Relocalización industrial hacia las costas va a paso lento

Aunque desde hace 24 años se pronostica que las manufacturas del país migrarán a las zonas portuarias, este fenómeno no se ha dado de forma masiva. Sin embargo, la inversión ha aumentado.

Según el presidente de la Cámara de Buenaventura, se requiere infraestructura adecuada para atraer inversión a los puertos.

Archivo Portafolio.co

Según el presidente de la Cámara de Buenaventura, se requiere infraestructura adecuada para atraer inversión a los puertos.

POR:
abril 23 de 2014 - 03:25 a.m.
2014-04-23

Desde los años noventa, cuando inició la apertura económica de Colombia, se viene pronosticando que las industrias del país han de mudarse a las zonas costeras.

Esta proyección tomó nuevamente fuerza con la firma de tratados de libre comercio como el de Estados Unidos, la Unión Europea y otros países.

Sin embargo, la expectativa no se ha cumplido, y el mayor dinamismo empresarial colombiano se sigue dando en las dos principales ciudades: Bogotá y Medellín.

De acuerdo con el director del Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas de la Universidad del Rosario, Saúl Pineda, la razón de esto es que la mayoría de las compañías del país aún sigue enfocada hacia la comercialización de sus productos en el mercado interno.

“En el mejor de los casos, las firmas colombianas solo exportan el 20 por ciento de lo que producen. Por eso Bogotá, Cali y Medellín siguen siendo, desde el punto de vista comercial, un punto estratégico para estar”, señala el académico.

En el 2013, por ejemplo, el número de sucursales y agencias nuevas registradas ante las cámaras de comercio de Barranquilla, Santa Marta, Buenaventura, Cali y Cartagena, no supera las 2.000.

Los indicadores de crecimiento de lsa empresas creadas en la región tampoco muestran grandes avances. Incluso, en ciudades como Barranquilla el número de firmas creadas cayó en 8,62 por ciento, y en Santa Marta la variación no alcanzó 1 por ciento.

No obstante, los datos de inversión en la costa Atlántica son positivos.

El año pasado, Barranquilla fue uno de los principales receptores de capital extranjero. Según Probarranquilla, la agencia de inversión de la ciudad, en el 2013 la capital del Atlántico recibió recursos por 390 millones de dólares.

En Santa Marta, la dinámica es más lenta, y la mayor parte de la actividad empresarial obedece a los sectores de comercio, servicios y construcción.

Conforme los datos de la Cámara de Comercio de Cartagena, en esta ciudad los sectores petroquímico y de logística han atraído importantes inversiones en el último año.

En la capital del Atlántico se registraron y renovaron matrícula mercantil el año pasado 25.235 compañías, una variación frente al año pasado de 7,39 por ciento.

En la capital del Valle del Cauca la variación de empresas creadas fue más modesta el año pasado, de 5,36 por ciento,

Aún así, para el gerente de Desarrollo Regional y Competitividad de la Cámara, Carlos Andrés Pérez, sí se ha dado un importante incremento del número de compañías exportadoras en los últimos cinco años.

“Particularmente hemos recibido nuevas inversiones de empresas de sectores de pasabocas y algunas empresas que importan algunas de sus materias primas de manera, como firmas del sector avícola”, señaló el experto.

Según el presidente de Confecámaras, Julián Domínguez, se espera que, con las inversiones que se adelantan en las zonas portuarias del país, sea posible atraer nuevas compañías a las zonas de la costa.

Pero, añade el analista, esto no reducirá las expectativas del interior.

“Nuestro país tiene la fortaleza de contar con centros urbanos e industriales de peso en varios puntos de la geografía nacional, factor que se debe seguir potenciando”, señaló el dirigente gremial.

BUENAVENTURA, DUPLICA EL NÚMERO DE COMPAÑÍAS

Llama la atención que entre las cinco ciudades costeras del país, Buenaventura, fue la que registró mayores crecimientos en el número de empresas creadas entre el 2012 y el 2013.

Para el presidente de la Cámara de Comercio de Buenaventura, Alejandro Micolta, las nuevas inversiones en el puerto han impulsado la creación de nuevas empresas de logística, comercio y hotelería. La mayoría de ellas mipymes.

“Hay un despliegue del desarrollo logístico, almacenamiento de carga, logística básica. Sin embargo, la ciudad sigue sin tener una industria fuerte”, señaló el ejecutivo.

De acuerdo con la Cámara de Comercio, en mayo, cuando se proyecta que se empiecen a ubicar las primeras empresas en la Zona Franca del Pacífico, se dé un nuevo dinamismo al sector manufacturero de esta importante zona portuaria del Pacífico.

Siga bajando para encontrar más contenido