Reficar se alista a efectuar su arranque definitivo

Ya está todo listo para que de acá al próximo mes entren a funcionar
las últimas ocho unidades de 34 que componen la refinería. 

Reficar

La refinería Reficar ocupa un área de 140 hectáreas en Cartagena.

Archivo particular

Empresas
POR:
pedro vargas
marzo 16 de 2016 - 10:52 p.m.
2016-03-16

En medio de los 35 grados centígrados de Cartagena a mediodía, los trabajadores de Reficar apenas se vislumbran en las alturas de las instalaciones, que alcanzan hasta 120 metros.

Andrés Riera, vicepresidente de preparación y puesta en marcha de la refinería de Cartagena, asegura que ya está todo listo para ‘arrancar’ de aquí hasta el próximo mes las últimas ocho unidades de las 34 que la componen.

Reficar ocupa una extensión de 140 hectáreas y está catalogada como la más moderna de América Latina por sus niveles de eficiencia, integración y flexibilidad.

Y es que su rendimiento al echar un barril de petróleo por un lado y sacar productos líquidos llega al 97 por ciento, mientras que el otro 3% corresponde al coque de petróleo, un componente similar al carbón para generar energía térmica, que hace que el desperdicio de materia prima sea inferior al 1 por ciento.

Esta mole de tubos, hierro y acero de los más disimiles tamaños es considerada como la más avanzada de la región porque cuenta con una unidad de hidrotratamiento de nafta, de las cuales hay solo cinco en el mundo; una unidad de alquilación, para sacar combustible de mayor octanaje con procesos únicos patentados por los ingenieros de esta instalación, así como una unidad de hidrocrackeo, que poseen muy pocas refinerías.

Otra característica que la hace especial es su flexibilidad para procesar unos 150 tipos de petróleo, lo que es fundamental para su negocio de comprar crudos y transformarlos. La complejidad del sistema se encuentra concentrada en la sala de control, un cubo construido con paredes de 60 centímetros de grosor, de concreto puro, capaz de resistir catástrofes naturales y explosiones, con diferentes sistemas de respaldo para apagar incendios, aires acondicionados y generadores de energía eléctrica.

Desde allí unos 30 ingenieros por turno vigilan por computador cada unidad, todos y cada uno de los procesos. La más mínima variación es detectada y corregida de manera inmediata. Además, hay cámaras que miran para todos los sectores.

La dimensión de la operación se entiende al saber que consume 90 megavatios de energía diarios, con lo cual se podría abastecer media Cartagena, y tiene la misma cantidad de respaldo, todos autogenerados. Actualmente, y por limitación en la red, le suple 10 megavatios al país como ayuda en la crisis de ‘El Niño’.

Además, utiliza 8.500 galones de agua cruda por minuto que se necesita para refrigerar la operación. Su enfriamiento se hace en dos estructuras que parecen edificios de 10 pisos de unos 100 metros de largo, en donde el líquido cae por paneles.

Riera explica que algunas unidades de la vieja refinería se encuentran ‘durmiendo’, pero que podrían ser conectadas a la nueva y comenzar a refinar hasta 210.000 barriles diarios cuando las condiciones económicas lo permitan.

Por los cuatro tubos de 140 metros de alto que componen la tea de la refinería sale una gran llamarada que indica que las unidades buscan un desfogue, lo cual es normal en estos momentos en que se afinan procesos, pero que debería ser apenas visible en el futuro; todo lo contrario al gran proyecto de Reficar, gigante en recursos, en infraestructura, en construcción, en barriles de petróleo a procesar, tanto que se estima que el PIB industrial del país crecerá 10 por ciento cuando opere totalmente, mientras que el PIB nacional lo hará al 0,9 por ciento.

CIFRAS DE PESO PARA UNA MEGAOBRA 

* En la construcción utilizaron 181.000 m3 de concreto, lo que equivale a 70 edificios de 18 pisos cada uno.

* Instalaron 4.500 kilómetros de cable, cifra similar a la distancia entre Bogotá y Buenos Aires.

* Usaron 700 kilómetros de tuberías, igual a la distancia en línea recta entre Cartagena y Bogotá.

* Ubicaron 2.120 equipos de hasta 1.000 toneladas de peso cada uno.

* Pusieron 20.000 toneladas de acero como refuerzo para el concreto.

* Hay instalados 31.000 instrumentos de medición y control de temperatura y de presión.

Pedro Vargas Núñez
Subeditor Portafolio
Cartagena