Regiones de EE. UU. pactan viraje industrial

Nueva estrategia para salir del rezago en la actividad productiva del sector manufacturero.

Regiones de EE. UU. pactan viraje industrial

Archivo/portafolio.co

Regiones de EE. UU. pactan viraje industrial

Empresas
POR:
abril 05 de 2013 - 05:20 a.m.
2013-04-05

Luego de reconocer que China definitivamente desplazó a EE. UU., como centro manufacturero mundial y que se registran evidentes rezagos frente a naciones como Alemania y Japón, un bloque de 8 estados encabezados por California y Nueva York decidieron tomar la iniciativa de replantear su visión sobre su futuro desarrollo industrial, a instancias de un trabajo conjunto realizado en el seno de la Asociación Nacional de Gobernadores (NGA).

Señalaron en ese sentido que el modelo sustentado en el rescate de empresas manufactureras, que prevalecía hasta hace 5 años, ya no es válido y que, por el contrario, los recursos financieros y administrativos del Estado deben alinearse y enfocarse a la creación de empresas innovadoras y sostenibles, dispuestas a generar productos y servicios que ayuden a resolver problemas globales relacionados con la alimentación, la energía, el agua, la salud, la infraestructura y la seguridad.

El bloque, integrado además por Illinois, Colorado, Massachusetts, Connecticut y Arkansas, señaló haber llegado a esa nueva visión por separado y con diferentes énfasis en los componentes para alcanzarla, pero coincidieron en que la incorporación de la mediana y pequeña empresa en procesos de investigación e innovación, para fabricar los productos del futuro a la medida, parte del enfoque.

Indicaron que sus economías representan el 30 por ciento del PIB estadounidense, el 25 por ciento del total de las exportaciones manufactureras y el 9 por ciento del empleo industrial.

Entre las herramientas que se enumeran para remodelar el sector se encuentran la alineación de las políticas de las distintas agencias estatales orientadas a la investigación, la formación del recurso humano de alta especialización, la creación de sistemas de medida que permitan verificar con mayor precisión los avances en productividad y competitividad, y un trabajo ordenado entre el sector público y privado, con el soporte de los centros especializados y las universidades. La industria manufacturera en su concepción actual, agregan, tiene todavía mucho que perder.

Germán Duque

Miami