Las rosas, el producto estrella de este mes de mayo

La celebración se extiende por casi todos los países del mundo
durante los 31 días, aunque los mayores envíos se hacen al mercado estadounidense.

Las rosas son las más apetecidas en los Estados Unidos.

Las rosas son las más apetecidas en los Estados Unidos.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
mayo 09 de 2016 - 07:47 p.m.
2016-05-09

Desde España, hasta Nicaragua, todos los días del mes de mayo hay una celebración del Día de la Madre en cualquier país del mundo.

En el país ibérico fue el pasado primero de mayo, junto con el Día del Trabajo, mientras que en el centroamericano será el penúltimo día del mes. En Francia es el 31.

En otros, como los que pertenecieron a la ex Unión Soviética y los del extremo oriente de Europa, las madres reciben tributo el 8 de marzo, con el Día Internacional de la Mujer.

Ahora, la efemérides es la segunda festividad en importancia para los floricultores colombianos –luego del Día de San Valentín– que tienen en el mercado de los Estados Unidos uno de sus picos de ventas.

“El Día de la Madre es la segunda temporada de exportaciones más importante de la floricultura colombiana, a diferencia de San Valentín que es una fiesta especialmente enfocada en los Estados Unidos y en la comercialización de rosas rojas.

“La efemérides les brinda a los productores colombianos la posibilidad de exportar diferentes tipos de flores y bouquets a los más diversos mercados en el mundo”, indicó Augusto Solano Mejía, presidente de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores).

El mercado de las flores.

El mercado de las flores.

Archivo Portafolio.co

El dirigente gremial señaló que en medio de la presión sobre los precios generada por los países competidores, y que llevaron a Colombia a reducir el valor de sus exportaciones de flores en dólares durante el 2015, los floricultores esperan que sus ventas repunten esta temporada.

En el mercado estadounidense, las rosas, los ramos mixtos y los ramos de rosa son los tres primeros productos más vendidos en la temporada, con el 35,74; 17,81y 13,27 por ciento de las importaciones de flores estadounidenses procedentes de Colombia.

“Desde su desarrollo a partir de la década de los sesenta en el siglo pasado, la floricultura colombiana ha tenido una estrecha relación con la celebración del Día de la Madre en muchos países en el mundo.

“Al igual que San Valentín, una gran parte de las exportaciones de flores nacionales se concentra hacia los Estados Unidos, en donde las rosas y los bouquets tienen una alta aceptación entre los consumidores estadounidenses”, concluyó el vocero de Asocolflores.

En Rusia, segundo destino de las exportaciones de flores, también se celebra con rosas, aunque en una menor escala.

Este fin de semana en ese país se celebró el Día de la Victoria, en honor a los soldados que salieron triunfantes sobre la Alemania nazi en la Gran Guerra Patria, hace 71 años.

En el 2015, las compras rusas de flores cayeron 21 por ciento, mermando las importaciones de Ecuador, Holanda y Colombia en 13, 54 y 32 por ciento, respectivamente, esto, como consecuencia del comportamiento a la baja de la economía rusa.

En Japón, tercer mercado para las flores colombianas, la fiesta se estableció en 1931 para conmemorar el cumpleaños de la emperatriz Kojun, madre del emperador Akihito. El Día de la Madre también se celebra el segundo domingo del mes de mayo, y la festividad se conoce como Haha no hi.

Pero no solamente estos países reciben flores colombianas para el día de las madres, Inglaterra, Canadá, Francia, España y Holanda, entre otros, también las importan de Colombia.

PESE AL ESTANCAMIENTO DEL 2015, HAY FUERTE OPTIMISMO

En el 2015 las exportaciones de flores colombianas se mantuvieron en las 222.000 toneladas, el mismo volumen de 2014.

Sin embargo, en ingresos se registró una caída del 5,7 por ciento en las ventas, las cuales pasaron de 1.374 millones de dólares, en el 2014, a 1.295 millones en el 2015, informó Asocolflores.

Para este año, el panorama es mucho más optimista para los floricultores, derivado, en parte, por la devaluación del peso frente al dólar.

Por otra parte, algunos exportadores quieren mantener el mercado de las flores en Rusia, pese a la crisis, y abrir uno nuevo, esta vez en China, país que también es productor.