Ruta del Sol queda en vilo por licencia ambiental

Niegan licencia a tramo, estructurado con participación del Banco Mundial.

Empresas
POR:
abril 26 de 2012 - 04:09 a.m.
2012-04-26

A 20 días de la entrada del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos, el proyecto de infraestructura más ambicioso en la historia vial del país –la Ruta del Sol, que disminuirá en 10 horas el tiempo de recorrido desde el centro del país a la Costa Caribe– queda en cuidados intensivos.

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) le negó el aval al Consorcio Helios –encargado del sector entre Villeta y El Korán– para construir 21,6 kilómetros entre El Cune hasta San Miguel en el municipio de Guaduas (Cundinamarca).

La entidad, basada en “los resultados del análisis elaborado por la firma Sociedad Ingeniería y Geotecnia Ltda. y los pronunciamientos de la Dirección de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente, no considera viable ambientalmente el tramo 1 del proyecto y, en tal sentido, no autorizará las obras y actividades propuestas”.

La Anla le solicita al consorcio, conformado por los hermanos Solarte, Conconcreto y la firma argentina Iecsa “optimizar” el trazado por uno que evite la afectación de la reserva forestal protectora de la cuenca del río San Francisco y La Esmeralda.

La decisión de la ANLA puede ser apelada por el concesionario, pues un cambio en los trazados –según varios constructores– podría retrasar las obras por lo menos cinco meses, teniendo en cuenta que los diseños deben ser aprobados por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales y la Agencia Nacional de Infraestructura (antes Inco).

Por ahora, la resolución echa para atrás la estructuración del Ministerio de Transporte, el Inco y el Invías durante la administración de Álvaro Uribe, que contó también con el apoyo de la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial.

Los diseños se hicieron para reemplazar la carretera entre Tobiagrande-Puerto Salga, que no construyó Commsa, y en la que el primer tramo también fue un ‘cuello de botella’ por toparse con una zona montañosa.

El ministro de la época, Andrés Uriel Gallego, propuso un trazado (que incluía un viaducto y es el que hoy se está utilizando), pero la Cámara Colombiana de Infraestructura pidió “no construirlo porque no hay estudios, y puede demorar la obra dos años”.

LA ANLA ES EL ‘COCO’ DE LOS CONTRATISTAS

Este diario buscó a Ricardo Postarini, gerente del Consorcio Helios, para conocer las decisiones que los contratistas tomarán para continuar con la obra, pero no obtuvo respuesta.

También intentó hablar con Luz Helena Sarmiento, directora de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), para tener detalles del proceso que deberá cumplir Helios en el tramo 1 del proyecto.

La Anla, creada el año pasado por el Gobierno, se ha convertido en los últimos meses en el ‘coco’ de los contratistas. Recientemente se conoció que en la Corte Constitucional está en curso una demanda en contra de la norma que creó la entidad.

La demanda argumenta que la creación de la autoridad en materia de licencias ambientales solo podía estar a cargo del Congreso y no del Presidente de la República. De ‘cuajar’ la petición, podrían caer varias decisiones ambientales.