‘Pymes deben tener tarifas diferenciales para exportar’

Con el objetivo de exportar, Acopi plantea un cobro distinto ante entidades como Invima o la Onac.

Rosmery Quintero, presidenta de Acopi.

Rosmery Quintero, presidenta de Acopi.

Cortesía Acopi

POR:
Portafolio
noviembre 26 de 2017 - 07:46 p.m.
2017-11-26

Según recientes encuestas realizadas a pymes se evidencia el hecho de que la meta de exportar es una de las últimas prioridades para estas.

“Los procedimientos para realizar ventas en el exterior se siguen viendo como algo complejo para las pymes; es algo que sucede en general en Latinoamérica”, manifestó Rosmery Quintero, presidenta de la Asociación Colombiana de Medianas y Pequeñas Industrias (Acopi).

Quintero complementó que “con cada TLC que tiene el país hay procesos de homologación, que son los obstáculos técnicos al comercio, porque no es solamente el sistema arancelario. Estas barreras necesitan una homologación acelerada, montar unos laboratorios sofisticados de validación y certificación, pero a parte nosotros como pymes para poder aprovechar esos tratados necesitamos tarifas diferenciales. Por ejemplo, en alimentos, farmacéuticos y cosméticos, que son actividades muy susceptibles de normas, esas tarifas de Invima o de la Organización Nacional de Acreditación de la Calidad (Onac) nos cobre tarifas distintas a las de una gran empresa. No hay proporción real en este sentido”.

Por otro lado, la dirigente expresó que se necesitan más misiones exploratorias, para poder establecer lazos comerciales con mercados internacionales. “Jamás se podrá exportar si no hay ese tipo de relacionamiento”, puntualizó Quintero. Acopi también recopiló una serie de dolores de cabeza que sufren las pymes.

“En cuanto a los largos periodos de pago de las facturas, los empresarios manifiestan afectación en su liquidez debido a que el sistema tributario los obliga a pagar el IVA generado en las ventas aún cuando no ha sido recaudado. Situación que se empeora si se tiene en cuenta que, en promedio, 50% de los clientes de estas son grandes contribuyentes que retienen solo el 15% del valor del impuesto generado en las facturas, mientras que las pymes deben declarar y pagar cerca del 85% restante, lo cual las obliga a recurrir a la financiación externa para cumplir con los tiempos establecidos por la Dian”, aseveró la dirigente.

Esta misma añadió que “cerca del 60% de estos paga las facturas a más de 60 días, ya que se valen de su posición dominante y su capacidad de compra, para establecer condiciones de pago que no todas las veces resultan favorables para las pymes”.
Quintero celebró la reciente investigación de la Superindustria sobre posibles irregularidades de grandes compañías en temas de facturación.

Siga bajando para encontrar más contenido