Recaudo, modelo empresarial de inclusión financiera

Es común que las entidades financieras hablen de recaudo, ¿pero cuál es el significado de este término?

Recaudo
Empresas
POR:
Portafolio
abril 01 de 2016 - 03:33 p.m.
2016-04-01

Las ventas asociadas a cualquier actividad son generalmente consignadas en una cuenta, por medio de diferentes canales, bien sea en una oficina bancaria o por algún medio electrónico. De ahí que cuando hay muchas personas consignando a una empresa, esta requiere un mayor y mejor control, para conocer quién, cuándo, dónde y cuánto le fue pagado.

Existen diferentes medios seguros para que las personas jurídicas y naturales, que requieren y/o utilizan el sistema de recaudo, mantengan actualizada la información sobre los pagos que sus clientes les hacen por concepto de la venta de productos o servicios.

Los convenios de recaudo también ofrecen el pago de nóminas o proveedores, evitando el uso de cheques, mientras optimizan la seguridad, al disminuir la utilización de efectivo.

COMPARTIR EN TWITTER

Mecanismos como consignación referenciada a nivel nacional, recaudo con tarjetas, débito automático, pagos en línea, domiciliación y opciones como corresponsales bancarios, es como generalmente el banco recibe los dineros de las ventas de sus clientes, suministrándoles la información necesaria para actualizar su cartera y su contabilidad, mientras presta un mejor servicio y optimiza sus sistemas de costos.

Adicionalmente, mediante la banca electrónica, ofrece la opción de movilizar recursos para el pago de nóminas o proveedores, evitando el uso continuo de cheques, optimizando ostensiblemente la seguridad al disminuir la utilización de efectivo; al mismo tiempo, la empresa o persona que utiliza este tipo de servicio, cuenta con la información de los movimientos a través del portal electrónico.

UN NEGOCIO EN CRECIMIENTO
En Colombia, varias empresas de desarrollo de software se han especializado en ofrecer soluciones de recaudo y comercio electrónico para el sector real, oficial y financiero, el comercio, los servicios públicos, la telefonía celular, colegios y universidades, turismo y empresas de logística, entre otros, a través de herramientas tecnológicas de última generación, que facilitan en pago de facturas vía Internet.

Lo anterior es posible por medio de la creación de soluciones de comercio electrónico para que las empresas, el sector financiero y el comercio mejoren la experiencia del cliente apoyados en modalidades como negocio a negocio, negocio a consumidor, servicios ACH y tarjetas de crédito.

Las redes de oficinas, centros de pago virtual y una amplia oferta de canales electrónicos, integran la oferta para que las personas jurídicas y naturales utilicen el sistema de recaudo.

COMPARTIR EN TWITTER

Para Eduardo Sarmiento Palacio, Director del Centro de Estudios de la Escuela Colombiana de Ingeniería, el modelo de recaudo es un tema que a largo plazo será beneficioso para los usuarios, aunque considera que aún está en etapa experimental en nuestro país.

“Es un modelo que hace más expeditos los trámites de las empresas, los bancos y el público para realizar sus operaciones y salvaguardar sus ahorros financieros, de tal forma que aumenta positivamente la inclusión financiera y la bancarización y vuelve más eficientes las transacciones cotidianas”, asegura Sarmiento.

El analista aclara que el modelo está en plena etapa de desarrollo y crecimiento en temas como bancarización, cuentas corrientes, tarjetas de crédito y sistemas de comunicación y lo que debe hacer la banca es mantenerse a la vanguardia para ir aplicando lo que se implementa en otras economías más desarrolladas, atendiendo a una planeación y una organización para que el resultado final siga siendo positivo como hasta ahora.

OPCIONES DE RECAUDO
Desde las consignaciones físicas hasta el uso de modernas herramientas tecnológicas, el sistema de recaudo bancario ofrece las mejores alternativas para facilitar la vida a sus usuarios a través de:

- Consignación en la red de oficinas
- Débito automático
- Abonos en línea
- Cajeros automáticos
- Recaudo electrónico y en línea
- Código de barras
- Agilizadores electrónicos
- Corresponsales bancarios

Más de 3 millones de cuentas corrientes y 54 millones de cuentas de ahorros fueron reportadas por la Superfinanciera a diciembre de 2015. En tanto, los clientes de ambas superaban los 48 millones y el dinero depositado los $200 mil millones.