iniciaron sus campañas en el Caribe colombiano.

nohcel@portafolio.co