Americana de Colchones prepara nuevas tiendas y franquicias

De la mano de sus inversionistas, la marca prepara 18 locales más, con inversiones mayores a US$3,5 millones. Los hoteles soportan sus exportaciones.

Armando Caycedo Pardo, gerente de marca de Americana de Colchones.

Armando Caycedo Pardo, gerente de marca de Americana de Colchones.

Archivo particular

Empresas
POR:
congom@portafolio.co
junio 12 de 2016 - 09:26 p.m.
2016-06-12

Tras dos años de pasar a manos del Grupo Empresarial Teka, que participa en negocios como la cadena de hoteles Movich y la red de gimnasios Bodytech, Americana de Colchones está en un agresivo plan de expansión.

Armando Caycedo, gerente de marca, explica la estrategia de posicionamiento e innovación que incluye 18 nuevos locales propios. También crecerá por franquicias.

¿Cómo está la compañía?


Esta es una empresa que está cumpliendo 38 años.

Era una compañía familiar, pero hace dos años y medio está en cambios. Con la compra por parte de un grupo empresarial, la organización empieza un proceso de transformación para mantenerse exitosa y con una estructura más robusta.

¿Quién es el dueño de Americana de Colchones?


Es el grupo empresarial Teka, que tiene inversiones en empresas como Hoteles Movich, Color Siete, Bodytech, Cosméticos Bardot y Americana de Colchones.

¿Cuál es el atractivo de la marca?

Porque es la marca aspiracional de este negocio. Nadie piensa en un colchón sino en ocasiones puntuales y nosotros nos hemos concentrado en ofrecer soluciones para el descanso de la gente. El resto de la industria no piensa en el descanso, sino en cómo facturar más y en aumentar las ventas en volumen. Por eso queremos ser la solución que todo el mundo sueña tener y nuestros productos son acogedores. Con esa filosofía empezamos el proceso de expansión.

¿En qué consiste ese plan?

Tenemos programado de aquí a mediados del 2017 abrir 18 puntos de venta propios, adicionales a los que ya teníamos.

En este momento tenemos 50, pero hace dos años eran 37. En este tiempo hemos abierto 13 y estamos en el plan de crecimiento con otras 18. Esto con el fin de estar en mercados donde no estábamos. Abrimos en Cúcuta, en Neiva, otra tienda en Bucaramanga y otra en Cali. No tenemos solo las tiendas propias, sino que también tenemos franquicias. El crecimiento está acompañado del ritmo de aperturas de los centros comerciales, mientras el público se acomode a nuestras expectativas. Igual, los puntos en la calle para nosotros son muy importantes.

¿Cuál es la inversión?

Las inversiones llegan a cerca de 3,5 millones de dólares. Generamos 330 empleos en total, pero al finalizar este proceso debemos generar unos 150 empleos más.

¿Programan expansión por franquicias?

En este momento tenemos cinco franquiciados con ocho puntos. Nuestra idea es aumentar a 12 o 15 franquiciados y terminar con 20 puntos adicionales. Armenia, Popayán y Palmira, son ciudades atractivas.

Tenemos un acuerdo de comercialización en Falabella.

¿Cómo han estado los negocios este año?

El sector comercio viene muy deprimido, pero a nosotros nos va bien en nuestros puntos de venta.

Estamos creciendo 20 por ciento frente a las tiendas que teníamos el año pasado. Es muy interesante nuestro resultado, fruto de nuestra oferta en productos diferenciados frente a la competencia.

¿Cuánto vendió la empresa el año pasado?

Vendimos 42.000 millones de pesos y la expectativa es cerrar con unos 48.000 millones de pesos, cercano al 20 por ciento.

¿La capacidad de producción es suficiente para el crecimiento?

Podemos soportar toda la operación, porque no le pegamos al volumen. Tenemos las mejores instalaciones para hacer lo mejor, no la mayor cantidad.

Tenemos dos plantas en Bogotá: una en Toberín de 8.000 metros cuadrados, al norte de la ciudad, y otra satélite en la calle 68 con carrera 13.

Nuestras máquinas para hacer unidades resortadas son exclusivas a nivel mundial.

Tenemos máquinas acolchadoras de línea industrial, pero también unas artesanales. Eso nos permitirá personalizar colchones, incluso con la firma. Esos productos los vamos a ofrecer en la próxima Feria del Hogar.

¿Exportan?

Solo pensaremos en expansión internacional a países vecinos como Perú y Ecuador cuando hagamos todo en expansión nacional.

Por ahora, lo hacemos muy bien con el canal institucional que, básicamente, son los hoteles. Vamos a México, Jamaica y República Dominicana y nos ha ido muy bien.

Estamos mirando cómo nos ubicamos cerca a Buenaventura o Barranquilla para minimizar los costos logísticos de distribución.

¿En esa política de diferenciación qué productos tienen?

Uno pensaría que los colchones no tienen mucho en qué trabajar, pero tenemos soluciones diferentes.

Nuestras materias primas tienen que ver con lo natural.

Si nuestro colchón es de soya, adentro tiene componentes de soya. Si es de café, tiene una tecnología diferente. Si es el colchón es de látex el calor se dispersa y da la sensación de frescura.

También tenemos una línea de zonas que se concentra en los puntos del cuerpo que se presionan al dormir.

Igualmente tenemos unidades resortadas distintas. En el portafolio también hay lencería, sillas de masajes y camas eléctricas.

¿Cómo es un colchón de café?

La tela tiene un tratamiento especial y unos hilos de café que neutralizan olores y garantizan frescura.