Floricultores le apuestan todo a la tasa de cambio en San Valentín

Algo más de 500 millones de tallos de flores colombianas han llegado a Estados Unidos para satisfacer la demanda del día de los enamorados.

La temporada genera más de 18.000 empleos directos, adicionales, en las zonas de cultivo.

La temporada genera más de 18.000 empleos directos, adicionales, en las zonas de cultivo.

La temporada genera más de 18.000 empleos directos, adicionales, en las zonas de cultivo.

Empresas
POR:
Juan C. Domínguez
febrero 11 de 2016 - 07:56 a.m.
2016-02-11

Tras haber cosechado toda el área sembrada y enviarlo casi todo a los Estados Unidos, los floricultores están dedicados a cruzar los dedos y al papel, el lápiz, la tasa de cambio y la calculadora.

La razón está en pedirle al propio San Valentín que se venda todo lo que pidieron las floristerías y que al clima no lo lleguen a afectar las tormentas de nieve que son frecuentes en esta época del año, invierno en el hemisferio norte.

También, lo mejor está en las cuentas, pues la devaluación del peso frente al dólar estadounidense; los reintegros, que se harán en abril, serán con una tasa de cambio 1.000 pesos más alta que la del 2015.

Ese factor cambiario y su impacto en las cuentas de los floricultores se pondrán a prueba desde hoy.

La tasa de cambio, al cierre de ayer, fue de 3.391 pesos por dólar, mientras que hace un año era de 2.371 pesos, reportó el Banco de la República.

Para esa época (febrero del 2015), los floricultores decían que les era rentable; hoy, se supone que mucho más. Para los empresarios de las flores, la tasa de cambio es el mejor arancel para proteger la producción local.

Al cierre de 2014, las ventas de flores a ese país le representaron a Colombia ingresos por más de 2,08 billones de pesos, cifra que se incrementó a 2,74 billones durante el 2015.

Sin embargo, no todo son altos ingresos en pesos, pues deben tenerse en cuenta los incrementos en rubros como los costos de producción (insumos y mano de obra), los gastos administrativos e impuestos.

Por su parte, esta temporada de San Valentín les significa a los floricultores locales el 12 % de sus ventas anuales, es decir, ingresos por más de 0,4 billones de pesos, al cambio del dólar hoy. Vale la pena señalar que, en lo corrido de este siglo, los envíos de flores a los Estados Unidos, han crecido 120 %, al pasar de 472 millones de dólares en el año 2000 a 1.000 millones en 2015.

Además, la temporada les permite generar más de 18.000 empleos directos, adicionales, en las zonas de cultivo.

Sin embargo, pese a la oferta laboral, desde hace tres años esta se está convirtiendo en un dolor de cabeza para los empresarios, pues no se consigue mano de obra en el sector rural y muchos han tenido que enganchar personal en las ciudades cercanas.

Esto –explicó un empresario– se le atribuye a la dependencia cada vez mayor de las remesas que reciben los colombianos del exterior y a que la gente prefiere trabajos más sencillos (ventas ambulantes o dependientes de tiendas) que los ofrecidos por la agroindustria.

Ahora, no todo será fiesta por los reintegros por concepto de ventas, pues estos días son cruciales para que, por supuesto, puedan hacerse efectivas las compras y las entregas, debido a las condiciones climáticas.

Se espera que no se repita esta semana una tormenta de nieve como Jonás, que paralizó a gran parte de la costa este de los Estados Unidos. Esta semana, la zona es afectada por la tormenta invernal Mars, sin mayores consecuencias (al cierre).

Uno de los problemas que hasta hace menos de un año fue preocupante era la oferta de países como Ecuador que está pasando por sus peores épocas.

Por una parte, perdió buena parte del mercado ruso, debido a la crisis económica de ese país y, por otra, al tener su economía totalmente dolarizada, pierde competitividad frente a las exportaciones de flores colombianas.

Por último, los floricultores, las agencias de carga y las aerolíneas reportaron una operación ‘justo a tiempo’ y sin ningún contratiempo desde los aeropuertos de Bogotá y Medellín.

Desde estos se despacharon más de 30 vuelos diarios que llevaron hacia los Estados Unidos mas de 1,5 millones de cajas, cada una de las cuales contiene 300 rosas o 600 claveles.

Las exportaciones de flores colombianas genera de casi 250 millones de dólares anuales por ingresos a las cinco aerolíneas de carga colombianas y estadounidenses dedicadas a este sector y que funcionan desde Colombia.