‘Queremos complementar a la industria colombiana’

Para Roberto Fantuzzi, presidente de Axesma (Chile), los industriales de su país y los de México, Perú y Colombia deben trabajar de la mano para conquistar nuevos mercados. Por este motivo, es necesario que cambien el lente para dejar de verse como clientes y convertirse en socios.

‘Queremos complementar a la industria colombiana’

Luis Lizarazo/Portafolio.co

‘Queremos complementar a la industria colombiana’

POR:
diciembre 10 de 2013 - 11:29 p.m.
2013-12-10

Roberto Fantuzzi es uno de los empresarios más respetados de Chile. Como industrial, ha tenido la experiencia de caer y levantarse en más de una ocasión, y entendió que en el contexto del libre comercio “la unión hace la fuerza”.

En el marco de una misión empresarial que estuvo de visita en Colombia, Fantuzzi, quien ahora preside la Asociación de Exportadores de Manufactura y Servicios de su país (Axesma), se reunió con Portafolio para hablar de la importancia de que los empresarios de los países de la Alianza del Pacífico trabajen en bloque para conquistar nuevos mercados.

¿Qué lo trae a Colombia?

Soy presidente de la Asociación de Exportadores de Manufactura y Servicios, e hicimos una alianza con el sector público para crear una marca sectorial que se llama ‘Chile Manufactura’. La única manera de derrotar la pobreza en países como los nuestros es agregar valor a nuestros productos.

En el caso particular de Chile, el 60 por ciento de nuestras exportaciones son productos primarios, principalmente cobre, lo que trae como consecuencia grandes inversiones pero poca absorción de mano de obra.

Entonces, ¿qué se puede hacer?

Hace poco firmamos la Alianza del Pacífico; el grupo empresarial que viene conmigo no les viene a vender a los colombianos, sino a buscar cómo podemos complementarnos con ellos y con los peruanos y mexicanos para conquistar Asia. Eso es lo que nos falta.

¿En qué es fuerte la industria chilena y qué le podría aportar a Colombia?

En Chile, la mayoría de las personas no sabe qué hacemos cajas de cambio para carros. En el caso de la fruta, Colombia y Chile tienen temporadas distintas. Debemos ver cómo somos capaces de ir a Asia y vender fruta todo el año. Eso, por citar algunos ejemplos.

En este momento, ¿qué tan importante es Colombia para Chile?

Nosotros somos el sexto país a donde ustedes exportan, pero para nosotros ustedes son el 16, tenemos una balanza deficitaria: ustedes nos exportan más a nosotros de lo que nosotros les vendemos a ustedes. La mayoría de los países buscan el equilibrio, pero yo creo que debemos buscar uno general, porque yo me puedo abastecer de ustedes en materias primas, pero puede que en valor agregado sea justo al revés. Lo más importante no es la balanza comercial, sino cuánto de valor agregado nos enviamos los unos a los otros, porque así es que se intercambia el conocimiento.

En Colombia hay auge de inversión chilena…

Eso es muy importante porque hace que se fortalezcan las redes y ahí se complementan las economías. La pregunta es, ¿cómo logramos multiplicar esto hacia afuera?

¿Por qué la Alianza del Pacífico es tan importante en este contexto?

Me parece un acuerdo muy bueno, podemos sumar origen: Chile tiene firmados 22 acuerdos con 62 países, que son el 85 por ciento el PIB mundial. Dentro de la alianza, si llevo productos colombianos a Chile y les agrego valor puedo llegar a casi todo el mundo con arancel cero y ese es un complemento que podemos hacer en doble vía.

¿De qué manera se pueden unir los empresarios para competir en el campo de la manufactura?

En el caso de la cosmética y la farmacéutica hay un espacio grande, hay buenos laboratorios en Chile y Colombia, y si intercambiamos conocimiento podríamos reconquistar otros mercados. Sin embargo, la inversión en exportaciones requiere un periodo mínimo de 3 años, son inversiones de largo aliento, es algo que no se da en el corto plazo.

Más allá de los acuerdos, ¿cuál es el primer paso que se debe dar?

Debemos conocernos mucho mejor. Estos viajes que hacemos nosotros son, de alguna manera, un coqueteo para conquistarnos y ver las capacidades que tienen unos respecto a los otros. Por ejemplo, nosotros podemos ser grandes proveedores de servicios para la industria de petróleo, nos podemos complementar, hay que buscarlo y eso requiere tiempo.

Pero hay una delgada línea entre tomarse el tiempo necesario y no hacer nada...

Esto tiene que ser muy rápido. Por primera vez el sector público actuó mucho más rápido que el privado, porque los presidentes ya se juntaron, llegaron a acuerdos, y nosotros todavía nada.

¿Cuáles serían los ‘caballitos de batalla’ de Chile?

La cosmética, la farmacia, hay sectores privilegiados. Algo que se debe tener en cuenta en este contexto es la innovación, que es lo que ha sacado a muchos países adelante pero que en los nuestros no se da.

EL RETO ES ADMINISTRAR LOS ACUERDOS

¿Cuáles son los retos?

El primero es que nos juntemos, pero las actitudes son distintas en cada país al que llegamos. Tanto el sector público como el privado deben ponerse pilas para hacer fértil el terreno de trabajo. No se trata solo de firmar los acuerdos, sino de administrarlos, que es donde muchas veces nos quedamos.

¿Qué tan receptivas son las empresas colombianas?

Creo que bastante, aunque apenas estamos comenzando y no podemos mencionar aún casos específicos.

Siga bajando para encontrar más contenido