Los pro y los contra de la venta de Isagén

Vea por qué el ente de control y vigilancia advierte que el negocio podría generarle riesgos a las finanzas públicas del país.

Los pro y los contra de la venta de Isagén

Archivo Portafolio

Los pro y los contra de la venta de Isagén

Empresas
POR:
mayo 11 de 2015 - 09:15 p.m.
2015-05-11

El próximo 19 de mayo inicia el negocio más importante del año. El estado enajenará el 57,61% de las acciones que le pertenecen de Isagén, venta con la que espera obtener recursos para financiar proyectos de vías 4G (cuarta generación).

La Contraloría General de la República dio su punto de vista y entregó recomendaciones frente a este proceso.

De acuerdo con la entidad, al contemplar el panorama económico nacional y sus proyecciones en los próximos años, son pocas las alternativas viables en el corto plazo para obtener los recursos que le permitan financiar las concesiones viales, diferentes a la venta de Isagén.

No obstante, la Contraloría sugirió considerar otros elementos, diferentes a los financieros, que pueden pesar en contra de la economía nacional, al momento de enajenar la participación del Estado en la empresa como por ejemplo: la posibilidad de afectación del mercado de energía eléctrica del país, la afectación de la estructura tarifaria, el cambio de un activo rentable ahora, por otro activo como la infraestructura vial cuya rentabilidad en el mejor de los escenarios es difícil de cuantificar”.

Además, la entidad advirtió que si el proceso licitatorio iniciado para vender la participación accionaria en Isagén termina satisfactoriamente, habría que minimizar los riesgos de la decisión, fortaleciendo la regulación y el control con el fin de asegurar la expansión del sistema eléctrico nacional y evitar una posible afectación de la estructura tarifaria que le restaría al país competitividad en comparación con los países de América Latina.

Para la entidad estos son los aspectos que juegan a favor y en contra de la venta de Isagén.

A FAVOR 

* El control regulatorio del mercado eléctrico está en poder del Estado por lo cual la oferta y los precios de energía pueden ser regulados por la Comisión de Regulación de Energía, independientemente de la naturaleza jurídica de la empresa.

* Invertir en infraestructura vial de 4G promueve el desarrollo económico y social del país, vía crecimiento del PIB, generación de empleo, reducción de costos y tiempos de viaje, además de incentivar, generar o promover efectos positivos sobre la oferta de bienes, la inflación, y los índices de competitividad nacional.

* Las condiciones económicas del mercado favorecen el precio de la venta. Las condiciones financieras y productivas de Isagén la hacen atractiva en el mercado energético y se esperaría que la subasta determine un precio de venta superior a la base propuesta por el gobierno.

EN CONTRA 

* Si bien cierto el control regulatorio lo tienen el Estado, también es cierto que hoy la empresa tiene poder de mercado, que por su capacidad en la producción eléctrica es de importancia estratégica, en un mercado oligopólico donde participan pocas empresas. En este escenario deben plantearse los riesgos que supone para el Estado la venta de la participación accionaria en Isagén pues limita el control natural que tiene hoy el Estado en el mercado nacional de energía eléctrica.

* Se pasa a depender de las acciones de los privados para expandir la oferta energética. Las empresas estatales han mostrado ser el principal instrumento con que ha contado el país para garantizar una oferta energética eficiente y confiable, fundado en inversiones para el desarrollo de la capacidad instalada que se requiere con miras a suplir las necesidades que presenta la demanda nacional de energía eléctrica. La evidencia empírica ha demostrado que, en Colombia, las empresas con participación estatal son, mayoritariamente, las emprendedoras de los grandes proyectos, presentando un importante nivel de cumplimiento en su construcción. Un caso reciente es EPM, que aun cuando suspendió temporalmente la construcción del proyecto Porce IV, en este momento se encuentra adelantando el proyecto Hidroituango.

* La venta de Isagén genera presiones sobre las finanzas públicas, pues la Nación dejará de recibir anualmente el monto de los dividendos para la financiación del gasto público, por lo cual la venta en las actuales condiciones de los ingresos de la Nación podría llevar, en los próximos años, a hacer recortes presupuestales en otros sectores diferentes al de infraestructura vial.

* Los recursos de la venta deben ser ejecutados en lo que se ha planeado y en el tiempo proyectado, de lo contrario los recursos obtenidos se convertirían en un flujo de caja que permitiría aliviar temporalmente la coyuntura fiscal y no revertir en los beneficios económicos y sociales esperados.