El Premio Emprender Paz entregó cuatro galardones

La facilidad para ser replicados en distintos contextos y la amplia participación de las empresas que desarrollan los proyectos, fueron las razones por las que el jurado terció a favor de los ganadores.

El miércoles 16 de septiembre, en el Gun Club de Bogotá, se dieron a conocer las cuatro prácticas empresariales que sobresaliero

Archivo

El miércoles 16 de septiembre, en el Gun Club de Bogotá, se dieron a conocer las cuatro prácticas empresariales que sobresaliero

Empresas
POR:
septiembre 18 de 2015 - 01:33 a.m.
2015-09-18

Un total de ocho iniciativas empresariales de construcción de paz participaron en la ceremonia de premiación de Emprender Paz.

El miércoles 16 de septiembre se dieron a conocer las cuatro prácticas empresariales que sobresalieron por tener un impacto importante en la generación de oportunidades sostenibles para comunidades afectadas por el conflicto armado.

Las iniciativas se destacan por su capacidad para ser replicadas en distintos contextos y por el alto involucramiento de la organización que las desarrolla.

LAS PREMIADAS

-Asapiv es una microempresa que desarrolla la iniciativa ‘Asociación Agropimentera del Valle del Guamuéz’.

Este proyecto tiene un aporte significativo en construcción de paz al brindar oportunidades sostenibles a agricultores víctimas del conflicto, que erradicaron cultivos de uso ilícito a través de la siembra y la comercialización de pimienta.

La iniciativa ha permitido el retorno de personas en situación de desplazamiento y ha generado capacidad instalada en los productores, a través del acompañamiento técnico, social y ambiental recibido. De igual manera, al comercializar la pimienta de manera directa ha contribuido a mejorar los ingresos y las condiciones de vida de 62 familias asociadas.

-La otra galardonada es la Compañía Nacional de Chocolates, una de las empresas más grandes del país, que participó con el proyecto ‘Cacao Kankawarwa’.

Este ha contribuido a crear nuevas perspectivas y alternativas educativas, económicas y comerciales a familias de la comunidad arhuaca de Kankawarwa (Kankavarua), mediante formaciones técnicas en manejo agronómico del cultivo de cacao y cultivos de pancoger. Además, promociona e implementa tecnologías ambientalmente amigables y ancestralmente apropiadas para mejorar las condiciones de vida, restaurar la biodiversidad, recuperar el territorio autónomo y el gobierno propio.

-La tercera premiada es la Cooperativa de Trabajo Asociado Productores Agropecuarios Solución Integración y Vida (Proasiv). Esta es una pequeña empresa, que desarrolló ‘Una oportunidad para generar paz’. Esta iniciativa ha brindado asistencia técnica, insumos, herramientas y acompañamiento socio empresarial, lo cual ha permitido que familias víctimas del desplazamiento forzado y campesinos que han sustituido cultivos de uso ilícito mejoren su calidad de vida, gracias a los proyectos de cultivo de cacao, plátano, arroz y caucho. De igual manera, mediante el programa ‘Arrieros por la paz’ ha contribuido a la reconstrucción del tejido social.

-La última condecorada fue Vas, una microempresa que ejecutó el proyecto ‘Asociación Agropecuaria Vida Ambientalmente Sana’. La iniciativa contribuye a la construcción de paz, al beneficiar a población desplazada que ha encontrado condiciones para retornar a la zona, a través del cultivo y comercialización de bananito, brindando una fuente de ingresos sostenibles a la comunidad.

Los cultivos se realizan de manera ambientalmente responsable, aprovechando técnicas ancestrales potenciadas por asistencias técnicas.

Las iniciativas presentadas fueron evaluadas por un panel de expertos, conformado por: Frederic Massé, director del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales (Cipe) de la Universidad Externado; Eduardo Villar Borrero, presidente de la Fundación Social; Eulalia Arboleda, consultora independiente de microfinanzas y Ricardo Ávila Pinto, director de Portafolio.