Prevén que este año accionistas reciban mayores dividendos

En medio de la caída de la Bolsa, quienes vendan por no mantener la calma podrían quedarse sin la repartición de las utilidades, próxima a decidirse.

Prevén que este año accionistas reciban mayores dividendos

Archivo Portafolio.co

Prevén que este año accionistas reciban mayores dividendos

POR:
enero 31 de 2014 - 01:06 a.m.
2014-01-31

Tras 20 jornadas de negociación, durante el 2014 la Bolsa de Valores de Colombia ha perdido 9,5 por ciento. Así se puede ver en el índice de capitalización Colcap, que pasó de 1.606 a 1.452 puntos desde el 2 de enero hasta ayer.

Este panorama no es nuevo. Durante el 2013, las acciones colombianas cayeron en promedio 12 por ciento. Algunas, como el caso de Ecopetrol y Bancolombia, retrocedieron 31 y 21 por ciento, respectivamente. Sin embargo, otras como Canacol o Petrominerales subieron 127 por ciento y 43 por ciento.

En todo caso, el panorama general es de caída, lo que ha llevado preocupación a muchos inversionistas e incluso los ha tentado a vender sus títulos. Ceder puede significar una doble pérdida: asumir la caída reciente de los precios, renunciando a una posible recuperación, y quedarse sin los dividendos que en las próximas semanas las empresas decidirán repartir.

Los dividendos, es decir la parte de las ganancias que se reparten entre los socios, son el factor que saca la cara en el momento actual del negocio bursátil, pues, independientemente de los precios de las acciones, las empresas se mantienen en buen estado, generando utilidades y expandiéndose a otros países.

Por tal motivo, los analistas del mercado recomiendan mantener las inversiones, pues prevén que a mediano plazo los títulos se recuperen hacia un valor acorde con los resultados de las empresas.

En promedio, en Colombia, las empresas devuelven en dividendos 3 de cada 100 pesos que los accionistas tienen invertidos. Sin embargo, hay casos como Ecopetrol o Corficolombiana en los que los inversionistas reciben hasta el 8 por ciento de lo que invirtieron.

Pero eso no es todo, Katherine Ortiz, analista de renta variable de la comisionista Corredores Asociados, sostiene que, según los cálculos que han hecho del comportamiento financiero de las empresas en el 2013, estas subirían en promedio un cinco por ciento sus dividendos. “Algunas incrementarían el dividendo sólo lo que aumentó la inflación; sin embargo, otras empresas, apoyadas en su buen comportamiento, aumentarían hasta el 10 por ciento sus dividendos”, sostuvo.

Lo cierto es que parte de las pérdidas que las empresas han tenido en la Bolsa durante el último año se debe a efectos internacionales, pues la mayoría de las empresas se encuentran bien, generando ganancias e incluso expandiéndose a otros países.

Así lo asegura Daniel Lozano, director de Investigaciones de la comisionista Serfinco, quien explica que el mercado colombiano tiene un potencial importante. “Las empresas locales tienen la capacidad de generar un rendimiento atractivo para los inversionistas, por eso hacemos un llamado a la calma. Las desvalorizaciones pueden continuar en el mercado porque estamos en un proceso de ajuste en los mercados internacionales que está afectando a todos los países emergentes y por ende al mercado colombiano”, sostuvo.

LA DECISIÓN DE ECOPETROL

La estatal petrolera Ecopetrol no solo es importante porque es la que más accionistas tiene, 434.136 socios, sino porque es la más grande del país y de gran apoyo financiero para el Gobierno Nacional. El año anterior, la petrolera repartió un 80 por ciento de las ganancias que tuvo durante el 2012 y pagó 291 pesos por acción, esto representado en un dividendo ordinario de 255 pesos y uno extraordinario de 36 pesos. Sin embargo, los analistas señalan que por sus planes de inversión, Ecopetrol este año estaría en condiciones de mantener el dividendo ordinario, pero no el extraordinario. Así lo asegura Julián Villamizar, docente de la Universidad Externado:

“Por las necesidades de caja del Gobierno, no creo que el dividendo disminuya de forma significativa. En caso de tener que recurrir a esta medida, el yield (la rentabilidad) a los precios actuales con un dividendo cercano a 220 pesos por acción ya se vuelve de nuevo interesante o bien se podría entregar en acciones a los accionistas minoritarios”.

