Promigas mantiene su plan de invertir $ 700 mil millones

De acuerdo con Celia, la desaceleración de la economía colombiana no les preocupa porque la firma planea a largo plazo. En el 2014, sus ingresos fueron $ 408.000 millones, con crecimiento de 39%.

Antonio Celia dice que hay reservas para atender la demanda de gas domiciliario del país por más de una década.

Archivo particular

Antonio Celia dice que hay reservas para atender la demanda de gas domiciliario del país por más de una década.

Empresas
POR:
marzo 24 de 2015 - 11:28 a.m.
2015-03-24

Para el mártes 24 de marzo de 2015 está programada en Barranquilla la Asamblea de Accionistas de Promigas, una empresa que en sus 40 años de historia ha evolucionado de ser una transportadora regional de ese tipo de combustible a tener negocios de transporte y distribución de gas natural, gas natural licuado, distribución y comercialización de electricidad, soluciones para la industria y distribución de energía. Al respecto, Portafolio habló con su presidente, Antonio Celia.

¿Cómo resumiría los resultados del 2014?

Como muy positivos. Cumplimos las metas que nos habíamos fijado: alcanzamos ingresos operacionales por 408.000 millones de pesos, con un alza del 39 por ciento frente al año anterior. Mantuvimos los gastos bajo control y gracias a ello la utilidad operacional creció en más del 50 por ciento, por encima de lo presupuestado. La utilidad neta disminuyó en 17 por ciento porque en el 2013 habíamos tenido un ingreso no recurrente por cuenta de la venta de Promitel.

¿Cuáles son las metas para este año?

Seguimos con los planes que nos habíamos fijado, de los cuales quiero resaltar tres: la ampliación del gasoducto del sur, la planta regasificadora de Cartagena y el inicio de prestación del servicio de gas domiciliario en Perú.

Algunos empresarios se muestran preocupados por la desaceleración de la economía colombiana. ¿Han modificado sus planes?

En absoluto. Mantenemos un plan de inversiones valorado en 700.000 millones de pesos y somos optimistas sobre la evolución del país. Vale la pena tener en cuenta que nuestras decisiones están orientadas al largo plazo y no se ven influenciadas necesariamente por la coyuntura.

¿Cómo ven el mercado del gas natural?

El servicio de gas domiciliario pudo agregar 350.000 nuevos usuarios el año pasado. Cerca de dos terceras partes de los hogares colombianos lo reciben y en el caso de los estratos uno a tres estamos hablando de casi el 90 por ciento. En total son más de 7,3 millones. Nosotros atendemos el 40 por ciento de ese mercado.

Se habla del cuello de botella de las reservas de gas…

Estoy tranquilo al respecto. Contamos con depósitos para atender las necesidades domiciliarias durante más de una década. Veo que sigue la exploración en busca de nuevas reservas. Por otro lado, el proyecto de planta de regasificación en el que estamos involucrados le agrega una mayor seguridad al sistema, en el caso hipotético de que tuviéramos que traer gas de afuera. En cualquier caso, nos va a dar una mayor flexibilidad.

Venezuela ha hablado de que haría exportaciones de gas hacia Colombia a comienzos del próximo año. ¿Es grave si eso no sucede?

Sería positivo para solucionar ciertos cuellos de botella que se presentan, particularmente en la zona de la costa Atlántica, pero nosotros no tenemos esa posibilidad en nuestras cuentas. De manera que los planes que he mencionado no se verían afectados.

¿Cuál es el efecto de la devaluación del peso para el usuario del servicio de gas natural?

Tiende a compensarse, porque así como el precio del dólar ha subido, el del gas en boca de pozo ha bajado. Ese mecanismo no necesariamente opera en lo que tiene que ver con las plantas de energía térmica, por cuenta del cargo por capacidad.

¿Cómo va la estrategia de desarrollo de negocios internacionales?

Estamos en Perú y México, que son los países más interesantes en este campo, aparte de Colombia. Seguimos creciendo, con planes en marcha y estamos mirando las oportunidades que se puedan presentar para avanzar.

¿Cómo avanza Brilla?

Este es un negocio inclusivo que nosotros lideramos y que se desarrolla a través de las distribuidoras de gas natural. El propósito es facilitarles el acceso a crédito a las personas que están en la base de la pirámide. Hemos colocado créditos por casi 1,2 billones de pesos, beneficiando a 1,3 millones de usuarios. La cartera con más de 60 días está apenas por encima del 2 por ciento.

¿Qué mensaje quisiera transmitirle al usuario de los servicios que presta Promigas?

De tranquilidad plena. Las inversiones que son necesarias se están haciendo, tanto para atender la demanda actual como la futura. Estamos enfocados en el buen servicio, con indicadores de satisfacción que superan el 90 por ciento.

Por otro lado, el hecho de que nos hayamos unido al Pacto Global, que es una iniciativa de las Naciones Unidas, es prueba de nuestro compromiso con el medioambiente y el diálogo social.

¿Cómo ve a Colombia?

Tenemos un compromiso de largo plazo y mantenemos nuestra convicción de que las cosas van a seguir evolucionando positivamente. No tengo dudas de que a medida que pase el tiempo, nuestro país va a ser mejor, tal como ha ocurrido en estas cuatro décadas que llevamos de existencia.

ricavi@portafolio.co