Samsung frenó la presentación de su nuevo Smartphone por los líos del Galaxy Note 7

El mayor fabricante de teléfonos móviles todavía no ha anunciado la fecha de lanzamiento del S8. Sin embargo, ya no será presentado en Barcelona. 

Galaxy Note 7

El Galaxy Note 7 fue comercializado en agosto de 2016, pero un mes después empezó a ser retirado del mercado por fallas en su batería que provocaron explosiones.

EFE

POR:
Portafolio
enero 23 de 2017 - 09:34 a.m.
2017-01-23

Samsung confirmó este lunes que no presentará su nuevo modelo de "smartphone", el Galaxy S8, en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona que arranca el 27 de febrero y que es la feria más importante del sector.

(Lea: Con la muerte del Galaxy Note 7, comenzó la mala hora de Samsung). 

El responsable de la división de telefonía móvil de Samsung Electronics, Koh Dong-jin, lo anunció durante la presentación del informe de la investigación sobre las igniciones espontáneas en su modelo previo, el Galaxy Note 7, que llevó al cese de su producción en octubre pasado, dos meses después de su salida al mercado.

(Le salió costoso el Galaxy Note 7 a Samsung: devolverá dinero a quienes lo compraron). 

Samsung presenta con frecuencia sus dispositivos de la serie Galaxy S durante el congreso, como fue el caso del Galaxy S7 en 2016, que comenzó a vender en marzo.

El mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo todavía no ha anunciado la fecha de lanzamiento del S8, un modelo que viene desarrollando a la par que investiga los incendios del Note 7, que le han costado más de 4.800 millones de euros (5.200 millones de dólares), y de los que responsabiliza a baterías defectuosas.

El Galaxy Note 7 fue comercializado en agosto de 2016, pero a principios de septiembre la firma anunció una retirada sin precedentes tras informarse de más de una treintena de casos de combustiones en terminales en diversos países.

A la llamada a revisión que afectó a unos 2,5 millones de teléfonos, le siguió la entrega de reemplazos que, no obstante, siguieron sufriendo sobrecalentamiento de las baterías, lo que llevó a la compañía a congelar las ventas y cesar la producción de su nuevo dispositivo dos meses más tarde.

Durante su intervención Koh afirmó que Samsung ha tomado "varias medidas correctivas para asegurar que esto nunca vuelva a pasar", según declaraciones recogidas por la agencia Yonhap.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido