Revive la polémica sobre los gremios agropecuarios

Tras el llamado del ministro de Agricultura para que los gremios se “sacudan”, varios de sus representantes se quejaron de que es el Gobierno el que los ha desconocido y ha legitimado a otros.

Revive la polémica sobre los gremios agropecuarios

Archivo Particular

Revive la polémica sobre los gremios agropecuarios

POR:
septiembre 27 de 2013 - 02:31 a.m.
2013-09-27

“Los gremios van a tener que ocupar posiciones en las mesas de negociación. Tienen que hacer presencia y deben poner la cara porque si no, como hasta hoy ha sucedido, son otros los que aparecen disputándose la vocería y presionando al Gobierno por decisiones que, no en la mayoría de los casos, favorecen a los agricultores”.

Con esta afirmación del ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, el Gobierno reabrió el debate sobre la institucionalidad gremial agropecuaria y la representatividad de los gremios del agro, que en su momento criticó con vehemencia el entonces ministro de esa misma cartera, Juan Camilo Restrepo. De acuerdo con Restrepo, uno de los problemas del sector y de la difícil situación coyuntural, es la debilidad de los gremios del campo.

En su opinión, varias de las organizaciones no representan a la mayoría de los productores, lo que dificulta el consenso sobre las necesidades del agro.

Aunque las declaraciones del Ministro pretenden lograr que los gremios tradicionales retomen la vocería, generaron posiciones en contradas.

El presidente de la Federación de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, a quien el Ministro mencionó directamente invitándolo a que “se sacuda” y “mire a su sector con perspectiva de presente y de futuro”, contestó que los señalamientos de Lizarralde son comentarios mediáticos y apresurados que desconocen de tajo los aportes de la caficultura a Colombia, y contradicen todos los acuerdos de los cafeteros con el Gobierno. “Los problemas de la caficultura no se solucionan desestimulando esta actividad”, apuntó.

El presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, mantuvo el mismo tono crítico, y afirmó que “desafortunadamente el Gobierno está en un mundo diferente al real”.

También indicó que el 12 de septiembre, en el marco del Pacto Agrario, les entregó al presidente Santos y al ministro Lizarralde 21 propuestas “debidamente” sustentadas –sobre acceso a la tierra, zonas de reserva campesina y sobre comercialización, entre otros temas– pero que no han respondido.

Y el presidente de Fedepalma, Jens Mesa, se refirió a otro escenario donde el tema agrario se ha discutido: el de los diálogos con las Farc, en Cuba, y dijo que no tienen por qué haber protagonismos de actores que no tienen razones para buscarlo. Henry Vanegas, de Fenalce, el gremio de los cultivadores de cereales, dijo que “el mismo Gobierno les está dando juego a los llamados movimientos de ‘dignidad’ que no han sido elegidos por ninguna votación. “Lo que no pueden es endilgarnos la responsabilidad que tiene el Ministerio de diseñar políticas, y luego, echarle el agua sucia a los gremios”, puntualizó.

MONTARÁN SECADORAS DE ARROZ            

El ministro Lizarralde hizo el anuncio, tras junta con Fedearroz. Gremio dice que no es suficiente.

El gremio de los arroceros no parece satisfecho con la medida de alivio que anunció el ministro de Agricultura, Rubén Darío lizarralde, quien estuvo ayer en la junta de la Federación de productores, Fedearroz.

Al salir de la reunión, Lizarralde informó que el Gobierno acompañará al gremio en un proyecto para montar plantas secadoras de este cereal en todas las regiones del país. “Eso va a contribuir a regular la comercialización y a posicionar mejor a los arroceros nacionales”, dijo Lizarralde, a la vez que llamó a que no se estimulen nuevas siembras si no hay demanda.

El gerente de Fedearroz, Rafael Hernández, se quejó de que para aumentar la productividad no basta con las secadoras, y que hay que actualizar la tecnología. Este proceso, según dijo, cuesta $500 mil millones en 5 años.

EXPECTATIVA POR PROYECTO DE LEY SOBRE UAF

El Gobierno anunció ayer que ya tiene listo un proyecto de Ley para clarificar la propiedad de la tierra, que obliga a que quienes acumulen Unidades Agrícolas Familiares (UAF) destinen el 20 por ciento de su extensión a proyectos con pequeños agricultores.

Para Fenalce, es necesario que se aclare qué hacer en la altillanura, donde no hay pequeños cultivadores. Los palmicultores aseguraron que ya tienen 120 alianzas con 6.000 cultivadores y la SAC dijo que presentará su posición en el Congreso.

Siga bajando para encontrar más contenido