Proyección del comercio electrónico en Colombia

Sólo aquellas tiendas en línea que logren ofrecer una experiencia de compra satisfactoria, que consigan cautivar a estos clientes recurrentes, y que tengan un modelo de negocio sólido, podrán posicionarse como grandes protagonistas de la próxima década, en el mercado vía internet.

Archivo

Archivo

Archivo

Empresas
POR:
diciembre 17 de 2014 - 11:39 p.m.
2014-12-17

Los próximos años serán prometedores para el comercio electrónico en Colombia. Y es que estamos viendo una dinámica en el sector coherente con lo que está sucediendo en el mundo entero, donde el e-comerse está generando cambios fundamentales en los hábitos de compra de los consumidores y en como las marcas están comunicándose con su público.

En general, hay ingredientes económicos que están generando un ambiente propicio para su crecimiento como el acceso más democrático a la tecnología, pero en especial porque el emprendimiento en el país tiene hoy una relevancia creciente e influyente. Y es que el mundo digital está cambiando los cimientos estructurales de cómo hacemos negocios, de cómo participamos en la economía, o de cómo los consumidores se interesan por las marcas y sus productos.

En particular, el emprendimiento juega un papel crucial en la nueva economía. El sector bancario e inversionista le ha dado relevancia a las ideas que nacen del mundo joven e innovador, el consumidor no sólo confía cada vez más en el consumo digital sino que lo convierte en tendencia y estilo de vida, y los medios dan resonancia a los logros obtenidos por nuevas empresas que crean valor al nuevo ecosistema.

Sin embargo el verdadero desafío está en el desarrollo de ideas realmente innovadoras y bien desarrolladas. Es lógico tomar como ejemplo lo que está sucediendo en USA como un espejo, pero hay que entender que no se pueden replicar los éxitos americanos o europeos en un escenario con diferentes culturas y con un pensar colectivo diferente. Pero en general, podemos encontrar proyectos emocionantes, interesantes y prometedores así como otros que solo les interesan la facturación, y unos tantos que no tienen identidad propia pues disparan estrategias sin ningún norte.

El consumidor colombiano es exigente, informado y dispuesto a adoptar los cambios de consumo que ofrece la tecnología. Así que podemos esperar para los próximos años una multiplicación de tiendas digitales para todos los gustos, de diferentes categorías de productos, con promesas de venta diversas y atractivas, buscando cautivar este público creciente. Incluso veremos proliferación de ofertas en servicios que se basarán en la economía colaborativa, donde los límites legales se verán desafiados para permitir el desarrollo de nuevas iniciativas.

Los hábitos de consumo en el mundo entero están cambiando a velocidades alucinantes, donde los canales de comunicación son estructuralmente otros, pero manteniendo principios que durante décadas fueron exitosos. El voz a voz es la mejor forma de marketing en el mundo, sigue siendo y lo ha sido por décadas. Pero lo interesante es que este voz a voz, distribuido a través de redes sociales, es realizado por consumidores que saben lo que quieren, y que aprendieron a dominar en corto tiempo las bondades que el mundo digital nos ofrece. Y es que el comercio electrónico no solo existe en el mundo digital, pero aprovecha al máximo su potencial.

El mayor detonante en una compra, es la recomendación que hace de un comercio o una marca un amigo, familiar o conocido. Esa confianza neutraliza cualquier duda que podamos tener y nos lleva directamente a la compra, seguros de tener una experiencia satisfactoria.

Como el mundo digital nos permite comunicar sin limitaciones todos estos comentarios y reseñas, el comercio electrónico es el entorno ideal para la consolidación de una marca o la reputación. Las cifras nos pueden dar un panorama más concreto sobre estas perspectivas.

El comercio electrónico en nuestro país está presentando un crecimiento anual cercano al 40% ¿Qué pasará en los próximos años? Probablemente mantengamos el mismo nivel de crecimiento, o incluso, con tasas superiores. Tenemos confianza que en el 2015 podamos ver nuevas Tiendas en Línea que dinamicen aún más el sector, con ofertas que finalmente inviten a más consumidores a preferir comprar en Colombia y no en tiendas extranjeras; esto nos permitirá tener un crecimiento sostenido hasta el 2018 y poder ser el tercer país en volumen de ventas de la región después de México y Brasil. Estamos en el cuarto lugar detrás de Argentina pero con un desempeño muy similar, y con mejores condiciones para crecer.

Hay muchos colombianos que están comprando por internet pero en el exterior, porque todavía no han sido conquistados por los comercios locales. El Desafío no está en ofrecer más productos, más marcas o más servicios. Está en lograr que los colombianos tengan la confianza suficiente para que realicen sus comprar en nuestro país.

CÉSAR SÁNCHEZ

Director General de SanzGroup