Proalco comenzará a producir en Barranquilla

Oscar Proaño, Director General de Proalco Bekaert Colombia, se mostró preocupado por los sobrearanceles que el Gobierno impondría a su sector, y recomendó estudiar el tema.

Oscar Proaño / Director General de Proalco Bekaert Colombia

Archivo Portafolio.co

Oscar Proaño / Director General de Proalco Bekaert Colombia

POR:
julio 31 de 2013 - 12:53 a.m.
2013-07-31

Durante el año entrante, Proalco Bekaert, compañía dedicada a la producción y transformación de alambre, comenzará a operar en Barranquilla.

Esto, bajo la premisa de convertir a la capital del Atlántico en una plataforma para exportar a Centroamérica y el Caribe.

Sin embargo, Oscar Proaño, director general de la firma en Colombia, se mostró preocupado respecto al proyecto que se analiza en el Gobierno para imponer un sobrearancel al alambrón, materia prima para sus productos, pues esta decisión podría afectar el nivel de industrialización del sector.

¿Cómo evoluciona este año para la compañía?

Lo vemos muy bien. Terminamos el primer semestre de acuerdo con nuestro presupuesto. La ley de infraestructura y la anticontrabando nos tienen muy entusiasmados.

¿Cuál es su meta de crecimiento para el 2013?

Proyectamos un crecimiento moderado, del 5 por ciento.

¿Tienen planes de inversión?

Vamos a tener una operación fabril en Barranquilla. En principio será una pequeña inversión, pero significa comenzar a ver una zona geográfica de Colombia donde quisiéramos arrancar y abastecer desde allí los crecimientos.

El plan es empezar con productos tradicionales, como alambre de púas, mallas electrosoldadas y mallas eslabonadas.

¿Construirán su propia planta?

No hemos comprado nada pues es un proyecto previsto para el 2014.

En la zona hay mucha infraestructura para renta, podríamos comenzar así.

¿Cuánto producirían en Barranquilla?

En principio, no queremos disminuir la producción de nuestra planta en Sibaté (Cundinamarca), que es de casi 50.000 toneladas al año.

Creemos que podemos incrementarla en 10 por ciento anualmente y que gran parte de eso será gracias a Barranquilla.

¿Porque no exportan desde Colombia?

Tenemos problemas recurrentes, como algunos costos que son más caros aquí que en la región, como la energía y el transporte.

Eso no nos permiten hacerlo. Ahora, podríamos pensar que con la operación en Barranquilla sería posible exportar hacia Centroamérica y el Caribe, porque desde Bogotá es complicado.

¿Cómo ven al mercado colombiano?

Nos preocupa la salvaguarda que el Gobierno va a poner a nuestra materia prima, el alambrón. Aquí hay fabricantes del material pero no producen la cantidad necesaria y, en algunos casos, no tienen la calidad adecuada. Sin embargo, esas compañías pretenden que se ponga una sobretasa a la importación.

Lo que pasa con esto es que hay posibilidad de que se destruya la industria perfiladora y toda la cadena, porque lo que va a pasar es que los productos terminados no van a ser tocados en sus aranceles, entonces va a ser mucho más barato importar que producir en el país.

El escenario futuro es de importación, y eso va en contra de la industrialización de Colombia.

El año pasado, las compras al extranjero crecieron 40 por ciento y los productos importados representaron el 14 por ciento del mercado.

Creemos que el Gobierno está en un problema porque Paz del Río viene perdiendo mucha plata, entonces quiere ayudarlos pero haciéndolo perjudica al resto de la industria. La medida está en estudios, pero todo indica que se va a dar.

¿Estarían dispuestos a ser solo importadores?

Eventualmente sí, porque imagine a otros importando y nosotros produciendo, con la diferencia de que tenemos más de 400 trabajadores.

¿Cuál sería su solución para esta disyuntiva?

Podría haber una especie de cupo para que protejamos lo que se produce, pero no poner sobrearancel a lo que no se fabrica en Colombia. Además, en ciertos artículos el país solo puede abastecer el 50 por ciento, entonces hay que resguardarlo pero no a la otra mitad que no se produce. Es una medida intermedia.

¿Dónde ven las oportunidades en el mercado local?

Están en la infraestructura, en las carreteras, los puertos. Lo que tenemos por delante es enorme.

UNA APUESTA CON IMPACTO REGIONAL

Al cierre del año pasado, Proalco reportó a la Superintendencia de Sociedades ingresos operacionales por 138.232 millones de pesos y activos por 110.096 millones de pesos.

De acuerdo con Proañco, actualmente Latinoamérica representa el 38 por ciento de las ventas globales de Bekaert, multinacional de origen Belga propietaria de la empresa en Colombia, que reportó ingresos por 3,5 billones de euros al cierre del 2012 , y aunque Colombia no está entre los países con mayor participación en ventas para la multinacional, tiene una importancia estratégica para sus planes en la región. Por este motivo, explicó el directivo, hace poco menos de un año la empresa convirtió a esta nación en su centro de operaciones para América Latina, trasladando dicha oficina de Atlanta (Estados Unidos) a Bogotá.

Cristina Bustamante

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido