Puerto Bahía empezará a operar con carga líquida en febrero

El terminal marítimo será multipropósito y en marzo ofrecerá servicios para la importación de todo tipo de maquinaría, carga a granel y vehículos. Será operado por la alemana Oiltanking International. Entrevista con el presidente de Pacific Infrastructure, Juan Ricardo Noero.

La megaobra empezó en el 2012, al norte de la isla Barú.

Archivo particular

La megaobra empezó en el 2012, al norte de la isla Barú.

Empresas
POR:
noviembre 14 de 2014 - 02:18 a.m.
2014-11-14

En febrero del próximo año empezará la operación de Puerto Bahía, el terminal multipropósito que construyó en dos años Pacific Infrastructure, en asocio con la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial, al norte de la isla de Barú, a orillas de la bahía de Cartagena.

A punto de empezar a ofrecer sus servicios de importación y exportación, en principio de carga líquida, la inversión asciende a 550 millones de dólares. “Es una de las inversiones más altas en el sector portuario en los últimos años y 100 por ciento privada”, afirmó Juan Ricardo Noero, presidente de Pacific Infrastructure, en entrevista con Portafolio.

¿Cómo arrancará la operación del nuevo terminal?

Vamos a empezar con la importación de nafta, que es nuestro principal producto. En febrero vamos a recibir los primeros buques en el muelle para carga líquida, y en marzo vamos a tener el de carga seca o suelta. Las obras concluirán es su totalidad en junio.

¿Cómo será ese primer muelle?

Tendrá dos posiciones: una para buques de 500.000 barriles, cuando el mercado y los fletes no dan para ir más allá del Golfo, y otra para un millón de barriles para la India, Chile o Asia.

¿Qué se hará con la nafta?

La nafta se almacenará en tanques y se mandará al interior del país en carrotanques o barcazas.

En Colombia, para poder meter el crudo pesado en los oleoductos, es necesario importarla, luego llevarla hasta los campos petroleros e inyectarla en el crudo. A partir de ese momento, Puerto Bahía comenzará a mostrarse como, lo que le prometió al sector de infraestructura de hidrocarburo, un terminal flexible.

¿Cuáles serán sus principales socios?

Tenemos dos clientes principales: Pacific Rubiales y Shell. Sin embargo, dada la cercanía con la Refinería de Cartagena estamos seguros que Ecopetrol será también un socio estratégico para nosotros.

¿Qué demanda esperan tener?

Este el primer terminal en Colombia que pueda importar y exportar, aprovechando la multimodalidad, y además darle valor agregado a la industria.

Una vez esté listo el Oleoducto del Caribe (Olecar) se estima que en la primera fase se podrán exportar 130 mil barriles de crudo. Coveñas es muy eficiente, pero solo exporta crudo y otras terminales solo exportan o importan.

Por ahora, no podemos competir con Coveñas, por las limitaciones de la bahía, pero una vez termine la ampliación del canal de acceso en Bocachica nuestra operación se duplicará.

Entonces competirán con Coveñas.

Colombia exporta el 90 por ciento de su crudo por Coveñas y ante cualquier incidente allá se afectaría la operación por muchos días.

Conseguimos dar otro punto, con todos los estándares de seguridad. Lo opera la segunda empresa más importante en esta materia, la empresa alemana Oiltanking International. Eso nos ha servido para atraer inversionistas.

UN TREN PARA CONECTAR PUERTOS DEL CARIBE

El presidente de Pacific Infrastructure anunció que con la ayuda de las seccionales Bolívar y Atlántico de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) se está presentando un proyecto para conectar el tren del sistema férreo central con los puertos de Barranquilla y Cartagena.

“Hay carga que nunca se irá por el río por los tiempos de transporte. En cambio, habrá carga que se monta en tren y llegará al centro del país más rápido”, dijo Noero.

La propuesta que se le está haciendo al Gobierno Nacional es la construcción de un ramal que iría desde Chiriguaná hasta un cruce en Calamar que pasa el río Magdalena.

“Allá se realizarían dos bifurcaciones: una para Barranquilla de 70 kilómetros y otro de 70 para Cartagena. Así se conectaría por tren los tres principales puertos del Caribe con Bogotá”, explicó Noero.

La iniciativa es de 370 km de ferrocarril y aprovechará red existente entre La Dorada y Chiriguaná. El proyecto no requerirá recursos públicos y se estima que los privados aportarían 1,6 billones de pesos.

Ante la caída del precio del crudo, Noero afirmó que si este continúa bajando, los incentivos para aumentar la producción no van ser tan evidentes como lo son hoy.

“Estamos muy alineados en facilitar la exportación de crudo a los productores con unas tarifas muy competitivas. Por el tamaño de Puerto Bahía se generan unas economías de escala que se trasladan inmediatamente a la industria”, anotó el directivo. Aunque Puerto Bahía es un terminal multipropósito con énfasis en hidrocarburos y sus derivados refinados, entrará a competir también con Cartagena.

Christian Pardo Q.

chrpar@eltiempo.com