Preparan receta para salvar ‘transmilenios’

Ajuste de rutas, explotación de locales en las estaciones, lucha contra la informalidad y la evasión, ingredientes para superar la crisis.

El Mío circula en Cali.

Archivo Portafolio.co

El Mío circula en Cali.

Empresas
POR:
abril 29 de 2013 - 02:12 a.m.
2013-04-29

Ante la crisis financiera que viven los sistemas integrados de transporte masivo (SITM) de Barranquilla (Transmetro), Bucaramanga (Metrolínea) y Cali (Mío), el Ministerio de Transporte prepara una receta para darles un empujón que los lleve a conquistar más pasajeros.

La fórmula contiene reestructuración de rutas, reducción de la sobreoferta, mecanismos contra la informalidad y la evasión, y una alta dosis de capital privado que podría llegar a las cuentas de los SITM como pago por la explotación comercial de locales dentro de las estaciones de cada sistema.

“Venimos avanzando en este tipo de estructuraciones, la estación de San Mateo en Soacha fue construida con inversión privada a cambio de concesionar el segundo piso en donde estarán las áreas comerciales. En la estación de la 26 de TransMilenio trataremos de hacer lo mismo”, explica el viceministro de Transporte, Nicolás Estupiñán.

La idea de sacarle provecho a la valorización del uso del suelo en áreas colaterales a los SITM es un ingrediente que usará el Gobierno en algunas de las nuevas estaciones y en la implementación de los siete Sistemas Estratégicos de Transporte Público (SETP), basados en una operación organizada, con estaciones y un sistema unificado de recaudo.

Según Estupiñán, los problemas de los ‘transmilenios’ no se asocian a fallas en la estructuración de los proyectos sino a debilidades locales que surgieron en la implementación.

“Las secretarías de tránsito o áreas metropolitanas no cumplieron las tareas que se les asignaron que fueron combatir la informalidad, la reestructuración de rutas y la reducción de sobreoferta, y por eso la transición del sistema masivo para reemplazar al sistema colectivo tradicional no se ha podido dar de manera eficiente y organizada”, explica el viceministro.

Eso, sumado al mototaxismo y al transporte ilegal, ha hecho que Transmetro, Metrolínea y Mío tengan menos pasajeros de los calculados.Cifras del Dane demuestran que estos sistemas no le han ganado la batalla al transporte público tradicional.

En el tercer trimestre del 2012, solo el 10,6 por ciento de los barranquilleros, el 20,6 de los bumangueses y el 46,3 por ciento de los caleños se movilizaron por la ciudad a través del SITM.

A diario, Transmetro moviliza 95.000 personas y recauda más de 162 millones de pesos; Metrolínea mueve 142.171 pasajeros y factura 255 millones; y el Mío transporta 455.000 pasajeros y recauda 728 millones.

El plan del Gobierno a mediano plazo es que el sistema caleño obtenga al menos la mitad de los ingresos del TransMilenio de Bogotá, que moviliza 1’850.000 pasajeros al día y factura más de 3.000 millones de pesos.