Resources Parex crece en el negocio petrolero

Las reservas probadas de la compañía crecieron 40 % en el primer semestre.

Las petroleras trabajan por aumentar las reservas del país.

Archivo Portafolio.co

Las petroleras trabajan por aumentar las reservas del país.

POR:
julio 12 de 2013 - 01:30 a.m.
2013-07-12

La petrolera canadiense Parex Resources anunció la compra de una participación en un bloque de Pacific Rubiales.

Parex que concentra su operación en el Casanare, anunció el acuerdo para adquirir una participación en el bloque VMM-11, ubicado en el suroccidente del departamento de Santander, área que en la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) figura a nombre de Alange Energy, cuya operación asumió Pacific Rubiales.

Según los términos del acuerdo, Parex pagará la totalidad de un pozo exploratorio y 20 kilómetros cuadrados de sísmica 3D, con lo que obtendrá una participación del 60 por ciento en esta área de la cuenca del valle medio del Magdalena, y será la operadora de la misma.

La compañía señaló que la zona es adyacente al yacimiento Velásquez-Palagúa, que ha producido aproximadamente 425 millones de barriles y que esta zona tiene sinergias con el bloque Morpho, en el que tiene una participación del 50 por ciento y que se ubica en la misma cuenca petrolífera.

Así mismo, Parex Resources reportó un incremento superior a los cuatro millones de barriles en sus reservas probadas de crudo, al cierre del primer semestre del año.

De acuerdo con una actualización de la compañía, luego de una evaluación a los recursos, realizada por la firma GLJ Petroleum Consultants, esta última certificó que las reservas probadas de petróleo cerraron en junio en 14,07 millones de barriles, para un incremento del 40 por ciento con respecto al dato reportado al cierre de diciembre pasado.

Frente al cierre del 2011, el aumento en los recursos ha sido del 184,2 por ciento, toda vez que para ese corte se ubicaron en 4,95 millones de barriles.

Los recursos fueron aportados principalmente por el éxito que se ha tenido durante el año en el plan de exploración y evaluación, así como por la adquisición del bloque Cabrestero, cuya mitad le fue comprada recientemente a Cepcolsa por 12,5 millones de dólares, con lo que Parex Resources obtuvo la totalidad de la participación en esta área.

Entre tanto, las reservas probadas y probables (2P) de esta petrolera alcanzaron los 23,6 millones de barriles, para un aumento del 47 por ciento con respecto al cierre del 2012.

Con base en un pronóstico a cinco años realizado por la compañía certificadora de los recursos petroleros, el valor estimado de las reservas de esta compañía alcanza ya los 400 millones de dólares (aumento del 30 por ciento frente a diciembre del 2012), en tanto que los recursos 2P totalizaron 614,8 millones de dólares, para un avance semestral del 37 por ciento.

En el segundo trimestre del año, la producción de crudo de Parex Resources alcanzó los 15.450 barriles diarios, frente a un registro de 14.440 barriles entre enero y marzo, nivel que se alcanzará con un presupuesto para el año de 210 millones de dólares.

PACIFIC PREVÉ ALZA DEL 38 % EN PRODUCCIÓN

La petrolera Pacific Rubiales, segundo productor de crudo del país después de Ecopetrol, estimó que durante el segundo trimestre del año su volumen de extracción de petróleo se mantendrá en los niveles del periodo enero-marzo, lo que le representará un aumento del orden del 38 por ciento frente al segundo trimestre del 2012.

“Hemos logrado tener otro trimestre robusto de desempeño en las operaciones.

Esperamos que la producción neta después de regalías, reportada del segundo trimestre esté a niveles similares a aquellos del trimestre anterior”, señaló Ronald Pantin, presidente ejecutivo de la compañía.

Pacific Rubiales explicó que los nuevos acuerdos comerciales que regulan el oleoducto Ocensa le permitieron contratar capacidad sobrante adicional en esta línea de transporte iniciando el segundo semestre, a lo que su sumará la entrada en operación del Oleoducto Bicentenario, programada para el tercer trimestre del año.

En cuanto a licenciamiento ambiental, el efecto más inmediato para la operación de la petrolera se relaciona con la aprobación de la licencia global de exploración y desarrollo para el bloque CPE-6, ubicado al sureste de los campos Rubiales y Quifa, también en el departamento del Meta, y sobre el que Pantin, en ocasiones anteriores, ha señalado que tendría un potencial similar al del campo Rubiales.

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) fijó para el próximo 9 de agosto la audiencia pública de este proceso.

Siga bajando para encontrar más contenido