Celulares de alta gama y cámaras, los productos tecnológicos más afectados por el dólar caro 

Según GFK, los precios en el sector de la tecnología han subido entre el 20 y el 40%, y, como consecuencia, el mercado se ha contraído de 15 a 20%. 

En el país hay alrededor de 123 millones de celulares, de los cuales 76 millones están registrados, y 23 millones no han sido reportados y aparecen como activos.

123rf

Empresas
POR:
Portafolio
julio 10 de 2016 - 10:46 p.m.
2016-07-10

El aumento en los precios de los productos tecnológicos, empujado por la fuerte devaluación del peso frente al dólar, está haciendo que la gente se incline más por los productos de baja gama. Especialmente eso se observa con los teléfonos inteligentes y televisores. Así lo revela un estudio de la firma GFK, especializada en mediciones de consumo de tecnología.

De hecho, las pantallas de 32 pulgadas que habían quedado absolutamente rezagadas por la moda de las de 40 y 50, han vuelto a surgir, según observó el director de GFK, Carlos Alberto Paz Borrero.

Con datos consolidados a 31 de mayo, Paz advierte que, aunque la devaluación no les pega igual a todos los artículos electrónicos, que en general son importados y en su origen se pagan con la divisa estadounidense, dentro del país los incrementos en precios han oscilado entre el 20 y el 40 por ciento, demasiado si se tiene en cuenta que el salario mínimo este año creció en 7% y la inflación acumulada a junio va en el 5,1%. “Eso no tiene que ver con que las empresas del sector estén ganando más dinero”, advirtió el presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones, Alberto Yohai.

Como consecuencia de la coyuntura, de acuerdo con Paz, las ventas han caído entre 15 y 20% en general en cuanto a unidades, con excepción de la ‘línea blanca’ –en la que están por ejemplo lavadoras, equipos de enfriamiento y aires acondicionados– que viene creciendo al 4% aproximadamente.

CÁMARAS Y TELÉFONOS, LOS MÁS AFECTADOS 

Las cámaras digitales son las que más han perdido mercado, con un decrecimiento del 72% en unidades frente al mismo periodo del 2015, mientras que la facturación por ese concepto baja en 56%, como resultado del aumento de 62% en el precio, pero además de que están siendo desplazadas los teléfonos inteligentes y las tabletas. Paz apuntó que en ese segmento solo crecen las cámaras profesionales.

Los teléfonos inteligentes (smartphones) se encarecieron en un 46% de enero a mayo, ocasionando una disminución de 9% en número vendido, con aumento de 33% en el valor facturado. De acuerdo con Paz, salen más las gamas medias y bajas, cuyos precios oscilan entre los 500 mil y los 800 mil pesos, y en otras ocasiones la gente se está quedando más tiempo que antes con un mismo equipo.

En cuanto a computadores, los usuarios están sacrificando características como capacidad de almacenamiento, velocidad de trabajo y calidad de imagen por comprar al precio que lo permite su economía menguada. Con un incremento de precio del 14%, los ordenadores de escritorio bajaron en unidades un 9%, si bien su valor aumentó en 4%. Los portátiles se encarecieron en 19% y la cantidad se redujo 23%.

Al principio de que el peso comenzó a perder terreno frente al dólar, las sedes matrices amortiguaron parte de la diferencia en la tasa de cambio, pero, según Paz, muchas les han ‘cortado el chorro’ a sus filiales. “Por más subsidios que estén dando, ya no aguantan, porque están afectando su p&g (estado de pérdidas y ganancias). Aseguró que, incluso, estarían retrasando la introducción de productos nuevos.

No obstante, la tendencia del mercado no es particular de Colombia, sino que se observa en toda América Latina, donde el resto de países también han resultado afectados por la fluctuación de sus monedas.

Portafolio consultó a algunas empresas de tecnología. El vicepresidente de Samsung Electronics Colombia, Carlos Mateus, aceptó que hay dificultades, pero aseveró que en su compañía casi todas las líneas han crecido y que no han frenado promociones ni lanzamientos, los cuales dependen de decisiones globales. Julio Baek, presidente local de LG, se pronunció en sentido similar, añadiendo que, en su caso, la venta de televisores ha aumentado en un 20%.

ALERTA ANTE REFORMA TRIBUTARIA 

Tanto como la fluctuación de la moneda, a las empresas de tecnología le preocupa que la reforma tributaria que está en ciernes incluya nuevos impuestos para el sector, según expresa el presidente de la Cámara de Informática y Telecomunicaciones, Alberto Yohai.

De hecho, la comisión de expertos convocado por el Gobierno para estudiar el tema ha sugerido gravar con IVA a productos como computadores y tabletas, que hoy están exentos.

Con eso, añade Yohai, no solo ellos perderían, sino todos los demás sectores económicos, porque hoy día la tecnología es transversal a toda actividad que busque ganar productividad. “Por eso hay que es abaratarla y no al contrario”, enfatiza.

Cita los últimos resultados del índice de Preparación a la Conectividad (en inglés NRI, sigla de ‘Networked Readiness Index’), que difundió el Foro Económico Mundial la semana pasada, que ubicó a Colombia en el puesto 68, mientras que en el 2015 estuvo en el 64. Y Aunque conservó el mismo puntaje, fue superado por cuatro países. Según Yohai, lo afectó, justamente, el tema impositivo en el que no solo se contempla el IVA sino los gravámenes corporativos como el llamado ‘impuesto a la riqueza’.

Puntualiza que eso es un campanazo que debe poner en alerta al Gobierno para generar una estrategia en coordinación con el sector privado que reanime el consumo de tecnología.

@nesperiodista