Este mes se conocerán las 'reglas
de juego' para  los taxis de lujo

Aunque esta reglamentación surgió a raíz de los choques entre taxistas
y Uber, la plataforma dice que sigue existiendo un 'vacío regulatorio'.

Se buscan niveles de calidad en el servicio como los que existen en ciudades como Londres.

Se buscan niveles de calidad en el servicio como los que existen en ciudades como Londres.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
marzo 09 de 2016 - 12:43 a.m.
2016-03-09

A partir de abril las empresas que buscan ofrecer a futuro el servicio de taxis de lujo podrán acelerar su preparación para lograr la habilitación del Gobierno, pues se conocerán las reglas de juego definitivas de este proceso.

El 27 de noviembre pasado y a raíz de los conflictos existentes entre los taxistas tradicionales con los autos que movilizan pasajeros usando la plataforma Uber, el Gobierno expidió el decreto 2297 que reglamenta un servicio premium, que debe ser prestado con autos de alta gama, por conductores capacitados, con uso de una plataforma digital, sistemas de GPS y medios de pago electrónico, entre otras condiciones.

Sin embargo, se dieron seis meses para que el Ministerio de Transporte reglamente las características de los vehículos y de las app que se deben utilizar, plazo que se vence en mayo. Sin embargo, este martes la ministra Natalia Abello anunció que estas definiciones estarán listas antes de que termine este mes.

Portafolio consultó a varios empresarios de taxis, quienes manifestaron estar a la expectativa de que salga la reglamentación para poner sus empresas a tono a fin de poder incursionar en la nueva línea de negocio.

“Tan pronto el Ministerio diga cuáles son los carros, los compramos si los hay ensamblados, o los traemos”, dijo Uldarico Peña, dueño de Taxis Libres, de Bogotá.
Tanto él como Ernesto Sandoval, gerente de Teleclub, y Fabián Quintero, de Tax Individual (esta última de Medellín), indicaron que el gremio cuenta con la capacidad financiera para asumir el costo.

Peña anotó que, además, ya tienen la clientela para los taxis de lujo y han ubicado los vehículos viejos que saldrían por chatarrización para que los nuevos tomen su lugar.

Sandoval, quien funge además como representante del sector ante Fenalco, cita encuestas que indican que el 50 % de los usuarios de taxis habituales estarían dispuestos a pagar más por un servicio mejor y esta cifra sería un indicador del potencial de los taxis de lujo.

El decreto 2297 exige un mínimo de 50 horas de preparación de los conductores de los carros de lujo, un aspecto en el que el gremio muestra resultados.

La plaza con más avance es Medellín y su área metropolitana, donde los empresarios, Fenalco, la Alcaldía y el Sena montaron un programa técnico de 600 horas presenciales, con módulos de inglés, conducción según la normatividad, alistamiento del carro, turismo, comunicación asertiva, desarrollo humano; servicio al cliente y comportamiento organizacional, práctica formativa y manejo de las TIC.

“Ya sacamos una primera cohorte de 250 conductores y se está coordinando que sean unos 2.000 conductores en cuatro año”, explicó Quintero, también vocero en Fenalco.
En Taxis Libres, de acuerdo con Peña, se han hecho anotar 2.000 conductores para la capacitación que dan aprovechando los días de ‘pico y placa’ y están evacuándolos por grupos de a 100.

Sandoval insistió en la necesidad de que la formación se acompañe de una evaluación de los conocimientos adquiridos.

‘UBER DEBE ACOGERSE A LA NUEVA NORMATIVIDAD’

La ministra de Transporte, Natalia Abello, reiteró que los taxis que operan bajo la plataforma de Uber son ilegales en el país.

“Uber está por fuera del margen de la regulación que hay. La invitación es a que esa plataforma y otras se vinculen a la propuesta del Gobierno para reglamentar el servicio de lujo. Expedimos un marco legal y vamos a socializar su reglamentación”, dijo la ministra.

Destacó que esta firma internacional está prestando un servicio con vehículos no autorizados, como particulares y otros de la categoría de transporte especial.

Abello recordó la sanción por 450 millones de pesos que le impuso a Uber el lunes la Superintendencia de Puertos y Transporte y la remisión del caso a la Superindustria.

Según dijo el superintendente ad hoc, Pablo Arteaga, los socios y conductores que utilizan la plataforma “prestan un servicio irregular que viola la libre competencia”.