Saviv, una pyme de las que el país tiene para mostrar

El gerente general de Saviv, cuenta cómo su compañía nació en un taller de pintura automotriz, en Bogotá y hoy genera más de 100 empleos.

Eusebio Salamanca

Eusebio Salamanca, gerente general de la compañía colombiana Saviv.

Archivo particular

Empresas
POR:
Portafolio
abril 21 de 2016 - 07:40 p.m.
2016-04-21

Hace 15 años, mientras en la pista número uno del aeropuerto El Dorado despegaban cientos de aviones en sus rutinas diarias, en un costado, en el sector de Engativá, la empresa colombiana Saviv levantaba vuelo como compañía diseñadora de imagen: ese año entregó la primera de las 10 guitarras que ha construido para la firma Hard Rock Cafe, en Colombia y cuatro países más.

En ese momento, la firma llevaba tres lustros tomando aire como un ejemplo de emprendimiento en el país.

Aunque la guitarra es uno de los trabajos de mostrar, no es el único. Saviv, que está cumpliendo 30 años de operaciones, ha tenido entre sus clientes empresas reconocidas en el mundo del comercio, la hotelería y el sector automotor. La cadena Hilton, Carrefour, Cencosud, Mercedes Benz, Porsche, Farmatodo, Cruz Verde y Mazda, entre otras marcas, han acudido al ingenio de la compañía bogotana, que en el 2015 generó ingresos por 8.500 millones de pesos y que en 2016 planea crecer 50 por ciento, es decir, obtener ventas por más de 12.000 millones de pesos.

ASÍ NACIÓ LA EMPRESA

De acuerdo con Eusebio Salamanca, su dueño, esta es una empresa familiar que nació en 1986, producto de un taller de mecánica y pintura automotriz. Uno de sus clientes era Postobón. Allí eran atendidos todos los camiones de distribución de gaseosas de esa compañía. Un día les pidieron que les colocaran a los vehículos los letreros de las marcas de los productos de la empresa de gaseosas.

Lo que la familia Salamanca no se imaginaba era que ese primer trabajo, distinto al de la pintura y la mecánica, se convertiría en la semilla para el nacimiento de una empresa próspera dedicada al diseño de imagen y exhibición, que hoy atiende las líneas de avisos exteriores, señalización interna y externa, material promocional y mobiliario especial.

Eusebio Salamanca, quien más tarde se graduó como profesional en mercadeo, ha sido testigo de la transformación que ha tenido el mundo del diseño. “El cambio ha sido radical. La era de los computadores y la revolución digital han modificado totalmente la forma de hacer nuestro oficio. Hace tres décadas los dibujos se hacían a mano y no había programas tecnológicos, mientras que hoy tenemos mucha tecnología a nuestra disposición”, dice Salamanca.

NEGOCIO EN AUGE

La compañía atraviesa por uno de sus mejores momentos, gracias a la dinámica de sectores afines a su actividad: la infraestructura urbana relacionada principalmente con comercio, hotelería, oficinas y centros de consumo masivo.

“Las compañías están renovando su imagen cada tres o cuatro años, porque es muy importante refrescar la imagen. Esto significa ambientar el espacio, de tal manera que el cliente se motive a comprar y a regresar”.

La empresa, que nació en un taller de pintura automotriz de propiedad de don Ernesto Salamanca, hoy genera 100 empleos directos y 50 indirectos, entre profesionales, técnicos y operarios. “Los diseñadores industriales y gráficos son muy importantes en nuestro negocio. De la misma manera contamos con puestos de trabajo para ingenieros, especialmente industriales. El personal técnico juega un papel importante, y todos son especialistas en sus áreas”.

Salamanca sostiene que “la clave del éxito de la empresa está en que prestamos servicios integrales, es decir, que realizamos trabajos llave en mano, con cumplimiento y calidad.
Además, hacemos mantenimiento de manera permanente. Tenemos servicios posventa y acompañamiento. No se trata solamente de hacer el montaje de una estructura y no regresar. Siempre estamos pendientes del cliente reparando las cosas que se hayan dañado por asuntos de uso o cualquier otro motivo. Nosotros formamos relaciones a largo plazo, con servicio y valor agregado”.

EL SALTO AL EXTERIOR


En sus 30 años de operación, la compañía Saviv ha dejado huella en el exterior, y las posibilidades de ganar terreno fuera del país siguen siendo amplias.

“Nuestra empresa ha realizado trabajos importantes en México, con el montaje de los almacenes de Carrefour, antes de ser vendidos a Cencosud de Chile, y la cadena de almacenes Soriana, de Monterrey, en el diseño y el montaje de sus tiendas Premium.

Además, Saviv no duda en mostrar su trofeo internacional que lo identifica como el fabricante de las guitarras de Hard Rock Cafe en Panamá, Caracas, Lima, Aruba y Colombia”. Se trata del ícono del negocio que fundaron en Londres, en 1971, Isaac Tigrett y Peter Morton.

Saviv ha sido reconocida por varias marcas internacionales como un proveedor confiable, lo que le abre el camino para seguir creciendo en el exterior, donde espera consolidar el posicionamiento interno, que la ha convertido en una pyme colombiana de las de mostrar.