‘Retail’ y comercio digital están vendiendo más celulares

A dos meses de la eliminación de las cláusulas de permanencia en telefonía móvil, las cadenas de almacenes suben su participación al 36 %, según GFK. ‘Aumentó el contrabando’, dice gremio.

Supermercados han aumentado la exhibición de celulares.

Archivo Portafolio

Supermercados han aumentado la exhibición de celulares.

Empresas
POR:
septiembre 03 de 2014 - 04:10 a.m.
2014-09-03

Antes de entrar en vigencia la Resolución 4444 del 2014, que eliminó las cláusulas de permanencia de los usuarios en la telefonía celular, las empresas operadoras vendían el 84 por ciento de los receptores y las cadenas de almacenes el porcentaje restante, de acuerdo con la firma de investigación de mercados GFK.

Hoy, a dos meses de la vigencia de esta norma, la misma firma reporta que las grandes superficies ya tienen el 36 por ciento del mercado, como efecto del cambio en las reglas de juego en que los operadores subsidiaban los costos del receptor a cambio de asegurarse la compra de un paquete de minutos y datos por parte del cliente durante uno o dos años.

Los porcentajes son importantes si se tiene en cuenta que este negocio movió entre 12 y 15 millones de unidades en el 2013 con un valor superior a los 3 billones de pesos.

Portafolio consultó a varias cadenas y sus voceros dijeron que aún no tienen cifras acerca del comportamiento de sus ventas en este nuevo panorama. Solo Ktronix indicó que su facturación por celulares se ha multiplicado por cuatro o cinco.

“Esta nueva puerta que se abrió para el retail ha sido muy importante y, de hecho, ha sido uno de los cambios importantes que ha tenido Ktronix en su exhibición”, aseguró el gerente nacional de la cadena, Rafael Villamizar.

El gerente de MercadoLibre, uno de los canales de venta más importantes por internet, también reporta que en julio se duplicaron las ventas y en agosto estas se mantuvieron cerca de 96 por ciento por encima de junio, el último mes en el cual las empresas de telefonía podían exigir un compromiso de permanencia.

No obstante, el presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones, Alberto Samuel Yohai, se lamenta de que ese repunte en canales específicos no compensan la baja general. Y si bien este gremio no ha consolidado cifras, basado en conversaciones con las marcas que se expenden en el país, estima que la gama alta ha rebajado entre un 50 y un 80 por ciento, debido a que era la más beneficiada con el subsidio. Se trata de un segmento que el año pasado vendió el 20 por ciento del total.

“El retail no tiene la capacidad de financiaciación ni la capilaridad comercial de los centros de ventas de los operadores. Nunca va a haber tantos Falabella ni Exito como centros de venta Tigo, Claro, Movistar o Avantel”, dijo Yohai.

Un directivo de una firma productora de celulares que pidió reserva de su nombre asegura que parte de la responsabilidad de la baja en ventas obedece a que los operadores no han sacado suficientes planes para los usuarios y las cadenas de almacenes no han sido suficientemente agresivas para lograr copar los espacios dejados por los antiguos pesos pesados del segmento.

EL ‘ANTINEGOCIO’

Fuentes ligadas a Claro aceptaron que la venta de ‘inteligentes’ ha bajado en cerca de 50 por ciento, pero aclara que este, en realidad, era un “antinegocio” porque casi todo se subsidiaba. Además, no necesariamente la nueva situación significa que la gente deje de adquirir minutos al aire y planes de datos, que dejan las ganancias.

En lo que sí se da por seguro un cambio es en el hábito de los usuarios de actualizar el teléfono cada año y medio.

Según GFK, otros están optando por smartphones de menos de 200.000 pesos. Pero lo más grave, de acuerdo con Yohai, es que muchos están hallando una opción en el contrabando. “La diferencia del precio de un teléfono de gama alta entre el mercado formal y el informal, que se caracteriza por la ilegalidad, se acerca al 20 por ciento porque este último no paga IVA”, indicó.

HABRÍA REZAGO EN TECNOLOGÍA 

De acuerdo con Alberto Samuel Yohai, las cláusulas de permanencia en la telefonía celular existen en muchos países y, en el caso de Colombia, su eliminación no solo han ocasionado el encarecimiento de los aparatos receptores, sino que está ocasionando un rezago tecnológico. “Tenemos marcas que están relanzando teléfonos que lanzaban en Colombia hace tres años, porque el tope de precio que están pudiendo pagar los usuarios es de 600.000 a 700.000 pesos.

Según GFK, por unidades, la venta de ‘smartphones’ subió en un 86 por ciento en estos dos meses, pero en valor solo un 23 por ciento. Los aparatos de este tipo de menos de 200.000 pesos se duplicaron.

Pero la otra consecuencia de las nuevas circunstancias, dice Yohai, es el desaceleramiento en la penetración de la tecnología 4G (que aporta mayor velocidad para navegar en intenet), pues se requieren dispositivos modernos.

“Está por hacerse cálculo de estos efectos, pero lo cierto es que el Gobierno en junio del año pasado adjudico las frecuencias por un costo significativo a los jugadores grandes del mercado con la intención de operar en unas reglas de juego y menos de un año después una de estas reglas cambió”, anota.

Fuentes de Claro aclararon que las metas en la instalación de 4G no se pueden alterar porque existen unos compromisos con el Gobierno, pero aceptaron que sí se puede rezagar la penetración de nuevas tecnologías en el futuro.

Los datos igual corren por 2G y 3G, pero queremos que la gente migre hacia el 4G para que descongestione esas autopistas”, añadió.

‘Portafolio’ trató de contactar a miembros de la Comisión para la regulación de las Comunicaciones, el organismo que dictó la Resolución 4444, pero sus miembros estaban en un certamen académico y no pudieron contestar.

Néstor Alonso López
Economía y Negocios