‘Sin prevención, diabéticos se duplicarán en 20 años’

Maziar Mike Doustdar, vicepresidente Senior de operaciones internacionales del laboratorio danés Novo Nordisk, anuncia la llegada a Colombia de la insulina Tresiba, un producto flexible a los horarios de aplicación de las personas enfermas de diabetes, clasificados como ‘insulinodependientes’.

Maziar Mike Doustdar, vicepresidente senior de operaciones internacionales de Novo Nordisk.

Archivo particular

Maziar Mike Doustdar, vicepresidente senior de operaciones internacionales de Novo Nordisk.

Empresas
POR:
agosto 07 de 2014 - 01:46 a.m.
2014-08-07

‘La diabetes mata’. “Esta frase debería estar en grandes carteles en todas las ciudades, como una campaña de concientización sobre la enfermedad”, asegura Maziar Mike Doustdar, vicepresidente Senior de operaciones internacionales de Novo Nordisk, quien habló con Portafolio sobre los planes que la compañía tiene en el país y los problemas generados por la diabetes.

Y es que la enfermedad no es un asunto de talla menor. En Colombia hay 2,1 millones de personas afectadas por esta enfermedad. Esa es una razón suficiente por la que una empresa dedicada a la investigación y a la elaboración de medicamentos contra la diabetes, tenga planes concretos en el país.

¿Cuál es el objetivo de su visita a Colombia?
Colombia es un mercado clave para las operaciones internacionales de Novo Nordisk. Durante los últimos tres o cuatro años, me he dedicado a visitar los mercados más atractivos para nosotros y por eso estoy aquí. Tenemos planes específicos para Colombia.

¿Cuáles son los planes de Novo Nordisk en Colombia?
Si tuviera que usar una sola frase, yo diría que el más importante es generar conciencia. Y para ello hemos diseñado tres programas específicos.

El primero es la Academia de la Diabetes, a través de la cual estamos capacitando médicos. Ya hay una cifra de 3.000 profesionales de la medicina que han recibido cursos e información científica sobre diabetes en Colombia.

El segundo programa es el de los ‘Foros sobre la Diabetes’, que consiste en reuniones y discusiones sobre tratamientos y avances acerca de la prevención y el control de la enfermedad.

El tercer punto es el ‘Observatorio de la Diabetes’. Este consiste en generar una gran base de datos en torno a información sobre la enfermedad, para que sea consultado por los ciudadanos. Es un gran portal de información y de construcción de conocimiento.

Y ¿qué ha visto en su visita a Colombia, respecto a perspectivas de inversión en el país?

Nosotros estamos operando en Colombia desde hace más de 20 años y hemos llegado a la conclusión de que el país tiene mucho potencial de crecimiento. Esa fue la razón por la que decidimos establecernos, a través de una oficina de la empresa.

¿A qué se refiere cuando habla de potencial?

Novo Nordisk es la empresa más grande del mundo en fabricación de productos contra la diabetes. Se calcula que en Colombia hay 2,1 millones de personas afectadas por esta enfermedad y en los próximos 20 años se llegaría a 4,5 millones de personas con diabetes. Entonces, esa es una razón para estar aquí asumiendo una responsabilidad.

¿Cuál es su opinión en torno a la discusión sobre productos biotecnológicos?
Como empresa nos gusta la competencia. Esto nos hace trabajar más duro y genera beneficios para los pacientes. Esta competencia puede provenir de multinacionales u otras empresas similares.

Esta competencia tiene que darse sobre un campo de juego nivelado para no crearles riesgos a los pacientes. Tengo entendido que el proyecto de ley que hay en curso en Colombia le permitiría a las empresas que producen biosimilares registrar y vender sus productos sin la debida investigación y sin tener estudios clínicos propios. Las medicinas de Novo Nordisk son buenas, las de otras empresas son similares y no tienen que invertir en investigación.

Además, la desigualdad se da en que yo tengo que acopiar y presentar kilómetros de papeles que acreditan la investigación y debo esperar dos años para poder demostrar que ese nuevo medicamento es eficaz y seguro para los pacientes. Eso está bien, pero este proceso lo deben cumplir todas las empresas.

¿Por qué en Colombia un producto de una multinacional vale más que en otros países del mundo?

Con la regulación de precios aplicada desde hace casi dos años tenemos un nivel de precios iguales a los de los 17 países que fueron incluidos.

Aquí el problema es de sanidad, no pueden poner en riesgo la vida de los pacientes. Este es un tema de seguridad. El 83 por ciento de los comentarios que han hecho las agencias internacionales regulatorias advierten que Colombia no debe hacer algo que ningún otro país del mundo se atrevería a hacer.