Principal productora de oro del país, en riesgo por ilegales

De 36.000 hectáreas que Mineros S.A. tiene en títulos en Bajo Cauca, más de 4.000 están invadidos.

Principal productora de oro del país, en riesgo por ilegales

Archivo Portafolio.co

Principal productora de oro del país, en riesgo por ilegales

POR:
marzo 13 de 2014 - 01:53 a.m.
2014-03-13

Cerca de 225 dragas ilegales apostadas en cercanías del río Nechí, en el Bajo Cauca Antioqueño, estarían amenazando la operación de Mineros S.A., la principal productora de oro en el país.

Portafolio recorrió la zona y constató el deterioro a causa de estas máquinas que sacan inmensas cantidades de arena que es procesada para separar el metal precioso, sin resarcir después el daño.

Manchas blancuzcas y ocres se divisan como cicatrices en medio de la vegetación nativa. Pero además de ese daño ambiental, de acuerdo con la presidenta de Mineros S.A., Beatriz Uribe, las máquinas ilegales están poniendo en riesgo el futuro de esta firma responsable de casi el 30 por ciento del oro legal que produce el país –3 toneladas–<EM>y genera el 70 % del empleo formal en su zona de influencia.

De las 36.000 hectáreas que posee Mineros allí, avaladas por títulos mineros a perpetuidad, han sido ocupadas más de 4.000 por dragas de distinto tamaño y la invasión sigue avanzando a pasos agigantados sobre sus áreas de reserva.

La última alarma de la empresa se suscita ahora con la ocupación de 30 hectáreas en que hacen parte de su programa de Parcelas Agroforestales, en las cuales invierte 1.800 millones de pesos anuales para recuperarlas con especies forestales. Luego se las asignaron a campesinos pobres. Sin embargo, desde diciembre hombres de acento brasileño llegaron con sus dragas y retroexcavadoras arrasando los sembrados en busca de los residuos de oro dejados por Mineros hace casi una década.

“Lo que más nos angustia es la destrucción de las parcelas, con las que hemos mostrado que la minería no es dañina si se hace bien. Además, porque seguimos siendo los responsables ambientales de esa área”, asegura Uribe, quien se queja de haber tocado la puertas de todas las autoridades, sin que se ponga remedio.

“Claro que se esta poniendo en riesgo nuestra sostenibilidad. Tenemos reservas que nos permiten operar los próximos diez años, pero esas dragas las están dañando y posiblemente se trate de lotes perdidos de manera definitiva, porque nuestros equipos requieren extensiones importantes y una configuración más o menos estable del terreno”, añade la Presidenta de Mineros.

Y pone como ejemplo la ocasión en que sus técnicos trataban de montar una draga en el bloque Rioviejo y finalmente no lo hicieron porque ya los ilegales habían extraído la mitad de las riquezas, de suerte que ya no era rentable abrir un frente de producción.

De acuerdo con autoridades regionales, solo en El Bagre, principal bastión de Mineros S.A., han detectado 12 puntos de trabajo que no cuentan con los permisos legales.

Si bien uno de los argumentos para cierta permisividad con la minería informal es que de ella devengan el sustento miles de familia pobres, organismos de inteligencia investigan grandes capitales que han llegado desde el año 2010, coincidiendo con un arreciamiento de la persecución contra los cultivos de coca en la zona. “Muchos cocaleros se cambiaron a la minería ilegal. Una draga de estas cuesta entre 1.500 y 2.000 millones de pesos y cada retroexcavadora, hasta 500 millones. Eso da a entender que un campesino cualquiera no podría comprarlas”, dijo un investigador.

También, en varios casos han encontrado evidencia de alianzas con ilegales, como la banda de Los Rastrojos y los frentes 36 y 37 de las Farc, que les brindan protección a cambio de un dividendo de unos 9.000 millones de pesos mensuales. Por draga pagan cerca de 5 millones de pesos y 3 millones por retroexcavadora.

DAÑAN TIERRAS REFORESTADAS

Las Parcelas Agroforestales vienen siendo desarrolladas desde el 2001. En este programa la empresa aplana los terrenos que van recorriendo sus dragas, los reforestan y los entregan a campesinos pobres a razón de 10 a 15 hectáreas por familia. Ellos reciben además un salario mínimo durante 3 años y posteriormente se les tramita la escrituración. A cambio, se comprometen a sembrar más especies y cuidar el campo, no militar en grupos ilegales ni en el narcotráfico, y a no ejercer la minería ilegal.

Hasta ahora hay 36 parcelas. Sin embargo, unos meses atrás se ha notado la presencia de dragas ilegales. Algunas serían de brasileños que dicen tener su legalización en trámite.

Néstor López

Enviado especial Nechí/El Bagre

Siga bajando para encontrar más contenido