‘En mercados inmobiliarios complejos, la asesoría es clave’

Savills se instaló en el país para darle continuidad a la expansión de sus negocios en Estados Unidos y América Latina. 

Claudia Robledo Arias, directora de Savills en Colombia.

Claudia Robledo Arias, directora de Savills en Colombia.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
mayo 19 de 2016 - 08:07 p.m.
2016-05-19

Con presencia en América, Europa, el Sudeste Asiático, África y Oriente Medio, y con una gestión de fondos por más de 15 billones de dólares, la firma británica Savills llegó al país para ofrecer sus servicios en el sector inmobiliario.

Su directora en Colombia, Claudia Robledo Arias, habló de las líneas de negocio y cómo espera consolidar a la compañía en el país y la región.

La compañía tiene presencia en muchas partes del mundo, ¿cómo surge la idea de apostarle a Colombia?


La incursión en el mercado colombiano responde a que es necesaria la asesoría en transacciones complejas, que son las que se presentan con las nuevas formas de invertir y financiarse.

Esto significa beneficiar a toda la cadena, es decir, a los inversionistas, los gestores y los usuarios finales.

Y tiene más relevancia si tenemos en cuenta, también, que ahora se hacen transacciones de grandes montos que hace unos años eran impensables.

¿Esto va ligado al cambio en los modelos de negocio?

Sí. Acá vale mencionar, por ejemplo, el cambio a inversión en propiedad única que flexibiliza su manejo y, de paso, requiere una asesoría profesional completa en servicios inmobiliarios.

Estas condiciones y contextos impulsaron la llegada de Savills al país donde, la verdad, el potencial es inmenso en el sector inmobiliario.

¿Cuáles serán los negocios inmediatos?


Queremos ofrecer servicios a la medida, enfocados en las líneas principales que caracterizan a la firma: transacciones de compraventa, estructuración de proyectos, consecución de capital y/o deuda y consultoría.

Por eso, nuestro objetivo es posicionarnos como una banca de inversión especializada en el sector, con un marcado efecto diferenciador.

¿Cómo ve el actual panorama del sector en el país, teniendo en cuenta la desaceleración económica de la que hablan algunos analistas?

Los desarrolladores y constructores están reflexionando más sobre los proyectos que emprenden.

Es claro que cada vez tiene mayor relevancia el crear un producto institucional.

Ahora es muy importante identificar la demanda por ocupación más que por inversión, o dicho de otro modo, el negocio es ahora muy sofisticado.

Con ese entorno, tenemos grandes retos para los nuevos desarrollos con el aumento del dólar y su efecto en los costos de las materias primas, a lo que se suma el alza de las tasas de interés, entre otros factores.

Sin embargo, aún vemos dinamismo en ciudades intermedias, y también en las viviendas de estrato dos, tres y cuatro, que se siguen moviendo bastante bien con una demanda sostenida.

Por otro lado, hay mucho movimiento en la renovación urbana, en la reconversión y en el reposicionamiento de activos; aún hay bastante por explorar.

También se habla de un exceso de inventarios dentro del segmento corporativo. ¿Qué opina?

Hace parte de los ciclos inmobiliarios y, efectivamente, la oferta de las oficinas es donde más se pronuncia.

Es un proceso en el que eventualmente se absorbe esa sobreoferta y se estabiliza el mercado. En este caso, tardará al menos un par de años, hasta que los precios se puedan ajustar o corregir.

Desde nuestra perspectiva, la situación es bien marcada en ciudades como Bogotá y Barranquilla.

En todo caso, también tiene un lado positivo, pues ahora se pueden encontrar edificios de propietario único, altas calidades de desarrollo y gestión.

Esto abre una cantidad de oportunidades para los usuarios finales.

¿Cuál es la importancia del tema de la sostenibilidad en los proyectos de construcción?


Hay que reconocer que esto implica una mayor inversión inicial y, en consecuencia, encontrar quién pague por esto es difícil.

Hay que pensarlo en el largo plazo, pues verlo desde el beneficio inmediato cuesta.

Y no es solo un tema de la construcción y la infraestructura. También involucra a la población, que debería comprometerse con la sostenibilidad en todos los frentes; es un asunto de Gobierno y sociedad y por eso hay que encontrar el equilibrio.

A pesar de que se debe reconocer que esta variable de sostenibilidad depende de la filosofía de cada compañía, es un compromiso en el que necesariamente debe trabajar el sector.

En general, ¿cuáles son las expectativas de la empresa?

Entre los objetivos está el de consolidar la marca y nuestros clientes.

Igualmente, queremos crear un servicio diferenciador con un equipo que añada valor a los proyectos y, de esta manera, poder prepararnos para ser la marca de referencia local e internacional de asesoría en el sector inmobiliario.

PARTICIPACIÓN EN DESARROLLOS ACTUALES

La multinacional de servicios inmobiliarios Savills participa actualmente en varios proyectos en el país, entre ellos, la definición de la estrategia comercial del Centro Cultural La Serrezuela, en Cartagena, y la consecución de recursos para el desarrollo del centro comercial Paraíso, en Cali.

De este último vale mencionar que hace parte de una de las mayores zonas de renovación urbana del país.

Al respecto, la directora de la firma en Colombia, Claudia Robledo, aseguró que “son iniciativas con un sello diferenciador importante”.

A pesar de que están trabajando en mercados principales, la directiva anotó que “Colombia tiene un gran potencial en regiones secundarias y nosotros estaremos donde estén nuestros clientes”.