Diana Mosquera, analista de renta variable de Global Securities, agrega que la petrolera podría entregar un menor dividendo, pues en el 2013 la empresa incrementó sus deudas y en el 2014 tienen planeado destinar gran cantidad de recursos para la inversión.

OPTIMISMO POR GENEROSIDAD DE AVIANCA

Aunque no fue una de las más castigadas del 2013, la acción de Avianca tuvo un descenso del 18 por ciento provocado por su emisión de acciones en Wall Street.

La compañía tuvo un año de crecimientos estables, los cuales podrían mantener el dividendo o incrementarlo un poco. Según Katherine Ortiz, de la comisionista Corredores Asociados, este año el dividendo de Avianca puede crecer alrededor del 10 por ciento.

La empresa de aviación deberá distribuir también sus dividendos entre las nuevas acciones que salieron al mercado en noviembre.

FINANCIERAS, EN EXPANSIÓN

Los bancos colombianos listados en bolsa

(Bancolombia, Banco de Bogotá y Davivienda) no solo tuvieron un buen desempeño financiero durante el 2013, sino que aprovecharon para expandirse. El Banco de Bogotá, cuya acción subió 31 por ciento durante el 2013 y hasta noviembre tenía utilidades por 1,3 billones de pesos, llegó a 12 países de Centroamérica y el Caribe. Bancolombia, pese a que su acción cayó un 21 por ciento el año anterior, tuvo utilidades por 1,2 billones de pesos y se consolidó en El Salvador, Panamá y Guatemala. Davivienda, que a noviembre tenía ganancias por 658.000 millones de pesos, aterrizó en Costa Rica, Honduras y El Salvador.

LAS QUE SE DESTACARON

Según Fabián Perdomo, analista de la comisionista Acciones y Valores, los inversionistas de Grupo Argos, Pacific Rubiales y Davivienda podrían ver incrementos significativos este año en el pago de los dividendos por el buen desempeño de estas empresas. “La estructura que tiene Argos y el sector de construcción le permitiría tener un incremento importante. Por su parte, Pacific Rubiales viene cumpliendo las metas que publica en el mercado y Davivienda es un banco con un crecimiento importante en Centroamérica”.

Álvaro Lesmes

Redactor de Economía y Negocios

¿Y POR QUÉ BAJARON LAS ACCIONES?

¿Por qué caen las acciones? Y, de paso, ¿por qué sube el dólar? No se trata de un fenómeno de las acciones colombianas y del peso. Son las acciones y las monedas de numerosos países emergentes. Así se les llama a países como Colombia que, en los lustros recientes, se volvieron objetivo de inversionistas por su potencial de crecimiento.

Pero sus acciones y monedas no se desvalorizan porque los inversionistas crean que a esos países y sus empresas les esté yendo mal o les vaya a ir mal.

Lo que ven, desde el año pasado, es que luego de crisis y estancamiento desde el 2007 en Estados Unidos y Europa, la recuperación es un hecho.

Entonces, los dueños del dinero, que en los últimos años se lo llevaban para invertir en países emergentes, ahora lo sacan de allí para llevarlo de vuelta, especialmente a Estados Unidos, para invertir en acciones y otros papeles.

Las empresas y la economía general de Colombia el año pasado tuvieron un desempeño positivo, y, aun así, las acciones cayeron. Y en los primeros días de este año la caída se acentúa.

Como los inversionistas quieren hacer parte de la fiesta de las acciones en Estados Unidos, que desde el año pasado volvieron a precios récord, necesitan su dinero para invertir. Si parte de su riqueza está en acciones de países emergentes, deben vender para conseguir el efectivo necesario para comprar en Estados Unidos.

Al vender acciones emergentes, su precio cae, obtienen dinero en las monedas locales, con el que salen a comprar dólares para poder ir a Wall Street, lo que aumenta la demanda de la divisa y su precio.

El fenómeno viene desde el año pasado, pero hay momentos en que se agudiza, como en los últimos días, pues se esperaba la decisión de la Reserva Federal que confirmaba toda esta lógica, como efectivamente pasó.

Mauricio Galindo

Editor de Economía de EL TIEMPO

Siga bajando para encontrar más contenido