Repatriación de cuerpos, negocio que aumenta su facturación

La facturación por este concepto ha subido de 2.000 a 20.000 millones de pesos, además de que las pólizas lo usan como plus.

La repatriación de un cuerpo cuesta en promedio entre 12 y 15 millones de pesos.

Archivo Portafolio

La repatriación de un cuerpo cuesta en promedio entre 12 y 15 millones de pesos.

Empresas
POR:
mayo 20 de 2015 - 03:00 a.m.
2015-05-20

Detrás de cada necesidad florece un negocio y así parece estar ocurriendo con la tragedia de los colombianos que fallecen en el exterior, para cuyos familiares es de vital importancia traer sus cuerpos.

Esa está lejos ser una situación esporádica, pues el fenómeno de la globalización ha llevado a que en casi todos los rincones del mundo haya un colombiano, lo cual se aprecia en especial cuando hay catástrofes en lugares lejanos y aparece por lo menos un nacional entre las víctimas.

En promedio dos colombianos fallecen en el extranjero cada día.

Armando Franco, vicepresidente nacional del gremio funerario, admite que la repatriación de cadáveres está siendo gancho para la venta de pólizas de seguros y planes de servicios exequiales.

El año pasado, entre aseguradoras y empresas funerarias facturaron 20.000 millones de pesos por pólizas y planes de atención que incluían el servicio de repatriación, que si bien no son significativos en el negocio en general, muestran un incremento del 42%. En el pasado en promedio solo registraba 2.000 millones de pesos al año, en el 2012 subieron a 9.000 millones y en el 2013 ya eran 14.000 millones.

En esto ha tenido que ver, según Franco, el aumento de las multilatinas colombianas que llevan sus empleados al exterior, y por otra parte con las que están llegando al país. Unas y otras deben generar beneficios laborales acordes con la situación y uno de ellos es la posibilidad de que, en caso de muerte, la persona pueda retornar con su familia.

META: LOS COLOMBIANOS EN EL EXTERIOR

Otra parte del negocio no está cuantificada en las cifras anteriores, ya que las aseguradoras usan la posibilidad de repatriar cuerpos como plus a la hora de ofrecer pólizas de vida.

El gremio cree que existe un gran potencial, pues de 6 millones de nacionales que habitan en otros países solo el 30 % están cubiertos. “Hay un 70% del mercado por trabajar; nuestra meta a tres años es poder tener otro 30 % y subir la facturación a cerca de 50.000 millones de pesos”, anota Franco, quien sin embargo advierte acerca de la necesidad de saber direccionar el producto.

La ruta que trazaron en un plan estratégico contempla hacer contacto directo con multinacionales que pudieran estar interesadas en adquirir planes corporativos para empleados de nivel medio y bajo, ya que las familias de altos ejecutivos, por lo general, poseen el poder adquisitivo para pagar un servicio en caso de requerirlo. El segundo paso es contactar individualmente a los empleados para mostrarles las bondades de una afiliación en vida que cuesta en promedio 5.000 pesos mensuales por dos personas, mientras que una repatriación cuesta entre 12 y 15 millones de pesos.

Otra modalidad es la de Cotrafa Social, que está concentrada en municipios antioqueños, como Donmatías y San Pedro, de donde sale una gran masa de migrantes, sobre todo hacia Estados Unidos y España. No obstante, a través de aliados, ya se extendió a Bogotá.

Según su gerente, Didier Jaime Lopera, llevan cerca de 600 planes vendidos. “Aquí hay un componente de solidaridad y otro de negocio”, dice el directivo, quien explica que un secreto del negocio es cada vez tener más afiliados, pues así se distribuye el riesgo, teniendo en cuenta que “todos no se nos van a morir al mismo tiempo”.

En el 2014 fallecieron en el exterior 720 colombianos, mientras que en el 2013 murieron 525, y en el 60% de los casos el servicio fúnebre, con transporte aéreo incluido, fue sufragado por pólizas y planes de previsión exequial.

Estadísticas del sector funerario indican que en el 25% las causas de deceso en el exterior son accidentes de tránsito, seguidos por complicaciones en intervenciones quirúrgicas, infartos y accidentes cerebrales y cardiovasculares.

SERVICIOS FÚNEBRES MUEVEN $610.000 MILLONES AL AÑO

El sector exequial mueve al año más de 610.000 millones de pesos, de acuerdo con el vicepresidente del gremio que lo agrupa, Armando Franco.

Este explica que aunque sigue siendo rentable, dista mucho de la década del 90, cuando el negocio estaba concentrado: un servicio costaba en promedio 15 millones de pesos; Ahora está por los 5 millones.

De 48 millones de colombianos, la previsión exequial si acaso cubre a 300.000.

En el país hay 975 funerarias, 750 cementerios, 69 parques cementerios, y 42 compañías que venden productos fúnebres.

Néstor Alonso López

Redacción Portafolio