Ruta del Sol le cambiará la cara a la Costa Atlántica

Se trata de uno de los corredores viales más importantes del país, debido a que permitirá la comunicación terrestre entre el interior y las ciudades portuarias de la Región Caribe como Cartagena, Barranquilla y Santa Marta. Entre los obstáculos del proyecto han estado las licencias ambientales.

Ruta del Sol le cambiará la cara a la Costa Atlántica

Archivo Portafolio

Ruta del Sol le cambiará la cara a la Costa Atlántica

Empresas
POR:
febrero 26 de 2015 - 03:55 p.m.
2015-02-26

La Ruta del Sol está dividida en tres grandes sectores para facilitar su construcción: el primero está entre Villeta - Guaduero - Korán, que comprende 78,3 kilómetros; el segundo, Korán - San Roque, 510 kilómetros, y el tercero San Roque - Cienaga, 490 kilómetros, lo que incluye una conexión entre Carmen de Bolívar y Valledupar.

A lo largo del recorrido, la vía pasará por cinco departamentos (Cundinamarca, Boyacá, Santander, Cesar y Magdalena) y contará con siete peajes (Zambito, Aguas Negras, La Gómez, Mórrison, La Loma, El Copey y Tucurinca).

“Lo que el Gobierno Nacional y los departamentos buscamos es que los ciudadanos reduzcan sus tiempos de desplazamiento entre las regiones porque eso es calidad de vida y competitividad”, afirma el gobernador del Magdalena, Luis Miguel Cotes Haybeich. “Con la Ruta del Sol estarán llegando vías a municipios que antes estaban desconectados de las vías principales, es toda una revolución en infraestructura”, agrega el mandatario.

El Sector 1 del proyecto se dividió, a su vez, en tres tramos y desde diciembre del 2011 se empezó la construcción de la doble calzada (comprendida entre la intersección El Cune, en Villeta, hasta un sitio conocido como El Korán, en el municipio de Puerto Salgar (Cundinamarca); con los tres túneles y 10 viaductos proyectados en ese sector de la Ruta del Sol se reducirá el trayecto de recorrido, entre Bogotá y el río Magdalena, en cuatro horas.

Aunque se esperaba que para finales de noviembre del 2014 entrará en operación este sector, lo cierto es que las demoras en el otorgamiento de las licencias ambientales en el tramo 1, solo permitieron que fueran entregados los tramos 2 y 3.

Un informe de la Sociedad Colombiana de Ingenieros sugirió a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) cuatro posibles diseños como alternativa al actual. Se calcula que este apartado del proyecto estará listo hasta el 2017.

“El Gobierno llegó a un acuerdo con la concesión y se adicionó el cambio del trazado en el tramo 1 de este sector, para tener listos los nuevos diseños en el primer semestre de este año y comenzar de una vez la construcción del mismo”, asegura el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz.

Por su parte, el sector 2 comenzó su construcción en septiembre del 2011, desde un punto conocido como El Korán, en Puerto Salgar (Cundinamarca) hasta el corregimiento de San Roque, en Curumaní (Cesar).

Está planteada su finalización entre finales de este año y comienzos del próximo. Hasta el momento están listos 322 kilómetros de los 510 proyectados. Aún están pendientes en este sector actividades de señalización que son fundamentales, debido a que se contemplan especificaciones de hasta 100 km/h.

Según Carlos Gustavo Ramírez, gerente de Operación y Mantenimiento de la Concesionaria Ruta del Sol, el año pasado se avanzó de acuerdo con el cronograma establecido. “Se entregaron tres puentes, un intercambiador vial, 50 kilómetros de doble calzada y la primera área de servicio (en Morrison) donde los usuarios podrán encontrar servicios de restaurante, enfermería, taller de mecánica, baños y oficina de Policía de Carreteras”, afirma el ejecutivo.

El sector 3, que tiene ocho tramos, tiene un promedio de ejecución del 70 por ciento de las obras.

Actualmente se están haciendo intervenciones entre San Roque y Bosconia (tramos 1 y 2), Bosconia y Valledupar (tramo 8), Plato y Bosconia (6 y 7) y en las vías nuevas de El Carmen de Bolívar y Bosconia (tramos 5, 6 y 7).

También se está adelantando la construcción de la doble calzada para el municipio de El Bajo y los poblados de San Rafael y Caño Negro. “Un reto que tiene el país es el de acelerar la ejecución de las obras, porque en la medida que se dilatan los permisos o los cambios en diseños, se incrementan los costos y se acumulan las demoras en los diferentes proyectos”, enfatiza Diana Espinosa, presidenta de la Sociedad Colombiana de Ingenieros.

Cabe anotar que ese es el sector que presenta mayores retrasos y que de acuerdo con la Sociedad Colombiana de Ingenieros, se espera que esté listo en el 2017.

CONEXIÓN CON EL PAÍS 

De acuerdo con Espinosa, la Ruta del Sol se conectará con algunos de los corredores viales más importantes del país, como la denominada Troncal de Occidente (desde Caño Alegre hasta la vía Bogotá- Medellín, desde Lizama, Barbosa y Cisneros hasta Antioquia y desde Bosconia hasta Carmen de Bolívar). También se conecta con la Troncal del Caribe, en el punto conocido como la Y de Ciénaga, muy cerca de Santa Marta, y en Bosconia, lo que permite llegar al viajero hasta Valledupar, San Juan del Cesar, La Jagua de Ibirico, San Diego y Maicao.

En ese mismo punto, se unirá la vía entre Aguachica y Cúcuta. Y en el centro del país, la Ruta del Sol acerca desde Puerto Boyacá hasta Chiquinquirá y desde Puerto Araujo hasta Barbosa. “Estamos ante uno de los grandes proyectos del país que le dará un vuelco, desde luego, a la Costa Atlántica, pero además implantará un sello de competitividad para Colombia”, afirma la presidenta del gremio de ingenieros.