Restrepo vende $10 billones y se despide del Grupo Éxito

La cabeza de la cadena de comercio deja el cargo luego de 22 años para ser remplazado por Carlos Mario Giraldo. En entrevista, hace balance de su gestión.

Cambios en presidencia de Éxito

Éxito

Cambios en presidencia de Éxito

POR:
febrero 20 de 2013 - 01:20 a.m.
2013-02-20

Cuando Gonzalo Restrepo entró hace 22 años al Éxito había cuatro almacenes en Medellín y uno en Bogotá. Hoy, operan 427 supermercados en Colombia y 52 en Uruguay, con 37.000 empleados. Ayer, la empresa anunció el retiro de Restrepo y a su remplazo, Carlos Mario Giraldo, con quien el presidente saliente preparó la transición durante cinco años.

Al tiempo, la firma informó que en el 2012 superó, por primera vez, los 10 billones de pesos en ventas, al llegar a 10,2 billones, 15,7 por ciento más que en 2011. Las ganancias fueron de 475.305 millones de pesos, 22 por ciento más que el año anterior. Restrepo se siente satisfecho por su gestión y destaca las cualidades de su sucesor.

¿CUÁL ES EL BALANCE DE  LOS 22 AÑOS FRENTE AL GRUPO?

Se siente una satisfacción enorme; se siente que se cumplió con el deber; se siente que el tiempo pasa demasiado rápido cuando uno está entretenido y trabajando con gusto. Estos años pasaron rápido porque estábamos siempre entretenidos haciendo operaciones, adquiriendo compañías, haciendo almacenes, entrando a zonas que nadie había explotado.

Se siente una cosa increíble encontrarse con estas personas que trabajan en la organización y saber que lo quieren a uno. Se siente que sí paga trabajar honestamente, cumplir con las leyes, pagar los tributos, respetar la ética, tener transparencia. Se siente que se puede poner la cabeza en la almohada y dormir con tranquilidad.

¿Y CUMPLIÓ LOS SUEÑOS?

Totalmente. En el mundo terrenal poquitas personas pueden decir que se sienten tan satisfechas de una carrera profesional. Yo estudié administración y lo que hice aquí fue administrar a mi manera dándole prioridad a las cosas que consideré más importantes, dentro de ellas, muy especialmente, a la parte humana.

¿POR QUÉ LE DA TANTA IMPORTANCIA A LA PLANEACIÓN?

Creo que soy muy estratégico. Se me olvidan las cosas malas muy rápido, entonces rápidamente elaboro en la cabeza el paso que sigue y soy muy detallista, muy perfeccionista, creo que en eso soy necio. Digamos que no soy visionario, sino que siempre miro con visión al futuro y un poquito con ambición porque hay que dar pasos grandes, hay que figurarse siempre un futuro audaz, si uno quiere llegar al menos a la mitad.

Y fue algo que siempre hice con el equipo, estudiar mucho, viajar mucho y ponernos metas ambiciosas que se pudieran cumplir.

¿TAN ESTRATÉGICO COMO  PREPARAR POR CINCO AÑOS AL SUCESOR?

Ese modelo es difícil que se siga en las empresas, porque la junta directiva es la que escoge el sucesor y las juntas tienen sus personas, pero en este caso funcionó así y funcionó bien.

Desde hace unos años lo pensé, pues nuestro accionista mayoritario está en otro continente. Creyeron en mí y en la persona que había seleccionado, esa persona mostró sus propios méritos.

Va a hacer tanto o mucho de lo que yo logré hacer, y gracias a Dios que fue él y que me dieron gusto porque uno se siente muy completo de haberlo hecho de una manera tan organizada.

¿ALGUNA FRUSTRACIÓN?

No. En realidad uno no se debe arrepentir de aquello en lo que le va mal, sino tomarlo siempre como un aprendizaje.

CONSTANZA GÓMEZ G.
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido