Se robustece la alianza entre Danone y Alquería

Vuelven a estar alineados en los planes de negocios. La colombiana crecerá 28 % este año.

Se robustece la alianza entre Danone y Alquería

Carlos Ortega/Portafolio

Se robustece la alianza entre Danone y Alquería

Empresas
POR:
octubre 06 de 2015 - 01:15 a.m.
2015-10-06

La alianza de la francesa Danone con la colombiana Alquería ‘se refresca’ por estos días.

La compañía local había tomado la decisión de reducir al 7 por ciento su participación en la sociedad, pero en mayo de este año retomó la posición que tuvo inicialmente con el 49 por ciento.

El presidente de Alquería, Carlos Enrique Cavelier, explicó que vuelven a estar alineados en los planes de negocios.

“Alinearse significa estar de acuerdo en qué productos se van a lanzar, qué inversiones se van a hacer, cómo se amplía la planta, en qué regiones operar, qué márgenes se obtienen en ciertos productos. Un ejemplo fue el lanzamiento el año pasado del yogurt Alquería”, dijo el empresario.

Señaló que Alquería volvió a negociar en mayo y a tener la participación del 49 por ciento después de disminuirla hasta el siete por ciento. “En los últimos tres años nos habíamos diluido porque Danone había hecho unas cosas en las que no habíamos estado muy de acuerdo y no queríamos participar en estos procesos”, agregó.

Actualmente, la compañía francesa está en un proceso de cambios directivos en la caza matriz, que también se reflejarán en Colombia, por lo que algunas decisiones están pendientes. Una de ellas tiene que ver con la decisión de producir yogur en la Costa, aprovechando la infraestructura de Alquería en Santa Marta.

En todo caso, destaca que la participación de mercado de Danone Alquería esté en el 12 por ciento. Como reflejo de ello y lo más importante, agrega, está la aceptación de los productos. Se espera que la compañía llegue al punto de equilibrio a más tardar en dos años.

Respecto a la operación de Alquería, propiamente, el directivo señaló que este año la empresa tiene la meta de cerrar con ventas por 925.000 millones de pesos, 28 por ciento más que lo que registró en el 2014.

Este aumento está sustentado en la adquisición de la compañía láctea Freskaleche, de Santander. Cavelier explica que todavía hay un trabajo importante por desarrollar para vincular esa empresa a las prácticas de Alquería.

Sin contar esa adquisición, la compañía superará apenas en 2 por ciento el resultado del 2014, reconoce Cavelier.

Consideró que “cuando se presenta una enlechada como la que se ha presentado en los primeros siete meses del año no se puede crecer, es muy difícil. Hay tanta leche que las promociones son necesarias”.

Este año la empresa hizo dos lanzamientos de productos - leche para niños y una leche deslactosada descremada- y para el próximo año también presentará dos novedades.

Las inversiones de la compañía seguirán en un nivel conservador de 10 a 12.000 millones de pesos anuales.

GIRO EN LA PRODUCCIÓN DE LECHE PARA EXPORTAR

El Presidente de Alquería insiste en su planteamiento de que el sector lechero debe ser objeto de una cirugía profunda.

A su juicio, se debe estimular la mayor producción de leche, con el fin de que la exportación sea otro camino para que crezca la actividad industrial y productiva.

El esquema debe basarse en un mejor manejo de los costos y un mayor volumen de producción, al tiempo debe dejar de tener el precio de compra como el centro de la discusión, dice Cavelier.

Cinco propuestas cubren el cambio de modelo que plantea el empresario, las cuales ya ha llevado a los ministerios de Agricultura y de Comercio, Industria y Turismo.

Para Cavelier, el primero tiene que ver con la garantía de compra de la leche, con un esquema como el que opera en la Federación Nacional de Cafeteros.

“Estamos dispuestos a garantizar la compra para poder exportar”, señala el directivo. Será necesario que mientras se incrementa la producción y el campesino se acopla, el Gobierno acompañe por unos dos años a los ganaderos para que se les reconozca un precio por encima del internacional.

Las exportaciones no son posibles hoy en día porque el precio es superior al externo, precisa el Presidente de Alquería.

El segundo elemento de la política debe ser la educación al campesino, al tiempo que es necesario brindarle una asesoría técnica con procesos modernos que apunten a mayores volúmenes de leche.

Luego, plantea Carlos Enrique Cavelier, el paso siguiente debe ser brindar apoyo con crédito oportuno que se debe materializar en insumos.

En el caso de la capacitación, la empresa de la Sabana ha apoyado 1.500 productores, mientras que en el tema de la financiación explora algunas fórmulas.

Este modelo debe funcionar para que la cadena fluya en producción y comercialización, y debe redundar en una mejora en la calidad de vida de los campesinos.

Para el industrial, coyunturas como las de la enlechada que terminó o la falta de producto que se puede recrudecer en los meses que vienen por el fenómeno del Niño, son circunstancias que se pueden controlar en la medida en que los lecheros se preparen y sean conscientes de que deben producir y almacenar comida para periodos de este tipo.

congom@portafolio.co