Polar crece en Colombia y su dueño es blanco del chavismo

La empresa de alimentos venezolana ha fortalecido su operación en el país, tiene participación en cinco categorías de productos y se prepara para exportar desde aquí su portafolio para mascotas.

José Antonio Pulido, gerente general de Alimentos Polar en Colombia.

Archivo particular

José Antonio Pulido, gerente general de Alimentos Polar en Colombia.

Empresas
POR:
octubre 22 de 2015 - 03:34 a.m.
2015-10-22

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega (d), recibió ayer la denuncia de un grupo de diputados chavistas en Caracas, contra el presidente de la mayor empresa de alimentos de ese país, Lorenzo Mendoza, y contra el economista Ricardo Hausmann por “traición a la patria” y “asociación para delinquir”, entre otros delitos.

El origen de la denuncia es la grabación de un diálogo telefónico entre el empresario y el analista que hizo pública el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello. En ella, se refieren a la situación económica de Venezuela.

Mendoza ha dicho que las acusaciones apuntan a manipular a la opinión pública, según reporta la agencia Efe.

El empresario figura en el puesto 690 de la lista Forbes con una fortuna de 2.700 millones de dólares, y en los últimos años ha fortalecido su operación en Colombia.

En el país la compañía ha logrado crecimientos de dos dígitos en los últimos tres años con su harina y su avena, y desde hace cuatro se ha fortalecido con productos para mascotas.

Los colombianos tienen en tiendas y supermercados un portafolio de Polar con marcas líderes: por ejemplo, harinas de maíz precocida con las marcas P.A.N. y Promasa, avenas Quaker, Don Pancho y Frescavena. También maneja cereales listos marca Quaker y alimentos para mascotas Dogourmet y Donkan.

En esa onda de crecimiento, la compañía lanza por estos días su cuota en la categoría de modificador lácteo. Se trata de Toddy, un producto que tiene desde hace 75 años y que está adaptado al gusto del colombiano.

“Estamos optimistas y contentos con este lanzamiento de una marca de 75 años de presencia en el mercado internacional. La inversión en el lanzamiento es de 10.000 millones de pesos”, explicó esta semana José Antonio Pulido, gerente general de Alimentos Polar en Colombia, al referirse al nuevo producto que manufactura en Colombia en alianza con Casa Luker.

La categoría de modificadores lácteos es de 120 millones de dólares, dominada por Milo (Nestlé) y Chocolisto (Nutresa).

El ejecutivo confía en que al final del tercer año de presencia en el mercado, Toddy alcance 20 por ciento del total y se ubique como segundo o tercero.

En Venezuela tiene 20 categorías relevantes y en el país apenas tiene cinco, incluidos los cereales listos, por lo que el plan es introducir poco a poco aquellas que puedan ser atractivas y agreguen valor al consumidor, dice José Antonio Pulido.

Esta semana, la incursión en la nueva categoría fue una oportunidad para que Pulido diera a conocer a Portafolio los resultados de la operación Alimentos Polar en Colombia, en vista de que en septiembre cerró el año fiscal, y al margen de la coyuntura que vive Lorenzo Mendoza en Caracas por cuenta de los señalamientos del chavismo.

“En Colombia crecimos 11 por ciento en volumen y el país supera los 300.000 millones de pesos en facturación, lo que implica un crecimiento cercano al 8 por ciento”, dijo.

“Nosotros como empresa de capital venezolano que está haciendo negocios en Colombia estamos agradecidos de que se nos permita invertir y trabajar”, manifestó el ejecutivo, quien reconoce que la devaluación no ha sido fácil para el abastecimiento de productos importados como el maíz y la avena, claves para su portafolio. La eficiencia operacional ha sido fundamental, asegura.

Sobre las perspectivas explica la necesidad de que productos básicos no sean objeto de aplicación del IVA en una nueva reforma tributaria, al tiempo que expresa su preocupación sobre la incidencia de la mayor inflación en el deterioro de la capacidad de gasto de los consumidores.

Aprovechando la devaluación, Alimentos Polar plantea exportar a Centroamérica y el Caribe productos para mascotas, ya que tiene la experiencia en esos mercados con la venta de harina producida en Colombia.

Hoy, Polar tiene en marcha un plan de inversión por 20.000 millones de pesos que le permitirá incrementar de 2.000 a 4.000 toneladas la capacidad de su planta. En cuatro años es la tercera compañía en volumen en el mercado colombiano de mascotas.

TRABAJO POR LA SUSTITUCIÓN DE IMPORTACIONES

Si bien el 60 por ciento de las materias primas de Alimentos Polar son adquiridas en el país, la avena y la mayoría del maíz son importados. En este último producto la compra nacional no llega al 30 %.

“Una de las cosas que queremos hacer es abastecernos del maíz colombiano”, dice José Antonio Pulido.

Ofrece asistencia técnica y anuncia que los dotará de semillas certificadas a costo. Así, dice el ejecutivo, él puede sacar mejores rendimientos y mayor rentabilidad en la cosecha y nosotros un producto de buena calidad comprado el país.

congom@portafolio.co