La estrategia de Sándwich Qbano para no perder su 'mordisco' del mercado

La cadena espera montar 40 puntos este 2017 para sumar 240 en el país, en línea con un momento histórico de expansión que registró en 2016.

Mario Copete, gerente general de Sándwich Qbano, dice que la meta de ventas para este año es de 220.000 millones de pesos.

Mario Copete, gerente general de Sándwich Qbano, dice que la meta de ventas para este año es de 220.000 millones de pesos.

POR:
Portafolio
enero 26 de 2017 - 11:31 p.m.
2017-01-26

La compañía colombiana Sándwich Qbano quiere mantener el ritmo histórico de aperturas que logró en el año pasado con 40 locales nuevos en el país.

(Lea: Sandwich Qbano: de un garaje a una franquicia creciente)

Espera que sus ventas asciendan a 220.000 millones de pesos, con una penetración en zonas de Bogotá y municipios en los que no tiene presencia como Ocaña, Norte de Santander, según el gerente de la cadena, Mario Copete.

El directivo asegura que la reforma tributaria que le cambia el régimen de impuestos a las franquicias no altera los planes de crecimiento de la marca aunque reconoce una presión de los precios.

¿Cómo le fue a la empresa el año pasado?

Contrario a los pronósticos que teníamos en términos económicos a nosotros nos fue muy bien, crecimos un 22 por ciento frente al 2015. Abrimos 40 puntos de venta nuevos. Llegamos a 7 municipios nuevos. Realmente ha sido uno de los mejores años de la historia. Tuvimos récord en aperturas en un solo año. Para mi fue un año excelente.

¿Qué más propició el buen año?

La categoría de comidas rápidas y restaurantes se ha dinamizado. El ingreso de competidores internacionales y el crecimiento de los locales ha hecho que la gente tenga mejores opciones de comer en la calle. El segmento de sándwich ha crecido mucho más y ha hecho que la gente ya lo vea como una comida que no solamente va a preparar en la casa sino que puede comer fuera. Ha habido también una obligación de mantener unos precios debido a la competencia.

¿Cómo está la marca en el país?

Estamos en 49 ciudades con 200 puntos de venta. Hoy la categoría, en general, se ha enfocado más masivamente. Antes, salir a comer estaba relacionado con el entretenimiento o el lujo, pero hoy es una necesidad por movilidad. Hemos llegado al sur de Bogotá.

¿Cómo ve el 2017?

La reforma tributaria y los cambios que se dan en el país generan incertidumbre, pero somos positivos ante eso.

¿Qué le preocupa?


Nos preocupa un poco que la reforma tributaria afectó bastante a las franquicias. El cambio de IVA a Impoconsumo hace que tengamos que asumir el IVA como costo. Eso hace que los precios suban un poco. Es una variable que no podemos controlar.

¿Subirán los precios finales?

Inevitablemente va a haber un incremento. Tratamos que no afecte al consumidor.

¿Cuánto aumentan los costos?

Llegaron a incrementarse más del 10 por ciento y nos impacta en cinco puntos la utilidad, manteniendo el esquema del año pasado.

¿De los 200 locales cuántos son franquicias?

Son 192. Este es un negocio basado en franquiciar. Cada una genera entre 8 a 10 empleos. Generamos 2000.

¿La perspectiva de crecimiento varió por los cambios tributarios?

Hubiésemos querido que la reforma no nos afectara tanto, pero consideramos que debíamos mantener nuestro plan. Entonces sigue siendo el mismo, obviamente con más incertidumbre. Vamos a adaptarnos al cambio, tenemos confianza en que tenemos un buen producto, que nuestros clientes valoran eso y que vamos a salir adelante en esta situación.

¿El costo de la franquicia se afecta para el inversionista?

Estamos tratando de no trasladarle mucho el sobrecosto de los cambios al franquiciado, precisamente tratando de que los negocios sigan siendo rentables y no desacelerar el ritmo que traíamos. De hecho tenemos para este año el reto de abrir 40 puntos de venta, igual que el año pasado, pese a que la mayoría de los negocios están cautelosos y tratando de no abrir muchos.

¿Dónde falta presencia?

Principalmente, en Bogotá hay por hacer. Lo mismo que en ciudades intermedias que están tomando fuerza. Por ejemplo, en Ocaña hay cautela, pero pensamos estar allá. También hay proyectos para abrir un centro comercial en Quibdó. Donde hay clientes, con seguridad vamos a estar.

¿Cuánto esperan crecer?

Creemos que este va a ser un año de estabilidad, vamos a crecer porque vamos a abrir nuevos puntos, pero en la zonas donde estamos nuestra meta es garantizar la estabilidad del negocio. Esperamos estar por encima de los 220.000 millones de pesos en ventas.

¿Cómo están en el exterior?

Tenemos cinco puntos en Panamá y dos en Miami. Continuamos con nuestra iniciativa de abrir en Latinoamérica. Venimos trabajando hace rato en un proyecto con inversionistas en Perú y México pero no ha sido fácil. Estamos más cerca del primer mercado.

¿Cuál es la tarea social que adelantan?

Dentro de nuestra labor de responsabilidad social, tenemos la campaña “Lleno de gracias”. Se trata de trabajar como empresa para mitigar el hambre que se vive. Lo que hicimos en diciembre fue ofrecerle a nuestros clientes que por la compra de un combo ‘Qbano lleno de gracias’, donaríamos un sándwich a personas que lo necesitan.

Hasta el momento hemos entregado 21.000 y nuestra meta es llegar a 25.000. Se ha impactado a 15 fundaciones en todo el país, en su mayoría de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y Santa Marta. Estamos celebrando el fin de la primera fase de esta campaña porque estamos comprometidos con esta causa.

congom@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido