Receta perfecta para un CEO

El reconocido ‘coach’ John Mattone ratifica que lo principal para el éxito es pensar diferente.

Hay crisis de líderes que sucedan a los CEO de las empresas.

Hay crisis de líderes que sucedan a los CEO de las empresas.

123rf

Empresas
POR:
Portafolio
abril 15 de 2016 - 08:06 p.m.
2016-04-15

En el mundo actual, la inteligencia abunda, pero no el liderazgo.

Así lo sostiene John Mattone, clasificado como el mejor coach para CEO en el mundo y quien aparece en la prestigiosa lista ‘Thinkers 50’, que reconoce a los personajes que hacen aportes sustanciales al pensamiento directivo.

Además, es fundador de JohnMattonePartners (JMP), una consultora global en liderazgo especializada en la evaluación ejecutiva, el desarrollo y el coaching de altos ejecutivos y funge como presidente de transformación cultural en N2Growth, una consultora global en liderazgo.

Mattone, que como si fuera poco ha publicado además siete libros de los cuales dos han sido best sellers, dictó el martes pasado una conferencia ante un grupo nutrido de empresarios, dentro del programa Networking Empresarial del club El Nogal y la Universidad del Rosario. Su título era ‘La receta perfecta para todo CEO’.

La intención del certamen era mostrar los pasos críticos que deben ser planeados y ejecutados para que toda organización cree y sostenga una cultura renovada y ganadora, que comprometa, inspire y desate creatividad para impulsar resultados de vanguardia.

Mattone ha llegado a asesorar a connotados empresarios como el creador de Apple, Steve Jobs, y precisamente de él tomó su primera lección para las cabezas de compañías que quieren marcar la diferencia llevándolas al éxito.

Recuerda que en 1997 Apple se preparaba para aplicar un plan estratégico que le asegurara no solo la supervivencia sino el crecimiento en el competido negocio de la tecnología. Entonces, Jobs les dijo a sus subalternos: “Nuestro éxito no tiene nada que ver con la caja (los computadores); tiene todo que ver con cómo creemos confianza con nuestros clientes, ¿y saben cómo vamos a hacerlo? Vamos a estar juntos por medio del liderazgo creando una cultura”. Después, mostró una campaña de mercadeo que decía: ‘Think diferent’ (piensa diferente). Años después le explicó a Mattone, durante una de dos sesiones de coaching que tuvo con él, que la clave para obtener resultados sin límite la hizo consciente y la desarrolló en los 15 años que pasó por fuera de su compañía. Aún hoy, bajo el mando de Tim Cook, sigue siendo la consigna de la empresa de la manzana mordida.

PENSAR EN GRANDE

Y Mattone le agrega otra máxima: ‘Piensa en grande’, porque las personas que piensan en pequeño nunca van a lograr algo en la vida.

Posteriormente, lanza otra lección de su experiencia: “El cambio es difícil, pero hay que enseñar que la zona de confort se vuelve dolorosa y lo que genera placer es la agilidad para transformarse”.

Cita un estudio del Boston Consulting Group, publicado hace cuatro años, producto de la observación de un conjunto de empresas por diez años. En este se demostró que las que desarrollaban ideas diferentes aumentaron el valor de sus acciones hasta en un 99% por encima de las del común.

‘COCO’ EMPRESARIAL

Mattone trae a colación las entrevistas con 14 importantes empresarios que aparecen en uno de sus libros, donde les preguntó qué les quitaba el sueño. La respuesta recurrente fue que era asegurar la sucesión de liderazgos. Y aunque dice que existen más de un millón de textos sobre el tema y seminarios que se dictan todos los días al respecto, no es algo fácil de resolver.

“Lo interesante es que no hay escasez de intelecto en el mundo. Hay muchas personas inteligentes, pero ese ya no es un punto diferenciador”, afirma Mattone, quien sustenta su afirmación en que la única manera de efectuar la disrupción –citando de nuevo a Jobs– es pensar diferente.

"Ser líder es una profesión noble, porque
no solo estás tocando tu mente y corazón, sino los de muchas otras personas".

COMPARTIR EN TWITTER


Otro problema de partida, advierte, es que no todos los jóvenes están dispuestos a asumir ese compromiso ni cuentan siempre con modelos de líderes en su entorno que sean avasalladores al punto de que no haya más remedios que seguirlos.

Según Mattone, una de las principales razones por las que los ejecutivos no desarrollan su máximo potencial es que no tienen el valor de mirar hacia adentro, ya que “lo que mueve la parte externa es el núcleo interior, su componente emocional, donde reside su carácter”.

Para Mattone el carácter es la fuerza que lleva a convertir los pensamientos en sentimientos, estos en actos y los actos a su vez en hábitos. De ahí que lo considere una de las principales condiciones de un líder, porque, acota, no hay ningún sustituto para el trabajo duro, se requiere de diligencia, que es uno de los elementos del carácter.

“Las empresas requieren agilidad para su transformación, pero una cultura de la agilidad no se puede crear sin personas con carácter”, afirma.

Apunta además varias claves adicionales para los líderes: no tener miedo a tomar riesgos racionales, aceptar la retroalimentación y permitirse ser vulnerables aceptando que se es bueno para algunas cosas pero hay otras por mejorar.

“Tenemos que asegurarnos de mirar nuestros dones y fortalezas, y estar puliéndonos constantemente”, añade.

Adicionalmente, hay que ser leales y mostrar gratitud con las personas que nos ayudan. También, pensar continuamente en que se es un privilegiado y no que las cosas se hacen porque a uno le toca.

“Si se tiene esa mentalidad del privilegio van a poder estar presentes, porque hay muchas personas atrapadas en el pasado, y lo que nos va a dar abundancia es un líder que esté presente”.

Para finalizar, concluye que hay que mantener los ojos abiertos y corregir el rumbo cuando sea necesario.

EL PENSAMIENTO CRÍTICO, ESENCIAL PARA TODO LÍDER

Luego de su conferencia, John Mattone contestó algunas preguntas para dar mayores luces sobre la manera como deben conducirse los CEO que pretendan ser líderes inspiradores.

¿Alguna recomendación especial para los líderes?

Si estás rodeado de personas que te impactan de manera positiva, te van a llevar hacia arriba, pero si es de manera negativa, lo que hacen es llevarte hacia abajo.

Y un consejo adicional: el líder debe vivir de forma auténtica. Este proceso se puede hacer mejor con la compañía de un coach.

¿Cuáles son los valores que todo líder debe tener por principio?

Debe haber algo de inteligencia, pero una de las características internas de un líder es el pensamiento crítico. Sin importar si eres un ejecutivo sénior o junior, si tienes un pensamiento crítico en tus decisiones, esto te llevará a tomar decisiones más acertadas y escalables.

"Si te rodeas de personas que te impactan de manera positiva, te van a llevar
hacia arriba, pero si es de manera negativa, lo que hacen es llevarte hacia abajo".

COMPARTIR EN TWITTER


Otra característica que busco es el altruismo, porque estamos en un tiempo donde no se trata de pensar solo en nosotros mismos, sino que el líder que quiere mover montañas tendrá que pensar también de manera colectiva. Una capacidad adicional es estar siempre abierto al aprendizaje, porque este nunca termina. Además, tener liderazgo de equipo y ser capaz de crear relaciones sólidas desde donde se puedan generar nuevas dinámicas sanas dentro en los equipos y las organizaciones, pero a su vez hacer crecer y generar nuevas relaciones sólidas con las demás personas.

¿Hay alguna rutina para aprender a ‘pensar diferente’ y ‘pensar en grande’?

Para pensar en grande, lo primero es que hay que ser valiente y salir de esa zona de confort; pensar en cómo romper las reglas e ir en otra línea.

En mi experiencia, lo más importante ha sido pensar desde el interior cómo yo, en mi condición de persona, puedo empezar a romper barreras para generar nuevas ideas que me lleven a otro punto, y siempre tratar de ir en contra de la corriente siguiendo el instinto propio.

Pero muchas veces las empresas rechazan al que piensa diferente. ¿Cómo cambiar esa cultura?

Lo primero es que se generen equipos que puedan liderar el cambio dentro de las organizaciones y que estos generen impacto hacia otros. Las empresas mueren, como las personas, y deben evitar extinguirse si conforman estos equipos que cambien la cultura organizacional, que sean equipos creativos, líderes y que piensen ‘fuera de la caja’.

¿Hay una corriente favorable para esto?

Los 14 CEO que entrevisté para mi último libro tienen en común que están creando esta nueva cultura. También se impulsa la cultura de crear espacios donde los millennials, que son la nueva fuerza laboral, sientan que sus ideas valen. Si una compañía logra crear esa cultura interna seguramente va a poder generar disrupción y pensar diferente.

¿Pueden hacer esto las pequeñas y medianas empresas, bajo el mando de personas adultas, y que no tienen dinero?

Si una compañía no cambia, muere. Lo principal es poder cambiar la cultura para generar disrupción, sino otro vendrá a ofrecer la misma propuesta de valor que tú estás ofreciendo.