‘Sí se puede producir sin destruir el ambiente’

TNC lleva 30 años promoviendo la conservación del medioambiente y la sostenibilidad en Colombia. El director para el norte de los Andes y el sur de Centroamérica, Julio Carcamo, dice que han ejecutado programas por casi US$ 125 millones.

‘Sí se puede producir sin destruir el ambiente’

Archivo Particular

‘Sí se puede producir sin destruir el ambiente’

POR:
marzo 14 de 2014 - 10:53 p.m.
2014-03-14

The Natural Conservancy (TNC) es una ONG internacional creada hace 60 años en Estados Unidos y este año cumple también tres décadas en Colombia, promoviendo el cuidado del medioambiente y la producción responsable.

Sus proyectos en el país han involucrado recursos por casi 125 millones de dólares. Portafolio habló con, Julio Carcamo, director del programa Nasca (Norte de los Andes y Sur de Centroamérica), de esta organización.

¿Qué ha sido lo más importante en estos 30 años?

La misión de entidades de nuestro tipo es fortalecer las capacidades de las organizaciones sociales del sector público, privado y no gubernamental, y así se va dejando una huella en la conservación del suelo, el mar y las aguas dulces. Muchas de las estrategias que hemos implementado acá las hemos aplicado en otras partes.

¿A cuantas comunidades han impactado?

Hemos trabajado en muchas áreas, desde el Caribe, hasta Caquetá, los Llanos y el Pacifico.

¿Qué ejecutorias específicas puede mencionar?

Por ejemplo, el apoyo que recientemente se le brindo al Ministerio del Medio Ambiente para que se promulgara un nuevo manual de compensaciones que cambia la manera en que se resarce el impacto de grandes proyectos. Esto va a tener una repercusión por fuera, porque ya se viene utilizando como ejemplo en el exterior.

¿Qué cambia?

Antes, la compensación era a través de la siembra de árboles, lo que en la práctica no era lo mejor. El nuevo manual dice que si un proyecto impacta una hectárea de un ecosistema tendría que compensar hasta 10, promoviendo medidas de conservación.

Esto entró en vigor el año pasado y entiendo que actualmente hay una transición en el Ministerio de Ambiente y la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) para implementarlo. En eso también queremos colaborar.

¿Qué proyectos tienen en marcha?

En ganadería sostenible, hay un proyecto de 60 millones de dólares que busca que los pequeños ganaderos del Magdalena Medio desarrollen una producción sostenible. En los Llanos, estamos en un proceso con un productor de palma africana que busca que su operación sea más compatible con la conservación, con acciones domo dejar zonas de reserva en las riberas de ríos y proponiendo un sistema de compensaciones voluntario.

Otro proyecto importante son los fondos de agua, con lo cual se quiere conservar a largo plazo las cuencas. En el país ya hay 7: en Valle, Bogotá y Medellín ya están consolidados, y tenemos 4 en proceso en Cartagena, Santa marta, Cali y Barranquilla.

¿Cómo se financia TNC?

Hay desde fuentes locales, nacionales e internacionales, estatales, no estatales y fondos bilaterales. Además, recibimos alguna plata del nivel central de nuestra organización.

¿Cuál ha sido la inversión?

Nuestra inversión en el país anda entre 4 y 5 millones de dólares, pero cuando se le suma lo de otros socios, son entre 100 y 125 millones de dólares en los últimos cinco años.

¿Cuáles son sus socios?

TNC tiene alrededor de 50 en el país, entre organizaciones del sector civil, público y privado, así como académico.

¿Cómo hacen su trabajo?

En el pasado trabajábamos para la conservación de sitios pequeños, pero ahora lo estamos haciendo con paisajes que cubran áreas importantes; no solo parques nacionales sino áreas donde queremos incentivar la producción sostenible: el Magdalena, la cuenca del Orinoco y zona amazónica.

¿Las empresas pueden ser sus socias también?

Sí. TNC quiere modificar las prácticas de las empresas y que ellas se copien entre sí lo bueno que tienen. Pero lo que soñamos no es trabajar con empresas individuales, sino con gremios, como la Andi, el sector energético y el sector agroindustrial de los llanos, para asegurar que los cambios en el futuro sean grandes.

¿Están dispuestos los empresarios a mejorar sus prácticas?

Ese es un reto importante, pero Colombia es uno de los países que cuenta con un marco legal. Por ejemplo, el marco de las compensaciones permite que las empresas sepan qué tienen que hacer.

¿Qué proyecciones tiene TNC?

Queremos consolidar esta visión de paisajes, con la que venimos trabajando desde hace 10 años y en la cual está cada vez más presente el elemento humano. Una preocupación es cómo estas iniciativas puedan ser sostenibles en el tiempo.

Néstor Alonso López

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido