Pulso legal por el directorio telefónico de Bogotá

La ETB pide que Carvajal Información, su antiguo socio, la indemnice por 37.000 millones de pesos alegando que se quedó un negocio que era suyo.

En el acuerdo que tenían para publicar 1’200.000 ejemplares, Carvajal se llevaba 64% de las utilidades y la ETB el 36% restante.

Archivo particular

En el acuerdo que tenían para publicar 1’200.000 ejemplares, Carvajal se llevaba 64% de las utilidades y la ETB el 36% restante.

POR:
diciembre 01 de 2013 - 11:26 p.m.
2013-12-01

Una guerra de titanes se combate por estos días. Aunque hace poco más de un año la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) y Carvajal Información eran socios para publicar el directorio telefónico de Bogotá, hoy se enfrentan por el mismo: mientras la primera dice que le quitaron su negocio, en un acto de competencia desleal, la segunda dice que su aliado no mostró indicios de querer seguir en él.

El más reciente capítulo de esta historia se abrió cuando hace un par de días la Superintendencia de Industria y Turismo (SIC) decretó una medida cautelar para que Carvajal Información le aclarara a la opinión pública que la guía telefónica publicada por la compañía en el 2013 no es el mismo Directorio Telefónico del Distrito Capital de Bogotá, propiedad de la ETB. Además, la compañía debe suspender “el uso de la afirmación ‘lo que era amarillo ahora lo encontrarás azul’ en toda su publicidad”, según un comunicado emitido por la SIC. Sin embargo, la historia data de tiempo atrás e implica mucho más que un tema marcario.

De acuerdo con la versión de la ETB, consignada en el proceso por competencia desleal con radicación 130237102, ambas compañías tenían un contrato de colaboración empresarial válido hasta el 31 de diciembre del 2012. Durante dicha alianza, la empresa de telecomunicaciones entregó una base de datos a su socio para que comercializara el libro, una información que debía retornar a su dueño al finalizar la alianza.

Sin embargo, el problema comenzó cuando, de acuerdo con la compañía bogotana, en medio de las negociaciones para extender el contrato 5 años más, su socio le notificó que no seguiría en el negocio y que, en medio de las charlas, Carvajal “estaba llevando a cabo al mismo tiempo la promoción y comercialización de su directorio telefónico”, alega en su solicitud de medidas cautelares.

A continuación, la empresa explica que la campaña publicitaria emprendida posteriormente por Carvajal hizo creer a las personas que ambos productos el mismo.

Pero eso no es todo, ya que la compañía rola asegura que su ahora competidor utilizó sin autorización legal su base de datos para comercializar su producto, lo que le dio una ventaja competitiva, y que tampoco devolvió esta información a sus dueños, haciéndole imposible hacer parte de ese mercado.

En este sentido, Portafolio pudo establecer que la ETB tiene pretensiones por 37.000 millones de pesos, que corresponden a una indemnización por las utilidades que la compañía dejó de recibir este año debido a la mencionada versión de los hechos.

‘NO ESTAMOS DE ACUERDO’

Por su parte, René Montenegro, abogado de Carvajal Información, sostiene que su compañía es respetuosa de las decisiones judiciales, pero que no está de acuerdo con el proceso en su contra.

De acuerdo con su versión, el contrato había terminado con la publicación del directorio del 2012, y luego de esto ambas compañías no pudieron llegar a un acuerdo para extenderlo. Por este motivo, Carvajal decidió lanzar su propia guía telefónica, “entre otras cosas, porque la ETB no mostró ninguna conducta que mostrara que quería seguir con el negocio”, indica Montenegro. “No había ninguna obligación por parte de Carvajal ni de la ETB de llegar a un acuerdo”, agrega.

En cuanto a las bases de datos, afirma que se cumplió con el requisito legal de devolverlas. “Las bases de datos no se usan para hacer directorios. Las páginas amarillas se componen de la decisión de los anunciantes de anunciar en ellas. Eso quiere decir que no por el hecho de estar en una base de datos van a anunciar en el libro”, sentencia.

“Si la ETB no entró a participar del mercado, es una decisión comercial de ellos, pero no podemos excusar esa falta de gestión con actos que no son atribuibles a Carvajal”, resalta el abogado.

Así las cosas, el jurista no considera que este caso tenga fundamentos reales y dice que debería ser un tribunal de arbitramento, y no la SIC, que debería definir el futuro de esta disputa.

CONCILIACIÓN, UNA SALIDA RECOMENDABLE

El abogado Andrés Guzmán, presidente de la firma Adalid Corp., recomienda que en cualquier contexto lo más recomendable sería que ambas organizaciones conciliaran sus diferencias. “Deberían llegar a un acuerdo comercial entre las partes. Todos los puntos alrededor del pulso hacen necesario que ambas partes lleguen a uniones o puntos en común, por lo menos en lo fundamental, para seguir el ejercicio normal que debe hacerse comercialmente”, señaló el experto.

Siga bajando para encontrar más contenido