'La salvaguardia echó abajo el programa de exportaciones’

Jorge Alejandro Mejía, presidente de GM Colmotores, dijo que esta medida cambiaria anunciada por Ecuador le complicó los planes a la compañía. Según Mejía, la industria automotriz no crecerá con el mismo impulso en el 2015.

Jorge Alejandro Mejía

Archivo particular

Jorge Alejandro Mejía

Empresas
POR:
enero 22 de 2015 - 02:46 a.m.
2015-01-22

Tras un año récord en la venta de vehículos en Colombia (328.526 unidades registradas), el presidente de General Motors Colmotores, Jorge Alejandro Mejía, cree que la industria automotriz no crecerá con el mismo impulso este año.

El directivo le contó a Portafolio que los planes para exportar automotores a Ecuador se vieron truncados por la salvaguardia cambiaria del 21 por ciento impuesta por ese país. También, dejó claro que la reciente reforma tributaria le está generando más cargas a la industria automotriz.

¿Cómo luce este año para la industria automotriz y para Chevrolet? El 2014 fue récord en ventas…

Uno quisiera que los mercados crezcan. He dicho que el récord visto en el 2014, que es muy bien recibido, es la recuperación de dos años perdidos.

Para ser sinceros, el 2015 debería ser de crecimiento. Pero la situación actual, tanto de los impactos que puede traer la caída del petróleo más la devaluación, incide de forma importante en los precios de los carros en el mercado.

Somos más conservadores y pensamos que la industria automotriz debe decrecer un poco este año. Que las ventas se mantengan por encima de las 300.000 unidades.

Chevrolet debería desenvolverse mejor en este entorno. Somos una compañía con una historia de 59 años en el país. Esa experiencia, en un entorno de devaluación del peso, debería darnos mayores fortalezas.

¿Qué tanto asusta el tema de la tasa de cambio? ¿Es un lío o una oportunidad para la compañía?

Tiene sus pros y contras. Siempre he dicho que este problema es más un lío de volatilidad que del valor en sí mismo.

Esto hace que se generen inconsistencias en el mercado en términos de precios y que no se logren montar programas de mediano y largo plazo en exportaciones.

Si uno pensara que la tasa de Colombia va a estar entre $2.350 y $2.400 durante los próximos cinco años, eso sería una oportunidad importante para Colmotores. Las eficiencias que hemos logrado desarrollar en los años anteriores con trabajo e inversiones, podrían recuperarse.

A veces pensamos que con una tasa de $2.400 en dos meses vamos a ver un programa de exportaciones, pero un plan así en este negocio se demora años para hacerse.

Llevamos un año montando un programa de exportaciones con Ecuador, y a pocos meses un cambio como la salvaguardia nos echa abajo el programa. Es un 21 por ciento más de eficiencia que tendríamos que tener. Ya habíamos ordenado material, pero infortunadamente esto se bloqueó.

Así las cosas con Ecuador, ¿qué otros mercados del vecindario están en los planes de Chevrolet?

Trabajamos en diferentes opciones. Venezuela está parada. Estamos tratando de ver algo en Centroamérica, pero la verdad esto está muy crudo. También, estamos mirando si hay forma de hacer algo con México o Brasil.

Estamos trabajando con el Gobierno en un cambio de condiciones del comercio con Brasil. Aparte de que el tratado de libre comercio con ellos está frenado, nos tienen un sobrearancel del 30 por ciento.

¿La preocupación alrededor del TLC con Corea del Sur sigue latente?

Siempre es una preocupación. El tratado es un hecho hace dos años y medio, desde que el Gobierno firmó con Corea del Sur este acuerdo.
Esto resulta preocupante porque Corea produce 5 millones de carros. Colombia, un poco más de 100.000 entre GM Colmotores, Sofasa, Hino y Mercedes Benz en buses.

La masa de proveedores para partes con una producción de 5 millones y una de 100.000 unidades es muy diferente.

Entonces, ellos son competitivos, grandes e importantes. Eso es una amenaza para nuestra industria. Son 10 años de desregulación y cada año nos darán un golpecito. Tendremos que ir mejorando. Hemos hecho la tarea, estamos bien parados, pero todavía nos faltan unos años para saber si logramos competir con Corea.

¿Chevrolet llegará este año a 100.000 unidades?

Dependerá mucho del mercado. Cerramos con 25,1 por ciento de participación el año pasado. Para llegar a 100.000 unidades deberían venderse en el país 400.000 anualmente. No veo eso en el 2015.

¿Cuál será el impacto de la más reciente reforma en el sector automotriz?

Esta reforma no la apoyamos en el sentido de que grava a las compañías que hacen inversiones. Uno invierte US$200 millones y termina gravado. Pienso que el impuesto al patrimonio no es el ideal.

Entendemos que hay un hueco fiscal que hay que pagar, pero la línea del patrimonio no es la mejor. Por el otro lado, un estudio de la Andi dice que la carga tributaria para las empresas es muy grande.

No solo pagamos renta, sino impuesto al patrimonio, Cree, ICA, IVA, impoconsumo y demás. Colmotores paga algo así como un 72 por ciento sobre sus utilidades en impuestos. La carga tributaria es demasiado grande.

Quedó claro que debería existir una reforma estructural. El desafío es lograr una forma de cobrar impuestos más simple en la que todos paguen. La evasión tributaria es muy grande en el país.

¿Qué novedades traerá la marca este año?

Los clientes de Chevrolet no dejarán de ver nuevas propuestas.

Este año seguramente serán menos que las vistas en los últimos dos años. Entre finales del 2012 y el año pasado renovamos toda la línea. Sin embargo, no vamos a dejar de sorprender.

Héctor Sandoval D.

hecsan@eltiempo.com